Sergey Nivens - Fotolia

Noticias Manténgase informado sobre las más recientes actualizaciones de productos y noticias de tecnología empresarial.

Intel lanzó versión 4 de su procesador Xeon E7 para acelerar la velocidad de datos

La nueva familia de procesadores está orientada a darle poder de procesamiento al análisis avanzado en tiempo real y computación en memoria.

Para soportar las capacidades de análisis en tiempo real y la computación en memoria, Intel lanzó una nueva versión de su familia de procesadores Xeon E7-8800/4800 v4, que ofrece rendimiento robusto, mayor capacidad de memoria por conector (hasta 3TB), alta confiabilidad y seguridad mejorada por hardware, para que las empresas puedan rápidamente obtener ideas prácticas con analítica a partir de grandes y complejos conjuntos de datos.

De acuerdo con Gartner, las empresas que utilizan ideas basadas en datos son dos veces más propensas a tener resultados financieros superiores, y cinco veces más propensas a tomar decisiones más rápidamente que la competencia, por lo que no es sorpresa que muchas compañías estén invirtiendo en sistemas analíticos.

Intel señaló que sus nuevos procesadores son ideales para escalar plataformas, realizar grandes tareas de computación para análisis en tiempo real, así como para cargas de trabajo con uso intensivo de datos, como procesamiento de transacciones en línea (OLTP), gestión de cadena de suministro (SCM) y gestión de recursos empresariales (ERP), entre otras.

“Los procesadores Intel Xeon E7 v4 ofrecen rendimiento hasta 1.4 veces mayor, hasta 10 veces mayor rendimiento por dólar y la mitad del consumo de energía en comparación con soluciones basadas en el IBM Power8”, dijo el fabricante en un comunicado. 

Opciones avanzadas

La nueva familia de procesadores ofrece espacio para el crecimiento con cuatro y ocho conectores, y opciones para hasta 64 conectores mediante controladores de nudo de terceros. También brinda una capacidad en memoria de hasta 24TB en un sistema con ocho conectores, lo que permite que enormes conjuntos de datos sean almacenados completamente en la memoria y no en discos duros, para acelerar el tiempo de respuesta y toma de decisiones.

Asimismo, los procesadores incluyen más de 70 funcionalidades de confiabilidad, disponibilidad y servicio (RAS), incluyendo la tecnología Intel Run Sure, exclusiva de los procesadores Intel Xeon E7. Estas características RAS ofrecen integridad avanzada para los datos y aptitud para sistemas de misión crítica, pues reducen la frecuencia y los costos asociados a periodos de inactividad de los servidores. Además, mejores mecanismos de recuperación de error y funciones como la memoria espejada aseguran una alta confiabilidad de datos sin elevar los requisitos de memoria de todo el sistema.

Los procesadores también mejoran el rendimiento de la virtualización asistida por hardware, y de la gestión de recursos, disminuyendo las latencias al entrar y salir de las máquinas virtuales (VM), al igual que las interrupciones en las VM mediante interrupciones publicadas y menos sobrecarga en ambientes tolerantes a fallas con registro de modificación de páginas.

Asimismo, la nueva versión de procesadores Xeon E7 permite mayor control de la infraestructura de TI al incluir recursos avanzados de telemetría y tecnologías de orquestación, como la tecnología Intel Resource Director. Estas funciones ofrecen mayor visibilidad y control sobre los recursos de plataformas compartidas, dando por resultado una planificación eficiente, cargas balanceadas y migración de cargas de trabajo entre máquinas virtuales.

Seguridad mejorada por hardware

Los procesadores incorporan nuevos recursos de seguridad para proteger las aplicaciones de misión crítica más ricas en datos al cifrar estos mucho más rápido, en tanto mejoran la detección de amenazas sofisticadas y aumentan la protección contra ataques malintencionados. Las funciones de seguridad mejoradas por hardware de los procesadores ofrecen un rendimiento hasta 70% mayor en la encriptación por núcleo, lo permite proteger mejor una mayor cantidad de datos, con un impacto mínimo en el rendimiento de los sistemas, y con protección de malware mejorada.

Además, Intel OS Guard ahora incluye una protección de acceso en el modo de supervisor, para permitir accesos privilegiados que ofrezcan más control sobre cuáles usuarios pueden tener acceso a los datos sensibles del sistema, y también para ayudar a evitar que un usuario malintencionado explore vulnerabilidades y otros sistemas a través del centro de datos.

Próximos pasos

No olvide revisar también:

Intel trabaja con líderes móviles para acelerar el camino hacia 5G

Para Intel, el servidor es clave en el crecimiento de las PyMEs

Rackspace e Intel lanzan un centro de entrenamiento en OpenStack

Iniciativas y alianzas de Intel para implementar redes de comunicación listas para nube

Investigue más sobre Cómputo de alto rendimiento

Inicie la conversación

Envíenme notificaciones cuando otros miembros comenten sobre este artículo.

Por favor cree un Nombre de usuario para poder comentar.

- ANUNCIOS POR GOOGLE

Close