Guía Esencial

Navegue en las secciones

BACKGROUND IMAGE: sakkmesterke - stock.adobe.com

Este contenido es parte de Guía Esencial: Guía esencial: Retos y avances del cómputo empresarial
Noticias Manténgase informado sobre las más recientes actualizaciones de productos y noticias de tecnología empresarial.

Acuerdo HPE-Cray trae supercomputadores a las empresas para la IA

El acuerdo de 1.300 millones de dólares de HPE para adquirir el pionero de la supercomputación Cray Inc. debería posicionar mejor a la empresa en el mercado de HPC entre los departamentos de TI que buscan mayor capacidad para ejecutar las cargas de trabajo de IA.

Con la esperanza de resucitar su fortuna en el mercado de la supercomputación, HPE compró a Cray Inc. por $ 1,3 mil millones en un acuerdo que podría cambiar el panorama de ese mercado.

En una conferencia de prensa a primera hora de la mañana, el CEO de HPE, Antonio Neri, dijo que las respectivas carteras de computación de alto rendimiento (HPC) de las compañías son complementarias, ya que cada una ha entregado tecnologías innovadoras en áreas diferentes, pero clave. Neri enfatizó que las tecnologías de Cray son altamente modulares y serán beneficiosas para las capas de computación por debajo del nivel de HPC.

«Lo que realmente nos trae Cray es lo que yo llamo las tecnologías fundamentales», dijo Neri. «(Cray ha entregado) la próxima generación de cadenas de herramientas de interconexión y de software que son realmente críticas para administrar estas cargas de trabajo que requieren un uso intensivo de datos».

HPE espera que el acuerdo aumente su presencia en los negocios federales y académicos, así como en la venta de productos de supercomputación a sus departamentos de TI corporativos.

Se espera que el acuerdo HPE-Cray se cierre en el primer trimestre del año fiscal 2020 de HPE.

HPE adquiere el borde exascale de Cray

Un analista dijo que el acuerdo HPE-Cray podría poner a Hewlett Packard Enterprise en una mejor posición para ganar varios contratos importantes del gobierno.

«Con este acuerdo, están ganando más credibilidad en la parte alta del mercado», dijo Steve Conway, vicepresidente senior de investigación de Hyperion Research. «Las grandes adquisiciones de dinero que se encuentran en los $ 300 millones a $ 600 millones cada uno son los sistemas de exaescala que vienen, y Cray ha tenido un gran desempeño con estos. HPE aún no ha podido competir bien, pero con Cray a bordo ahora eso cambiará».

El valor de Cray para HPE puede haber aumentado considerablemente con dos importantes contratos de EE. UU. recientemente adjudicados para el desarrollo de computadoras de exaescala en 2021. La exaescala representa el próximo gran salto en el poder de cómputo, un aumento de 1.000 veces con respecto a la petaescala, alcanzada por primera vez en 2008.

Estos contratos incluyen la supercomputadora Frontier en el Laboratorio Nacional Oak Ridge del Departamento de Energía de los EE. UU., un sistema de exaescala que cuesta $ 600 millones. El sistema Shasta de Cray, así como su Slingshot de interconexión, también se están utilizando en un segundo sistema a exaescala de Estados Unidos, Aurora, en el Laboratorio Nacional de Argonne. Ese sistema costará $ 500 millones, con Cray como subcontratista de Intel en ese sistema.

Los funcionarios de la compañía no comentaron sobre qué significaría el acuerdo HPE-Cray para «La Máquina», un servidor que promocionó hace más de cuatro años como un sistema con «una arquitectura de cómputo revolucionaria», que aún tiene que encontrar su camino hacia el mercado.

Acuerdo de HPE-Cray se une en IA

Ambas compañías apuntan hacia donde convergen los mercados comerciales y de HPC, un lugar donde HPE tiene algo de experiencia, pero no Cray, dijo Conway. La inteligencia artificial y el aprendizaje automático están impulsando el crecimiento en esos mercados convergentes, dijo Conway.

