Noticias Manténgase informado sobre las más recientes actualizaciones de productos y noticias de tecnología empresarial.

Encuesta muestra mayor apetito por recuperación de desastre en la nube

Encuesta Cloud Pulse 2012 de TechTarget revela un interés en la recuperación de desastres en la nube entre los que ya usan otras soluciones en la nube.

Jessica Carroll, gerente directora de informática y medios digitales de la United States Golf Association en Far Hills, Nueva Jersey, fue pionera en su adopción de buena gana de la recuperación de desastres basada en la nube y continuidad de negocio.

Al fin y al cabo, la mejor respuesta para estar cómodo con DR/BC en la nube es probar, probar, probar.

Jessica Carroll,
Gerente directora de informática y medios digitales de la United States Golf Association

 

 

En 2008, cuando la computación en la nube todavía era un punto en el horizonte tecnológico, Carroll se encontró de cara al reto de traer su organización de informática de los años 90 al siglo XXI.  Sabía que la colocación y rotación de cintas no iban a ser la ola del futuro. Expectativas más elevadas en cuanto a la recuperación de desastres – rápida, suave, sin brechas – la llevaron a considerar y al final adoptar una solución de recuperación de desastres basada en la nube de IBM. “Nos permitió enviar nuestros datos a una ubicación fuera de las instalaciones sin cargar a la administración la gestión de las copias de seguridad, sin agregar cantidades enormes de infraestructura y son costos irrazonables”, dijo.

Con la solución de copias de seguridad basada en la nube implementada, United States Golf Association (USGA) estableció un sitio secundario en una instalación de IBM en Sterling Forest, Nueva York, con servidores y personal preparado para recrear el entorno de informática de la organización en caso de emergencia.

El mundo de la informática ahora está alcanzando a Carroll. En la reciente encuesta Cloud Pulse 2012 de TechTarget, la mayoría de los encuestados de las 926 compañías que reportaron usar la nube para un aspecto de su negocio dijeron que ahora están usando una solución de recuperación de desastres en la nube (20%) o que planean hacerlo en los próximos seis meses (31%).

Estas cifras no sorprenden a Alan Berman, presidente del Disaster Recovery Institute (DRI) International, una organización educacional sin fines de lucro de recuperación de desastres y continuidad de negocio (DR/BC), con sede en Nueva York. Recientemente regresó de compromisos como ponente a lo largo de Norteamérica, Suramérica y Asia.  En cada parada, era sobre la recuperación de desastres basada en la nube que querían oír las audiencias.

Las muchas caras de la recuperación de desastres en la nube

Como es el caso muchas tecnologías emergentes, la definición de “recuperación de desastres en la nube” varía según a quién se le pregunta.

De acuerdo con el analista Gene Ruth de Gartner Inc., el término se refiere a servicios basados en la nube que soportan una combinación de imágenes de servidor y copias de seguridad de datos de produción desde las instalaciones de la empresa hacia la nube del proveedor.  Los servicios proveen acceso al las imágenes replicads del servidor y los datos de producción para ejercicios de prueba o para apoyar operaciones de recuperación en vivo desde la misma ubicación o de una alternativa.

La analista Rachel Dines de Forrester Research Inc. separa la recuperación de desastres en la nube en tres tipos.  El primer tipo es la recuperación de desastres en la nube hecha por uno mismo, que implica usar una nube pública para construir soluciones de conmutación por error (failover).  El segundo tipo es la Recuperación de desastres como Servicio, servicios preempacados que brindan conmutación por error a un entorno en la nube  y que se pueden comprar y pagar en base a cada uso, con los precios dependientes de objetivos del punto de recuperación y objetivos de tiempo de recuperación; los datos se envían usando copias de seguridad o replicación. El tercer tipo es recuperación de desastres de nube a nube, que permite a una compañía conmutar por error la infraestructura de un centro de datos en la nube hacia otro dentro de un mismo entorno o a través de entornos de vendedores múltiples.

--K.G.

“Ya hemos visto más y más uso de [la recuperación de desastres en la nube] a nivel personal, y vamos a ver más y más a nivel empresarial”, dijo Berman.  Las cifras más recientes que ha visto en DRI International muestran que 25% de los negocios están usando recuperación de desastres en la nube ya, y 35% planea hacerlo en el futuro.

El dinero es una motivación principal de la tendencia hacia la recuperación de desastres en la nube

Los que más adoptan la DR/BC basada en la nube son las entidades de negocio que han estado a la vanguardia de la computación en la nube, indicó Berman: las pequeñas y medianas empresas (PYMES). La facilidad de uso seguramente es un factor para negocios con conjuntos menores de pericia en informática, pero el costo es el mayor atractivo.  “Es perfecto para negocios pequeños”, dijo. “Les brinda portabilidad completa, y es relativente barato, especialmente el almacenamiento de copias de seguridad – 100 gigabytes cuestan alrededor de $100 al año, y nunca tendrá que preocuparse sobre las copias de seguridad”.

