phive2015 - stock.adobe.com

Noticias Manténgase informado sobre las más recientes actualizaciones de productos y noticias de tecnología empresarial.

Tokio 2020 se ve afectado por una filtración de datos

Los nombres de usuario y las contraseñas de poseedores de entradas para los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 y de los voluntarios de los eventos habrían sido comprometidos, pero un funcionario del gobierno afirma que la filtración de datos no fue grande.

Los nombres de usuario y las contraseñas de los poseedores de entradas para los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 y de los voluntarios de los eventos se filtraron al parecer en internet, según declaró la semana pasada un funcionario del gobierno japonés.

El funcionario declaró a la agencia de noticias Kyodo, bajo condición de anonimato, que las credenciales robadas pudieron utilizarse para acceder a los sitios web de los voluntarios y los poseedores de entradas, comprometiendo datos personales como nombres, direcciones y números de cuentas bancarias.

Afirmando que la escala de la filtración de datos «no fue grande», el funcionario dijo que se tomaron medidas para evitar una mayor propagación de los datos comprometidos.

El gobierno japonés se ha estado preparando para una mayor intensidad de ataques que los lanzados contra los juegos de Río y Londres. Junto con el comité organizador de Tokio 2020, ha llevado a cabo ejercicios de ciberseguridad, como el Cyber Colosseum (cibercoliseo), para simular posibles ataques, tanto en ciudades como en zonas rurales.

A principios de este año, también formó a 220 hackers de sombrero blanco de empresas japonesas de TIC, como NTT y NEC, en un programa de formación en seguridad desarrollado por el Instituto Nacional de Tecnología de la Información y las Comunicaciones de Japón.

Mihoko Matsubara, estratega jefe de ciberseguridad de NTT, señaló en un informe de febrero de 2021 sobre la estrategia de ciberseguridad de Japón para Tokio 2020, que la pandemia de coronavirus ha complicado las formas de asegurar el evento tanto física como virtualmente.

Dado que más del 90 % de los miembros del comité organizador de Tokio 2020 trabajan desde casa para evitar los contagios de covid-19, Matsubara señaló que era importante asegurar no solo las infraestructuras relacionadas con Tokio 2020, como la electricidad, el transporte y las sedes, sino también los entornos de trabajo remotos.

Los Juegos Olímpicos siempre han sido objeto de amenazas que buscan sacar provecho del evento. Durante Londres 2012, se produjeron seis grandes ciberataques, incluidos ataques de denegación de servicio distribuidos en los sistemas eléctricos que duraron 40 minutos. Los hacktivistas también hicieron llamamientos en las redes sociales para lanzar ataques similares en momentos concretos.

En Río 2016, el Comité Olímpico Internacional dijo que fue objeto de ataques regulares. También se enviaron correos electrónicos de suplantación de identidad a los atletas para intentar robar credenciales que pudieran utilizarse para acceder a una base de datos de la Agencia Mundial Antidopaje.

Investigue más sobre Las amenazas de seguridad de la información

Close