beebright - stock.adobe.com

Noticias Manténgase informado sobre las más recientes actualizaciones de productos y noticias de tecnología empresarial.

5G Americas: Es necesario apoyo municipal para llevar 5G a Brasil

Uno de los mayores problemas que enfrentan los proveedores de telecomunicaciones en América Latina es la lentitud de las autorizaciones para instalar infraestructura y los diferentes requisitos que varían entre autoridades locales, dice 5G Americas.

La tecnología 5G representa el siguiente paso en la evolución de las redes móviles, pero para «despegar» requiere de coordinación entre los sectores público y privado para establecer una planeación armonizada y con las menores trabas burocráticas posibles.

De acuerdo con 5G Americas, los municipios son un nivel de gobierno muy importante para la industria de telecomunicaciones inalámbricas, puesto que pueden apoyar a los proveedores de telecomunicaciones con reglas claras, armonizadas y ágiles para permitir la evolución de las redes. Recientemente, por ejemplo, se llevó a cabo una reunión entre la Agencia Nacional de Telecomunicaciones (ANATEL) de Brasil y representantes de la Cámara Municipal de San Pablo para discutir medidas que permitan mejorar y ampliar la infraestructura de telecomunicaciones.

En Brasil, los operadores móviles deben tramitar un licenciamiento ante la ANATEL y otros ante los gobiernos municipales. En algunos casos, también se deben obtener permisos ambientales y de desarrollo urbano ante los gobiernos locales. Sin embargo, las autorizaciones para instalar infraestructura de telecomunicaciones pueden demorar hasta dos años en ser otorgadas, y los requisitos pueden ser muy diferentes entre cada municipio.

Para 5G Americas, el explosivo crecimiento del tráfico móvil en Brasil impulsa la necesidad de adoptar un marco normativo que permita el desarrollo de redes móviles heterogéneas (“HetNet”). Las HetNet son redes de telecomunicaciones móviles que se componen por distintos tipos de celdas que interactúan entre sí (macro celdas y celdas pequeñas o “small cells”) y que además pueden incorporar soluciones como WiFi para permitir a los usuarios experimentar continuidad en su uso de las redes celulares.

Por sus características, las HetNet serán un componente necesario para soportar los casos de uso de las redes 5G para utilizar diferentes bandas de espectro y dar servicio a conexiones humanas y a las de internet de las cosas (IoT).

Como detalla el reporte de 5G Americas «Adopción Digital. Despliegue de infraestructura en América Latina», los reguladores en distintos países de América Latina van transitando hacia un esquema de medidas más ágiles para autorizar la instalación de infraestructura de telecomunicaciones. Concretamente, se observan tendencias como la desburocratización de procesos y armonización de los permisos para construcción y expansión de las redes de telecomunicaciones.

Para el organismo, en Brasil es deseable que los procesos de reforma que solidifiquen estas tendencias reciban continuidad. Esto se traducirá en mejores condiciones para el desarrollo de las HetNet que atiendan diferentes entornos, pues las HetNet no son una «única solución» y requieren diferente planeación para atender escenarios más densos, como las principales ciudades, o incluso zonas rurales en donde se busca extender la cobertura.

En este mercado, la Ley N° 13.116 (conocida como “Ley de las Antenas”) es una normativa que propone medidas para promover el despliegue de infraestructura y reducir impactos negativos que pueden encontrarse en la fase de licencias locales, sin perjudicar las atribuciones de los gobiernos locales. Entre sus puntos se encuentran requerir procesos simplificados y homologados, plazos máximos para decisión sobre licencias y clarificaciones, así como criterios específicos para la instalación de celdas pequeñas.

Esos ejes, refiere 5G Americas, representan una guía deseable para el desarrollo de las HetNet en Brasil, sobre todo como apoyo a políticas que buscan acelerar la llegada de 5G, como la probable asignación de espectro de las bandas de 3,5 y 26 GHz hacia 2020. La masificación de la banda ancha móvil y el desarrollo de internet de las cosas (IoT) requieren de una experiencia consistente al utilizar las redes móviles, y esto requiere de inversiones para el diseño de redes interconectadas por estaciones macro, celdas pequeñas y diferentes tecnologías móviles, que permitirán a los operadores aprovechar espectro escaso para atender conexiones 2G, 3G, 4G y próximamente 5G.

Profundice más

Inicie la conversación

Envíenme notificaciones cuando otros miembros comenten sobre este artículo.

Por favor cree un Nombre de usuario para poder comentar.

- ANUNCIOS POR GOOGLE

Close