«Claramente, HPE tiene más experiencia (en los mercados comerciales) que Cray, y Cray está persiguiendo las muy grandes computadoras gubernamentales de próxima generación», dijo Conway. «Estas computadoras de próxima generación arrasarán en todo el mercado debido a la creciente necesidad de cosas como el ML y la IA y el aprendizaje profundo», dijo.

Esta adquisición representa un cambio importante en el mercado de HPC. En la actualidad, solo hay tres proveedores principales de HPC en los Estados Unidos: Dell, IBM y ahora la compañía combinada de HPE-Cray. Los proveedores de HPC de Estados Unidos alguna vez dominaron el mercado global de HPC, pero ahora están bajo una intensa competencia, particularmente de China.

La llegada de la computación a exaescala está acelerando la carrera para construir las computadoras más rápidas del mundo. A principios de este año, IBM lanzó sus supercomputadoras Summit y Sierra en el Laboratorio Nacional de Oak Ridge y en el Laboratorio Nacional de Lawrence Livermore; ahora están clasificadas como las dos computadoras más rápidas del mundo, respectivamente. El acuerdo HPE-Cray debe pasar por una revisión regulatoria, pero es poco probable que se encuentre con problemas regulatorios porque el negocio principal de Cray está en el extremo más alto del mercado de HPC y no se superpone en gran medida con el negocio de HPE, dijo Conroy.

«Hay suficientes competidores importantes, como IBM y Dell, para que la compañía combinada HPE-Cray no acorrale el mercado ni elimine la presencia de precios competitivos», dijo Conroy.

El hecho de que se planteen cuestiones antimonopolio competitivas depende de cómo el gobierno considera el mercado de las computadoras grandes, dijo Dan Olds, analista de HPC y socio de la consultora OrionX.

«Si ven la supercomputación de HPC como un mercado distinto y separado, entonces probablemente querrán echar un vistazo de cerca a este acuerdo y posiblemente podrían objetar», dijo Olds. «Si no ven a HPC como un mercado separado y distinto, existe una gran posibilidad de que este acuerdo no reciba mucho escrutinio».

Mercado de supercomputación en alza

Se espera que el mercado de HPC aumente de $ 28 mil millones este año a $ 35 mil millones para 2021, dijo HPE. Dentro de ese mercado, la demanda de sistemas a gran escala pondrá en juego unos $ 4 mil millones en ventas dentro de cinco años, agregó la compañía.

Con base en Seattle, la historia de Cray se remonta a 1972, cuando el fundador Seymour Cray creó Cray Research. Sus sistemas se fabrican en Chippewa Falls, Wisconsin, donde creció Cray.

La compañía ha tenido dificultades financieras en los últimos tiempos, lo que, sin duda, la hizo madura para su adquisición. Cray registró $ 456 millones en ingresos en 2018, pero perdió $ 72 millones. Sin embargo, el sangrado se desaceleró en comparación con 2017, cuando Cray perdió $ 134 millones.

En su informe de ganancias del primer trimestre de este mes, Cray reportó $ 72 millones en ingresos y una pérdida de $ 29 millones. Esos resultados se compararon con $ 80 millones y $ 25 millones, respectivamente, en el trimestre anterior.

Las cosas comenzaron a mejorar recientemente, gracias al contrato de Cray con el Laboratorio Nacional de Oak Ridge para su sistema Shatsta exascale. Sin embargo, los sistemas de Shasta no se enviarán hasta el final de este año, y los ejecutivos de Cray han caracterizado el 2019 como una fase de transición para el negocio.

La tecnología de Cray se unirá a la familia de sistemas HPC de HPE, como Apollo y SGI. Los planes a más largo plazo incluyen HPC como servicio y trabajo en IA y aprendizaje automático en conjunto con el servicio de precios de consumo flexible de Greenlake de HPE.

Greenlake podría ser atractivo para los socios y clientes que desean ofrecer o aprovechar los sistemas HPC, pero que no tienen el deseo o la capacidad de realizar una inversión financiera masiva que sería necesaria para uno.

Inicie la conversación

Envíenme notificaciones cuando otros miembros comenten sobre este artículo.

Por favor cree un Nombre de usuario para poder comentar.

- ANUNCIOS POR GOOGLE

Close