marrakeshh - Fotolia

Noticias Manténgase informado sobre las más recientes actualizaciones de productos y noticias de tecnología empresarial.

Presupuesto para ciberseguridad aumenta, pese a recortes por COVID-19

El 59 % de las compañías de América Latina tiene previsto incrementar el gasto en seguridad de TI en los próximos tres años, señala informe de Kaspersky.

La ciberseguridad sigue siendo una inversión prioritaria para las empresas en América Latina. Por ello, de acuerdo con el informe "Ajuste de la inversión: alineando los presupuestos de TI con las prioridades de seguridad", realizado por Kaspersky, la proporción de la seguridad informática en el presupuesto general de TI creció del 22 % en 2019 al 30 % en 2020 en las PyMES, y del 27 % al 34 % en las empresas de mayor tamaño.

Asimismo, el 59 % de las organizaciones espera aumentar su presupuesto de ciberseguridad en los próximos tres años. Todo ello a pesar de que, en términos generales, durante la pandemia del COVID-19 se ha recortado el gasto de TI y el de ciberseguridad en particular, especialmente entre aquellas PyMES más impactadas económicamente.

El estudio realizado por Kaspersky, con base en una encuesta hecha a más de 5.000 profesionales de TI y ciberseguridad en 31 países, analiza las últimas tendencias económicas en seguridad TI y su relación con lo acontecido este año. Según refleja la investigación, la partida del presupuesto de TI dedicada a la seguridad sigue creciendo año tras año en los países de la región: de $114.000 dólares en 2019 a $250.000 dólares en 2020 en el caso de las PyMES latinoamericanas; y de $13 millones de dólares en 2019 a $20 millones de dólares en 2020 en las grandes empresas.

Sin embargo, un pequeño porcentaje de las empresas, 9 % de las PyMES y 13,5 % de las grandes compañías latinoamericanas, tienen previsto reducir el gasto en seguridad de TI en los próximos tres años. De estas últimas, el 28 % alega que la alta dirección no ve ninguna razón para invertir tanto en seguridad de TI, mientras que otro 28 % comentó que pueden tomar esta decisión debido a que las funciones de seguridad informática han sido asumidas por empresas de outsourcing.

En el caso de las PyMES, 34 % comentaron que consideran que han asegurado lo suficiente y no hay necesidad de hacer mayores inversiones en seguridad informática. La necesidad de recortar los gastos generales de la empresa y optimizar los presupuestos (34 %) es otro de los principales motivos. Las pequeñas y medianas empresas han sido las más afectadas por el confinamiento: más de la mitad, en todo el mundo, ha sufrido un descenso de las ventas o experimentado restricciones en el flujo de caja, por lo que han tenido que optimizar sus gastos para sobrevivir. Esto tiene un impacto en la ciberprotección, por lo que es importante que este tipo de compañías encuentren una forma de mantenerse a salvo de los ciberriesgos en un momento tan difícil.

"El 2021 seguirá forzando a las empresas en la tesitura de concentrar sabiamente todos sus recursos y esfuerzos para mantenerse a flote. Aunque se revisen los presupuestos, eso no significa que la ciberseguridad deba bajar en la lista de prioridades. Recomendamos que aquellas compañías que tengan que dedicar menos recursos a la ciberseguridad en los próximos años sean inteligentes y utilicen todas las opciones disponibles para reforzar sus sistemas de protección, recurriendo a las soluciones de seguridad gratuitas disponibles en el mercado e introduciendo programas de concienciación sobre seguridad en toda la organización. Estos pequeños pasos pueden marcar la diferencia, especialmente en las PyMES", comentó Alexander Moiseev, director global de Negocios en Kaspersky.

Kaspersky sugiere a las pequeñas y medianas empresas que sigan las siguientes recomendaciones para mantener la seguridad, incluso con presupuestos limitados:

  • Mantenga siempre al equipo al tanto de los riesgos de seguridad de TI, como el phishing, las amenazas web, el malware bancario y otros que pueden afectar a los empleados en su rutina de trabajo diaria. Existen cursos de formación que enseñan prácticas de seguridad, como los que proporciona Kaspersky Automated Security Awareness Platform. Utilice formatos que ayuden a los empleados a recordar las normas de ciberseguridad, como pósters en el espacio de trabajo.
  • Establezca la práctica de utilizar contraseñas seguras para acceder a los servicios corporativos. Utilice la autenticación multifactorial para el acceso a servicios remotos.
  • Asegúrese de que todos los dispositivos corporativos estén protegidos con contraseñas fuertes y que éstas se cambien de manera regular.
  • Utilice servicios y plataformas basados en la nube probados cuando transfiera datos empresariales. Asegúrese de que protege con contraseñas todos los archivos compartidos, por ejemplo, en Google Docs, o póngalos a disposición de un círculo limitado dentro de un grupo de trabajo.
  • Utilice una herramienta gratuita de seguridad para endpoint, como Kaspersky Anti-Ransomware Tool for Business, que ofrece protección tanto para PC como servidores frente a una amplia gama de amenazas, como el ransomware, los criptomineros, el adware, el software pornográfico y los exploits, entre otros.
  • Existen también algunas herramientas útiles y gratuitas que podrían ayudar a cubrir necesidades específicas de ciberseguridad, como la comprobación de archivos, direcciones IP, dominios y URL sospechosos. Por ejemplo, Kaspersky Threat Intelligence Portal.

Investigue más sobre Gestión de la seguridad de la información

Close