rost9 - stock.adobe.com

Noticias Manténgase informado sobre las más recientes actualizaciones de productos y noticias de tecnología empresarial.

Watchdog urge la regulación biométrica en la política del Reino Unido

El informe anual del comisionado de biometría del Reino Unido advierte que la falta de leyes claras sobre la aplicación de las tecnologías podría socavar aún más la privacidad y la confianza de los ciudadanos.

Un informe ha instado al gobierno del Reino Unido a introducir una legislación para regular el uso de tecnologías biométricas en las fuerzas policiales a medida que aumentan los riesgos relacionados con la privacidad y la pérdida de confianza pública en la tecnología.

En su informe anual, el comisionado de biometría Paul Wiles destacó los peligros de los despliegues biométricos en curso en la vigilancia policial sin leyes claras.

Si bien el Parlamento decidió la «proporcionalidad» del uso del ADN y las huellas dactilares, las nuevas capacidades, especialmente el reconocimiento facial, aún carecen de un marco legal específico.

Sin embargo, las fuerzas policiales están avanzando con los juicios públicos de estas tecnologías. En algunos casos, tales experimentos, que tienen la intención de evaluar la tecnología antes de su puesta en marcha, han visto a personas interrogadas e incluso detenidas erróneamente. Tales enfoques podrían llevar a serias consecuencias, señaló el comisionado.

«La pregunta estratégica es si el público mantendrá su confianza en el uso de la biometría por parte de la policía si el importante tema de la proporcionalidad no ha sido decidido de manera independiente por nuestros representantes electos, en lugar de la propia policía», escribió Wiles en el informe de 141 páginas.

«Es difícil ver que cualquier otro órgano que no sea el Parlamento sea el árbitro apropiado de proporcionalidad con respecto a cómo se debe equilibrar la pérdida de privacidad de los ciudadanos con el ejercicio de un poder policial», agregó.

Sin embargo, Wiles argumentó que «existe una brecha entre el ritmo de desarrollo de la biometría y la capacidad del gobierno para responder».

El comisionado también notó los problemas relacionados con el desarrollo de bases de datos biométricas en todo el gobierno «sin reglas de gobierno claras o una estrategia general del gobierno ni un marco legislativo claro y específico».

Ejemplos de dichas bases de datos son las aplicaciones bajo el programa Biometría del Ministerio del Interior (Home Office Biometrics o HOB), que incluye dos sistemas biométricos nacionales que proporcionan huellas dactilares, ADN y concordancia facial.

Según el comisionado, se necesita más claridad y gobernanza en relación con los programas HOB y la búsqueda en las bases de datos policiales por parte de otros organismos públicos.

En cuanto al uso de los datos en todos los departamentos, Wiles dijo que está «muy preocupado» por el Ministerio de Defensa realizando búsquedas en la base de datos de huellas digitales de la policía nacional sin una base legal acordada y claramente definida.

«No hay nada intrínsecamente incorrecto en el alojamiento de una serie de bases de datos en una plataforma de datos común con separación lógica para controlar y auditar el acceso, pero a menos que las reglas de gobierno que subyacen a estas separaciones se desarrollen pronto, existen claros riesgos de abuso», dijo Wiles.

El comisionado señaló que las reglas para regular el uso de la biométrica en las fuerzas policiales podrían estar muy lejos, dado el enfoque actual del gobierno en el Brexit.

«Los ministros del Ministerio del Interior actualmente no muestran signos de proponer un nuevo marco legislativo con reglas específicas que regulen el uso policial de los nuevos datos biométricos en Inglaterra y Gales», dijo.

«No sé si esto es porque no están de acuerdo con la necesidad de tal legislación o si esto es solo otra casualidad de la necesidad de centrarse en los asuntos de Brexit».

La estrategia biométrica del Reino Unido se lanzó en 2018 y ha sido criticada por no proporcionar una estrategia o un marco de gobernanza detallados y coherentes.

El Ministerio del Interior emitió una respuesta al informe del comisionado, indicando que está trabajando para mejorar los acuerdos de gobierno y supervisión en torno a la biométrica, en particular cuando se trata de innovaciones emergentes.

En la respuesta, la ministro de lucha contra el extremismo, Susan Williams, dijo que el gobierno acoge con satisfacción el debate sobre seguridad pública y privacidad sobre el uso de datos biométricos y que el Ministerio del Interior pronto proporcionará una actualización del trabajo para simplificar y ampliar el gobierno de los datos biométricos.

Williams también declaró que el Ministerio del Interior está trabajando para resolver el problema de las reglas de acceso para las bases de datos biométricas que involucran datos de varias agencias en la misma plataforma, como huellas dactilares de la policía y la inmigración, a través del trabajo de gobernanza y bajo HOB.

A pesar de sus críticas al enfoque actual de la gobernanza biométrica, Wiles elogió una nueva prueba de concepto, las Soluciones de análisis de datos nacionales (NDAS) financiadas por el Ministerio del Interior, que tienen como objetivo utilizar el análisis de datos y el aprendizaje automático para obtener mejores conocimientos a partir de los datos policiales

«Me ha impresionado lo cuidadosamente que el actual programa NDAS ha pensado cómo se deberían usar tales análisis, especialmente el peligro de sesgo y las limitaciones que debe haber en el uso de cualquier predicción que se relacione con el riesgo presentado por un individuo», dijo Wiles.

Profundice más

Inicie la conversación

Envíenme notificaciones cuando otros miembros comenten sobre este artículo.

Por favor cree un Nombre de usuario para poder comentar.

- ANUNCIOS POR GOOGLE

Close