mast3r - stock.adobe.com

Evaluar Conozca los pros y contras de las tecnologías, productos y proyectos que está considerando.

Diferencias entre buen estado vs. bienestar del empleado

Los términos ‹buen estado del empleado› y ‹bienestar del empleado› a veces se usan indistintamente, pero muchos los consideran diferentes. Esto es lo que debe saber.

Es probable que los empleados saludables tengan costos de atención médica más bajos, se enfermen con menos frecuencia y que tengan una mejor moral, por nombrar solo algunos beneficios. Sin embargo, COVID-19 y sus efectos han hecho que ayudar a los empleados a estar y mantenerse saludables sea aún más difícil que antes.

Muchos líderes empresariales y de RR.HH. se dan cuenta de que los empleados necesitan su ayuda durante este momento difícil y que le costará a la empresa si no ayudan. Si está examinando los esfuerzos relacionados con la salud de su propia empresa ahora, debe comprender las distinciones relacionadas con el buen estado (wellness) de los empleados y el bienestar (well-being) de los empleados, y cómo la terminología podría contribuir o dañar su programa.

Si bien no existe un acuerdo universal férreo sobre lo que significa exactamente cada término, surgen asociaciones y connotaciones comunes. He aquí un vistazo a cada uno y por qué la terminología podría ser importante.

Buen estado de los empleados

Buen estado (wellness) es el estado de buena salud. Tiene un sonido definitivo y su extensión al lugar de trabajo lo refleja. En el ámbito del bienestar corporativo, el buen estado de los empleados tiende a centrarse solo en la salud física. En otras palabras, el buen estado de los empleados tiende a consistir en ponerse en forma, perder peso o mejorar otros indicadores físicos.

Los programas de buen estado para empleados tienden a enfatizar conceptos como el manejo de enfermedades o la nutrición. Muchos programas de buen estado tienen un enfoque limitado o consisten en esfuerzos únicos, como exámenes de salud. Como resultado, los empleados pueden ver estos programas como ineficaces, duplicados de lo que ya saben o simplemente inadecuados para abordar cualquier problema real y, a su vez, ignorarlos.

A medida que las empresas receptivas y los departamentos de recursos humanos reconocieron estos problemas, ampliaron el enfoque relacionado con la salud de los empleados al bienestar (well-being) de los empleados.

Bienestar de los empleados

En comparación con el buen estado, muchas definiciones de bienestar son más completas. Los programas que se centran en el bienestar de los empleados tienden a comprender una visión ampliada de la salud. El bienestar de los empleados abarca la salud física, emocional y mental, y está estrechamente asociado con la felicidad. Algunos programas que se centran en el bienestar incluso incluyen la salud financiera en esa combinación. El desarrollo profesional también puede ser parte del bienestar, ya que los empleados que se sienten valorados en el trabajo probablemente sean más felices en general.

Muchas iniciativas de buen estado anticuadas ocurren en un solo día, pero los eventos del programa de bienestar se llevan a cabo durante un período de tiempo más largo. Por ejemplo, un grupo de apoyo continuo para empleados podría ser parte de un programa de bienestar. Esto refleja el énfasis del programa en la salud a largo plazo en lugar de soluciones rápidas.

El bienestar de los empleados puede incluir componentes tan variados como una iniciativa de voluntariado, programas de salud mental y una política de trabajo flexible.

La investigación está aumentando para respaldar la creencia de que el bienestar es importante para la productividad. Los estudios han encontrado que los trabajadores a los que les va bien en cada faceta del bienestar (salud física, emocional y mental) tienen más probabilidades de ser productivos en el lugar de trabajo.

La felicidad, que está estrechamente asociada con el bienestar, también tiene una estrecha relación con la productividad. Un estudio realizado por la Escuela de Negocios Saïd de la Universidad de Oxford encontró que los trabajadores felices son un 13 % más productivos, mientras que una investigación realizada por la Universidad de Warwick concluyó que los trabajadores felices son un 12 % más productivos.

Investigue más sobre Estrategias y tips de gestión

Close