lazyllama - Fotolia

Noticias Manténgase informado sobre las más recientes actualizaciones de productos y noticias de tecnología empresarial.

Multa récord de Google podría llevar a bifurcaciones de Android

El Android de Amazon fue uno de los sistemas operativos mencionados por la Comisión Europea al imponer una multa récord de 4.340 millones de euros a Google.

La Comisión Europea (CE) multó a Google con € 4.340 millones de euros por obligar a los fabricantes y operadores de teléfonos inteligentes a cumplir con términos del contrato que la Comisión consideró anticompetitivos.

La CE afirmó que Google domina los mercados de los servicios generales de búsqueda en internet, los sistemas operativos móviles licenciables y las tiendas de aplicaciones para el sistema operativo móvil Android, y se ha involucrado en tres prácticas separadas, todas destinadas a consolidar su posición dominante en las búsquedas generales en internet.

En una reacción de blog a la multa, el CEO de Google, Sundar Pichai, escribió: "La decisión ignora el hecho de que los teléfonos Android compiten con los teléfonos con iOS, algo que el 89% de los encuestados en la propia encuesta de mercado de la Comisión confirmó. También echa en falta cuánta elección ofrece Android a miles de fabricantes de teléfonos y operadores de redes móviles que crean y venden dispositivos Android; a millones de desarrolladores de aplicaciones de todo el mundo que han desarrollado sus negocios con Android; y miles de millones de consumidores que ahora pueden pagar y usar teléfonos inteligentes avanzados de Android”.

"Gracias a Android, un teléfono típico viene precargado con hasta 40 aplicaciones de múltiples desarrolladores, no solo de la compañía a la que le compraste el teléfono. Si prefiere otras aplicaciones (o navegadores o motores de búsqueda) a las precargadas, puede desactivarlas o eliminarlas fácilmente y elegir otras aplicaciones, incluidas las aplicaciones de algunos de los 1,6 millones de europeos que se ganan la vida como desarrolladores de aplicaciones".

Pero Margrethe Vestager, comisionada europea de competencia, dijo que Google obligó a los fabricantes a instalar su sistema operativo Android, el navegador Chrome, Google Play Store y Google Search en cada teléfono inteligente Android.

El CE descubrió que Google realizó pagos a ciertos grandes fabricantes y operadores de redes móviles con la condición de que preinstalaran exclusivamente la aplicación Google Search en sus dispositivos. También dijo que Google había evitado que los fabricantes que quieren preinstalar las aplicaciones de Google vendan incluso un único dispositivo móvil inteligente que se ejecute en versiones alternativas, o bifurcaciones (forks) del sistema operativo Android de código abierto, que no fueron aprobadas por Google.

Al comentar sobre los contratos anticompetitivos de Google, Vestager dijo: "Amazon ha desarrollado una bifurcación de Android y le gustaría que los fabricantes la usen, pero esto no es posible".

La CE ha estado recibiendo quejas sobre Google desde 2011 y ha estado investigando el dominio de la compañía en teléfonos inteligentes desde 2015. Las conclusiones preliminares de su investigación informaron que Google había implementado una estrategia en dispositivos móviles para preservar y fortalecer su dominio en la búsqueda general en Internet.

En ese momento, Kent Walker, vicepresidente senior de Google, escribió en su blog: "Nos preocupa que los hallazgos preliminares de la Comisión subestimen la importancia de los desarrolladores y los peligros de la fragmentación en un ecosistema móvil. Los desarrolladores –y al menos 1,3 millones de ellos en Europa en 2015– dependen de un marco estable y consistente para hacer su trabajo”.

"Cualquier fabricante de teléfonos puede descargar Android y modificarlo de la forma que ellos elijan. Pero esa flexibilidad hace que Android sea vulnerable a la fragmentación, un problema que plagó a los sistemas operativos anteriores, como Unix y Symbian”.

"Cuando alguien puede modificar su código, ¿cómo se asegura de que haya una versión común y coherente del sistema operativo, para que los desarrolladores no tengan que pasar por la molestia y el gasto de construir múltiples versiones de sus aplicaciones?".

Walker dijo que la propuesta de la Comisión Europea corría el riesgo de empeorar la fragmentación, perjudicando la plataforma de Android y la competencia de telefonía móvil.

Comentando sobre la multa, que es la más grande que la CE haya impuesto alguna vez sobre un negocio, Vestager dijo: "Los rivales no pueden encontrar un lugar en un teléfono Android. Muy pocas personas usarán otro motor de búsqueda. Dado que el tráfico de búsqueda móvil es casi la mitad de todas las búsquedas en internet, esto hace que sea muy difícil desarrollar su propio motor de búsqueda".

Vestager dijo que la CE quería que Google eliminara las restricciones contractuales. "Los operadores móviles podrán elegir libremente y si alguien desarrolla una nueva bifurcación de Android, el fabricante de teléfonos inteligentes puede elegirla", dijo. Esto dará a los consumidores una mayor posibilidad de elección, agregó la comisionada.

Aunque hay más de 450 millones de personas en la UE con un teléfono Android existente, la multa refleja el comportamiento pasado, dijo Vestager. Como tal, los usuarios con teléfonos inteligentes Android existentes no tendrán una opción de sistema operativo. "Google tiene que dejar de hacer lo que es ilegal", dijo. "La multa refleja el comportamiento pasado, que tiene que cambiar en el futuro".

Al preguntársele si Google debería dividirse, Vestager dijo: "No sé si ayudaría a que hubiera más competencia si Google se rompiera. Lo que marcará la diferencia es tener más jugadores, de modo que los consumidores puedan obtener nuevos motores de búsqueda y navegación. Permitir que otros compitan por sus méritos permitiría la competencia".

Google ha tenido una serie de enfrentamientos con las autoridades de competencia, lo que ha llevado a la imposición de multas.

En junio del año pasado, la CE multó a Google con € 2,42 mil millones de euros por infringir las reglas antimonopolio de la UE. Decidió que Google había abusado de su dominio del mercado como motor de búsqueda al otorgar una ventaja ilegal a otro producto de Google, su servicio de comparación de compras.

En ese momento, Vestager dijo: "La estrategia de Google para su servicio de comparación de compras no solo consistía en atraer clientes haciendo que su producto fuera mejor que el de sus rivales. En cambio, Google abusó de su dominio del mercado como motor de búsqueda promocionando su propio servicio de comparación de compras en sus resultados de búsqueda, y degradando los de sus competidores".

Y en 2016, el gigante de los buscadores fue investigado en Rusia y se descubrió que actuó de manera anticompetitiva. El Servicio Federal Antimonopolio de Rusia multó a Google con 6.8 millones de dólares por forzar a los fabricantes de teléfonos inteligentes a preinstalar aplicaciones de Google en sus dispositivos Android. Se entiende que Rusia obligó a Google a enviar una actualización a todos los usuarios de Android en el país.

Profundice más

Inicie la conversación

Envíenme notificaciones cuando otros miembros comenten sobre este artículo.

Por favor cree un Nombre de usuario para poder comentar.

- ANUNCIOS POR GOOGLE

Close