Noticias Manténgase informado sobre las más recientes actualizaciones de productos y noticias de tecnología empresarial.

La industria del almacenamiento hace su lista de deseos de SSD

La semana ha estado cargada de anuncios relacionados con las unidades de estado sólido, pero los expertos de la industria y los administradores de almacenamiento dicen que los vendedores podrían hacer más para impulsar la adopción de la tecnología.

Ahora que casi todos los vendedores de almacenamiento apoyan las unidades de estado sólido (SSD) en matrices de almacenamiento, los clientes buscan mejoras que estimulen más su uso.

Cuando el CEO de EMC Corp., Joe Tucci, dijo esta semana que su empresa está en la Fase 2 de desarrollo para SSD,  bien podía estar hablando por la industria en general. Si los expertos en almacenamiento se salen con la suya, la siguiente fase incluirá la estratificación automatizada y la asignación de números de unidad sublógica (LUNs), admitirá más escrituras, mayores puntas de capacidad y mejor formación y evaluación de los datos adecuados a poner en las SSD. Y a los clientes, obviamente, les gustaría ver una bajada de los precios de las unidades de estado sólido.

Estratificación automatizada

Los expertos de la industria prevén que haya más vendedores que sigan el ejemplo de Compellent Technologies Inc. y Sun Microsystems Inc y ofrezcan gestión automatizada de la capacidad de estado sólido junto con la capacidad de disco duro tradicional.

“SSD se parece mucho a la caché dedicada tal y como se gestiona ahora”, escribió John Webster, asesor principal de Illuminata Inc., con sede en Nashua, New Hampshire, en un correo electrónico a SearchStorage.com. “Creo que la Fase 2 será la estratificación automatizada con una gestión de datos más sofisticada dentro y fuera del nivel SSD que los algoritmos de caché que se han utilizado durante décadas.”

Sin embargo, algunos se muestran recelosos ante este concepto. “No quiero cargar el subsistema de almacenamiento con la tarea de hacer ese procesamiento y, si todo el mundo lo hace, cada vendedor lo hará de forma distinta", dijo Tom Becchetti, cliente de NetApp y EMC, que pide que no se nombre su empresa. “Ese tipo de cosas tienen que hacerse al nivel de algo como Vmware o un sistema de gestión secundario, no dentro del subsistema de almacenamiento.”

Becchetti tiene pensado instalar un grupo de RAID de SSD de STEC Inc. en una matriz de disco EMC Symmetrix DMX. Quiere que los vendedores de unidades de estado sólido “se aseguren de que son fiables durante muchas más operaciones de escritura.” Actualmente, las SSD para empresas tienen un número finito de ciclos de escritura (normalmente entre 100.000 y 300.000) que pueden tolerar antes de que las células Flash que hay en su interior se desgasten.

Gestión de datos mejorada

Una gestión de datos más detallada y sofisticada es otro elemento de la lista de deseos de SSD. Compellent puede ofrecer migración de datos de almacenamiento automatizada a nivel de bloque, pero la mayoría de los vendedores no tienen características similares para las SSD.

“Cada entorno es diferente: si tienes que poner todo un LUN en una SSD, puede que no sea lo bastante detallado para algunos usuarios”, dijo Andrew Reichman, analista senior de Forrester Research Inc., Cambridge, Massachusetts. “Los patrones de acceso en filas concretas de una base de datos pueden ser distintos dentro de un LUN”.

Tom Trainer, fundador y analista de Analytico Inc., dijo que con el tiempo le gustaría ver "thin provisioning" para SSD. “A medida que aumentan los puntas de capacidad, [los vendedores deberían] añadir SSD a la mezcla global de "thin provisioning", dándole un mayor impulso a su rentabilidad", dijo. “[También deberían] añadir soportes para SSD a la mezcla global de software de plataformas, [utilizando] snapshots, clones [y] replicación local y remota.” EMC ya incluye capacidad mediante unidades de estado sólido en las políticas de snapshots y replicación.

Eligiendo los mejores sitios para SSD

No obstante, los clientes tienen que decidir para qué utilizar las SSD antes de preocuparse por el aprovisionamiento de datos y la estratificación automatizada. Para muchos que tienen en cuenta el estado sólido, esto sigue siendo objeto de confusión.

“Con lo que siempre ha tenido problemas el almacenamiento es con la capacidad de una aplicación para predecir cuánto rendimiento e IOPS necesita; eso nunca se ha definido bien", dice Rodney Willms, ingeniero de almacenamiento senior de Sutter Health, Sacramento, California. “Debería haber algún tipo de formación [para los usuarios] sobre dónde pueden encajar las SSD.”

A pesar de la dificultad general a la hora de definir las necesidades de rendimiento, Willms dijo que pretendía evaluar las SSD para su próxima actualización de haDRware. Sin embargo, otros necesitarán convencerse más antes de echar un vistazo en profundidad a la tecnología.

“Estoy vigilando los avances que se hacen allí, pero aún no me han dado ningún motivo convincente para implementarlos en mi centro de datos", escribió David Grant, director del centro de datos de Mitel Networks Corp., Kanata, Ontario, en un correo electrónico a SearchStorage.com. “Siguen en mi lista de opciones si encuentro una aplicación o servicio que pueda beneficiarse del uso de una SDD en lugar de un disco duro más estándar, pero de momento sólo son una opción tecnológica interesante.”

Willms dijo que esperaba que las SSD estuvieran disponibles en mayores capacidades cuando él estuviera listo para comprar. Hoy en día, las unidades para empresas más utilizadas de Intel Corp. están disponibles en capacidades de 32 GB ó 64 GB. STEC y EMC parte de SSD de 146 GB. “Como mínimo, la capacidad de las SSD debería despegar donde se detienen las unidades de canal de fibra de 146 GB”, dijo Willms. “Menos de eso, ahora, en 2009, es absuDRo.”

El costo sigue siendo un obstáculo

Los vendedores normalmente señalan el costo por IOPS cuando promueven el almacenamiento de estado sólido, pero algunos clientes siguen sin poder superar el costo por gigabyte para las SSD con capacidad relativamente limitada. Aunque el costo de Flash está bajando, el precio por gigabyte para estado sólido puede ser entre 20 y 40 veces el de los discos duros tradicionales.

“Puede que sea válido, pero me sigue preocupando el aspecto del costo por gigabyte”, dijo David Stevens, gestor de almacenamiento para servicios informáticos de Carnegie Mellon University, Pittsburgh. “Es problema no es sólo el precio del material, es el precio por gigabyte: hasta que no baje a un precio similar al de los discos duros, la gente no va a estar dispuesta a utilizarlo.”

Profundice más

Inicie la conversación

Envíenme notificaciones cuando otros miembros comenten sobre este artículo.

Por favor cree un Nombre de usuario para poder comentar.

- ANUNCIOS POR GOOGLE

Close