Stephen Finn - stock.adobe.com

Evaluar Conozca los pros y contras de las tecnologías, productos y proyectos que está considerando.

Localizar las vulnerabilidades de OT aún no es prioridad en DC mexicanos

A pesar de los ciberpeligros actuales, 80 % de las empresas mexicanas no han realizado una valoración digital de sus equipos, redes y sistemas en años, señalan datos de Schneider Electric.

Además de los retos a los que se enfrentan las empresas para salvaguardar sus equipos y garantizar la continuidad de sus operaciones, cada vez más tienen que protegerse de los ataques de delincuentes cibernéticos, especialmente en industrias como la financiera, petróleo y gas, industrial y energética. A esto se suma los 150 billones de dispositivos que operan y se encuentran conectados por sensores, medidores y procesadores de información, los cuales son un puente directo para cualquier tipo de ciberataque y que requieren contar con el mejor blindaje posible.

Aunque estas violaciones han existido desde el inicio de la era digital, los ataques van en aumento y llegan a los 15 millones por día a nivel global, generando pérdidas globales equivalentes a tres o cuatro billones de dólares al año, asegura la empresa de energía y automatización Schneider Electric, quien señala que México se encuentra entre los países con mayor número de violaciones por estos ataques.

Para prevenir y contrarrestar las consecuencias de estos ataques, es fundamental que las instituciones lleven a cabo una valoración periódica en los equipos, pero esta práctica aún no cobra la importancia necesaria en el país. De acuerdo con datos de Schneider Electric, 80 % de las empresas mexicanas no han realizado una valoración en años, mientras los ciberdelincuentes no dejan de diseñar nuevas formas de penetrar los sistemas.

En el 70 % de los casos, revela Schneider Electric, las violaciones digitales son causadas por un mal manejo de los sistemas y equipos, lo cual deja en evidencia la necesidad de valorar de forma continua su condición actual y el estado de la red para verificar que no existan ventanas abiertas que puedan derivar en posibles afectaciones.

Para el proveedor, los tres pilares para asegurar mejor una organización, especialmente en sectores más vulnerables como el de energía, son: Equipos y tecnología, que deben incluir productos con protección integrada; entrenamiento de personal, pues la capacitación y actualización es fundamental para que sepan qué hacer y qué evitar para prevenir eventos o responder ante ellos; y procesos, que son todas las condiciones sistemáticas para evitar dejar ventanas de vulnerabilidad.

El enorme avance de la tecnología «provoca que los equipos se vuelvan más susceptibles a los ciberataques. Un ejemplo claro es el sector energético y en segmentos (…) como el minero y el de petróleo y gas», comenta Felipe Rivera, vicepresidente de la división de Automatización de procesos de Schneider Electric México y Centroamérica. El ejecutivo indica que, como expertos en infraestructura OT, están ofreciendo pruebas gratuitas para valorar los equipos de los usuarios para ayudar a concientizar sobre las vulnerabilidades que puedan estar presentes en sus activos.

Investigue más sobre Gestión de la seguridad de la información

Inicie la conversación

Envíenme notificaciones cuando otros miembros comenten sobre este artículo.

Por favor cree un Nombre de usuario para poder comentar.

- ANUNCIOS POR GOOGLE

Close