stock.adobe.com

Noticias Manténgase informado sobre las más recientes actualizaciones de productos y noticias de tecnología empresarial.

Crece el presupuesto en seguridad y ciberseguridad, aunque falta estrategia

Las empresas mexicanas destinan un 5,1% del presupuesto total destinado a TI a la seguridad, pero se siguen enfocando en los ataques externos, señala Allot.

La creciente inseguridad en México ha llevado a las empresas a invertir cada vez más en recursos para estar protegidas. Para 2018, las compañías mexicanas que invierten más del 5% de su presupuesto anual de operaciones en seguridad aumentó a 38%, en comparación con el 16% en 2016, según el Sondeo de Seguridad 2018 de la American Chamber of Commerce Mexico (AmCham).

Este informe destaca que los ataques al transporte de la cadena de suministro (42,1%), la extorsión virtual (39,9%) y el robo (39,9%) fueron los delitos más frecuentes al que se enfrentaron las empresas, aunque las amenazas cibernéticas fueron citadas por 18% de las empresas y los ciberataques por 13,2%.

A pesar de este escenario, en México, las empresas destinan un 5,1% del presupuesto total destinado a TI a la seguridad, mientras que el resto del mundo destina un promedio del 4%. Y, de acuerdo con un estudio de Pricewaterhouse Coopers (PwC), 44% no cuenta con una estrategia general de seguridad de la información.

«El problema es que muchas empresas se centran en el cumplimiento de las normativas y no en los riesgos reales», asegura Francisco Cayuela, responsable de Allot (proveedor de soluciones de seguridad e inteligencia de red) para Latinoamérica. Para el ejecutivo, las empresas requieren una estructura que les convenga en la gestión de la información y prevención de ataques. Por ello, recomienda desconcentrar el presupuesto de seguridad de TI y dar más autonomía en la toma de decisiones en este sector.

Cayuela también dice que la mayoría de las empresas se protegen únicamente de los ataques que vienen del exterior, pero pocos piensan en la seguridad interna. Por ejemplo, el 80% de las empresas mexicanas permiten el uso de dispositivos personales o Android en sus redes corporativas, lo que provoca que sean más vulnerables a un ciberataque ya que el malware móvil (virus informático) se ha convertido en una de las vías más comunes para generar brechas de ciberseguridad.

Asimismo, según PwC, los ex empleados son los principales autores de ataques internos contra las compañías, siendo citados por 35,4% de sus encuestados, seguidos por antiguos proveedores (27,5%) y empleados actuales (26,7%). En cuanto a las amenazas externas, las principales fuentes son hackers (34,9%), competidores (27,2%) y el crimen organizado (24,1%).

Otro desafío que las empresas deben enfrentar, afirma Cayuela, es el crecimiento exponencial de los dispositivos enlazados que ingresan nuevas vulnerabilidades y una creciente superficie para los ataques. De hecho, se espera que para el 2020 haya un promedio de 33 mil millones de puntos terminales conectados. Ante esto, el ejecutivo recomienda a las empresas considerar herramientas que entreguen protección de manera amplia, a través de la red del proveedor de servicios de telecomunicaciones, en lugar de a través de una aplicación.

Próximos pasos

Quizás quiera revisar también:

Preocupación por ciberseguridad en Brasil se generaliza

Añadir ciberseguridad como servicio a un plan de BC/DR

Cómo arreglar las cinco principales vulnerabilidades de ciberseguridad

Cuál es el mejor modo de mantener los marcos de ciberseguridad más importantes

Profundice más

Inicie la conversación

Envíenme notificaciones cuando otros miembros comenten sobre este artículo.

Por favor cree un Nombre de usuario para poder comentar.

- ANUNCIOS POR GOOGLE

Close