BACKGROUND IMAGE: iSTOCK/GETTY IMAGES

Este contenido es parte de Guía Esencial: Guía esencial: Transformación digital, por las buenas y las malas
Noticias Manténgase informado sobre las más recientes actualizaciones de productos y noticias de tecnología empresarial.

Innovaciones que transformarán la industria alimentaria en cinco años

IBM dio a conocer una serie de innovaciones que espera cambien la forma en que opera la cadena de suministro en la industria alimentaria en los siguientes cinco años.

Satisfacer las demandas de la compleja cadena alimentaria presionada por un futuro superpoblado, con una población estimada en ocho mil millones para 2024, el cambio climático y un suministro de agua limitado requerirá nuevas tecnologías y avances científicos sobre la seguridad e inocuidad de los alimentos. Con esto en mente, investigadores de IBM están trabajando en algunas soluciones para ayudar en cada paso de la cadena alimentaria: desde ayudar a los agricultores a maximizar los rendimientos de los cultivos y frenar enfermedades por alimentos, hasta formas de reutilizar el plástico.

Arvind Krishna, vicepresidente senior de IBM Cloud & Cognitive Software, dio a conocer cinco soluciones que forman parte de las predicciones de IBM sobre cómo la tecnología ayudará a en innovar y reforzar la cadena de suministro de alimentos dentro de los siguientes cinco años:

  1. Los dobles digitales en la agricultura ayudarán a alimentar a una población creciente utilizando menos recursos. Para ayudar a alimentar a una población que aumentará un 45% utilizando menos y más eficientemente los recursos, los investigadores de IBM están creando un modelo virtual del campo con dobles digitales o digital twins. De acuerdo con la empresa, utilizando la inteligencia artificial, podremos usar esos datos dentro de los próximos cinco años para pronosticar con precisión los rendimientos de los cultivos. El doble digital combina datos, satélites, teléfonos móviles y sensores con capacidades de inteligencia artificial para recopilar y analizar datos visuales no estructurados sobre el uso de la tierra agrícola, desde la química del suelo y el suministro de agua, hasta enfermedades de cultivos, uso y disponibilidad de equipos, tormentas inminentes, olas de calor y de frío; todo para cumplir con la promesa de mejorar la calidad y seguridad de los alimentos y ayudar a los agricultores a tomar mejores decisiones.
  2. Blockchain evitará que se desperdicie más comida. Dentro de cinco años, IBM predice que se eliminarán muchas de las costosas incógnitas en la cadena de suministro de alimentos gracias a blockchain. La cadena de bloques permitirá rastrear la comida desde el cultivo hasta el supermercado, y utillizará esa información para predecir los productos que los consumidores querrán y en qué momento exacto los querrán. Desde los agricultores hasta los proveedores de supermercados, cada participante en el ecosistema alimenticio sabrá exactamente cuánto plantar, ordenar y enviar. La pérdida de alimentos –que actualmente es 20.4 millones de toneladas de comida al año en México, según Banxico– disminuirá considerablemente, los agricultores aumentarán los rendimientos de los cultivos y los productos que terminen en los carros de los consumidores serán más frescos.
  3. Mapear el microbioma servirá para protegernos de las bacterias malas. Los inspectores de seguridad alimentaria de todo el mundo podrán usar millones de microbios para proteger lo que comemos. Los investigadores de IBM están combinando big data y microbiología, para recopilar una enorme base de datos de genomas. Estos microbios, algunos saludables para el consumo humano y otros no, se introducen regularmente en los alimentos que salen de establecimientos agrícolas, fábricas y supermercados. La habilidad de monitorear los comportamientos de los microbios en cada etapa de la cadena de suministro, constantemente y a un bajo costo, representa un enorme salto para prevenir enfermedades transmitidas por alimentos y potenciar aquellas que son benéficas.
  4. Los sensores de inteligencia artificial detectarán los patógenos transmitidos por los alimentos en el hogar. Los agricultores, procesadores de alimentos y tiendas de comestibles del mundo, junto con miles de millones de cocineros en el hogar, podrán detectar contaminantes peligrosos sin esfuerzo en sus alimentos. Todo lo que necesitan es un teléfono celular o una mesa con sensores de inteligencia artificial. Los investigadores de IBM están creando sensores de IA potentes y portátiles que pueden detectar patógenos transmitidos por los alimentos en cualquier momento y lugar. Los sensores funcionarán a través de una aplicación de smartphone y podrán detectar bacterias aproximadamente 75 veces más pequeñas que un cabello humano, lo que permitirá a todos los eslabones de la cadena alimentaria –incluso consumidores– detectar la existencia de bacterias como E.coli o Salmonella dañina antes de que se convierta en un brote.
  5. Un nuevo proceso de reciclaje radical dará nueva vida al plástico viejo. La eliminación de basura y la creación de nuevos plásticos se transformarán por completo. Todo, desde cartones de leche hasta recipientes, bolsas de alimentos y empaques plásticos (PET) ya existentes, podrán ser reutilizados y convertidos en algo útil gracias a innovaciones como VolCat, un proceso químico catalítico que digiere ciertos plásticos (llamados poliésteres) en una sustancia que puede ser devuelta directamente a las máquinas de fabricación de plástico. A diferencia del reciclaje mecánico tradicional, el reciclaje de plásticos del futuro descompondrá tanto plásticos transparentes como de colores, así como recipientes sucios y limpios, para generar un producto final de alta calidad que es 100% reciclable.

Inicie la conversación

Envíenme notificaciones cuando otros miembros comenten sobre este artículo.

Por favor cree un Nombre de usuario para poder comentar.

- ANUNCIOS POR GOOGLE

Close