freshidea - Fotolia

Noticias Manténgase informado sobre las más recientes actualizaciones de productos y noticias de tecnología empresarial.

El servicio de base de datos gestionado CockroachDB se eleva a la nube

El servicio de nube de la base de datos distribuida Managed CockroachDB se enfoca en cargas de trabajo de mega escala, pero enfrenta una dura competencia de los jugadores de nube pública Microsoft, AWS y Google.

Un servicio de base de datos administrado para CockroachDB de Cockroach Labs ofrece a las empresas otra opción para las bases de datos distribuidas en la nube, pero tendrán que sopesar las preocupaciones de bloqueo frente a los riesgos de elegir a un competidor pequeño.

CockroachDB es una base de datos SQL con una arquitectura distribuida que aborda problemas como las reglas de soberanía de datos, así como el rendimiento y la confiabilidad. El apodo puede sonar indecoroso, pero pretende subrayar el objetivo principal de la base de datos de máxima resiliencia, dada la reputación de las cucarachas de mantenerse con vida en las condiciones más extremas.

CockroachDB administrada, un servicio de base de datos administrada lanzado esta semana, trae inicialmente CockroachDB a Google Cloud Platform y Amazon Web Services.

El diseño de la base de datos está inspirado en un informe técnico de Google de 2012 sobre Spanner de Google, el sistema de base de datos distribuido interno de la compañía, que se lanzó como una oferta comercial el año pasado a través de la plataforma Google Cloud. Cockroach Labs fue fundada en 2015 por ex empleados de Google que trabajaron en productos como Google File System.

La entrada de Microsoft en el mercado de servicios de bases de datos administradas es Cosmos DB, que también llegó el año pasado sobre Azure. Amazon Web Services fue uno de los motores iniciales de DynamoDB, lanzado en 2012, y también lanzó la base de datos administrada Aurora en 2015.

Todos estos servicios de bases de datos administrados deben ser atractivos para las compañías globales que desean una escalabilidad masiva y una alta disponibilidad en implementaciones distribuidas geográficamente, dijo Doug Henschen, vicepresidente y analista principal de Constellation Research, una firma de analistas en Cupertino, California. Los principales usos de estas bases de datos incluyen sistemas de comercio financieros, manufactura, gestión de la cadena de suministro y logística, operaciones de telecomunicaciones y comercio electrónico.

"DynamoDB y Cosmos DB están más en la vena NoSQL, mientras que Cloud Spanner y CockroachDB soportan de forma nativa SQL, lo que atrae a una base más amplia de desarrolladores", dijo Henschen.

Una pregunta para los posibles clientes de CockroachDB es si realizar una apuesta en la opción de una startup de una base de datos distribuida, a diferencia de los grandes proveedores, como Microsoft o Google, con recursos de ingeniería que empequeñecen todo lo que Cockroach Labs puede reunir en esta etapa.

La diferencia con Cockroach Labs, sin embargo, es que su base de datos distribuida con soporte comercial es independiente de cualquier nube en particular. "Las empresas pueden desarrollar esta capacidad y ejecutarla en sus propios centros de datos o en su elección de nubes, evitando bloquearse con un solo proveedor", dijo Henschen.

Aún así, sigue siendo apenas el principio para todas estas bases de datos, con la excepción de DynamoDB, y los clientes deben tener esto en cuenta.

CockroachDB está ahora en la versión 2.1. La lista de clientes nombrados en el sitio web de Cockroach Labs no es particularmente larga; los dos más destacados son Baidu y Bose. Las listas de clientes para Cloud Spanner y Cosmos DB tampoco son especialmente profundas en este punto, pero su adopción está creciendo rápidamente, dijo Henschen.

Profundice más

Inicie la conversación

Envíenme notificaciones cuando otros miembros comenten sobre este artículo.

Por favor cree un Nombre de usuario para poder comentar.

- ANUNCIOS POR GOOGLE

Close