Los negocios más grandes obtienen los mismos beneficios de la recuperación casi automática y ser libres de un sitio de recuperación dedicado, desde el punto de vista de Berman, y el dinero juega un papel aún más grande en la decisión de utilizar la nube para la recuperación de desastres.  En la economía actual, las empresas no quieren invertir en hardware y no quieren la responsabilidad de tener que incrementar el tamaño de su conjunto de servidores cuando necesitan expandirse, dijo; un solución en la nube resuelve estos problemas.  Además, desde una perspectiva financiera, usar la nube puede aumentar el retorno sobre la inversión al retirar de los libros los activos relacionados con la recuperación de desastres.  “Los bienes inmuebles son caros; la electricidad es cara; el hardware es caro y tiene que reemplazarse.  Creo que el hecho que los negocios pueden quitar todo eso de los gastos de capital es una parte importante de lo que está impulsando esto”, agregó.

La recuperación de desastres basasa en la nube está evolucionando

El interés de tanto grandes compañías como PYMES en soluciones de recuperación de desastres en la nube refleja el apetito por las soluciones en la nube en general.  De acuerdo a la encuesta Cloud Pulso, 61% de 1,497 encuestados dijo que ahora usan algún tipo de servicio en la nube.  Entre el 39% de los encuestados que no usa servicios en la nube, 19% planea usar un servicio en la nube en los próximos seis meses, y 35% planea hacerlo en el próximo año.

Preguntas sobre la recuperación de desastres en la nube son algo que Gene Ruth, analista de Gartner Inc., con sede en Stamford, Connecticut, recibe de clientes con cada vez más frecuencia.  Él dijo que es natural para las organizaciones de informática que ya usan la nube investigar mudar su DR/BC a la nube.

Pero, advierte, los negocios – especialmente los más grandes – deben darse cuenta que esta es una tecnología que sigue en evolución.  Para las organizaciones de informática que buscan moverse a una solución de DR/BC en la nube en los próximos seis meses, aconseja que procedan con cautela hasta que se vuelva disponible una gama de soluciones maduras.

“Me siento optimista respecto al almacenamiento en la nube en general, pero no estoy seguro sobre el plazo de seis meses”, dijo Ruth.  “Es necesario ser paciente, porque es una industria en evolución”.  En particular, la infraestructura que permite acceder a la nube desde un inicio sigue en desarrollo, así como las puertas de enlace a la nube y el software que soporta la recuperación de desastres en la nube.  “Los clientes deben ponerse cómodos con todo ello”.

Después de casi cinco años de usar una estrategia de recuperación de desastres en la nube, Carroll de USGA cree que cualquier Director de Tecnologías de Información haría bien con al menos considerar la opción. A medida que la tecnología ha evolucionado, también lo ha hecho su solución de recuperación, en particular la arquitectura del sitio duplicado de respaldo (hotsite).  Tanto la mayor virtualización en el centro de datos de USGA como la habilidad de sacar provecho de este tipo de infraestructura con la solución de IBM han ayudado a optimizar y acelerar los tiempos potenciales de recuperación.  Ahora aproximadamente 1 GB de datos críticos a la misión va al servicio en la nube cada noche.  Las cintas siguen formando parte del proceso de creación de copias de seguridad y recuperción, pero para las copias de seguridad dentro de las instalaciones, el equipo de Carroll está más enfocado en copias de seguridad y recuperación SAN a SAN y menos enfocado en cintas que en 2008.  La solución ha estado libre de problemas, dijo, y hace relativamente poco funcionó bien en una situación potencial de desastre.

“Cuando el Huracán Irene estaba afectando nuestra ubicación a finales de 2011, pudimos acelerar la creación de copias de seguridad no planificadas hacia la nube en caso de que nuestro campus sufriera un golpe directo”, dijo Carroll. “Aunque afortunamente pasamos bien la tormenta, la solución en la nube significó que pudimos aplicar cambios en marcha como este, muy rápido y de forma remota”.  Habiendo dicho eso, cada negocio tiene sus propias consideraciones especiales, agregó.  Estar consciente del ancho de banda y el volumen de datos y saber cuánto de su conjunto completo de datos tiene sentido respaldar en una copia de seguridad es necesario para una estrategia viable.

“Enfóquese en la información que es más crítica para su negoocio y que necesitará absolutamente para hacer que su negocio funcionen en un desastre”, dijo Carroll. “Al fin y al cabo, la mejor respuesta para estar cómodo con DR/BC en la nube es probar, probar, probar”.

 

Profundice más

Inicie la conversación

Envíenme notificaciones cuando otros miembros comenten sobre este artículo.

Por favor cree un Nombre de usuario para poder comentar.

- ANUNCIOS POR GOOGLE

Close