Guía Esencial

Navegue en las secciones

BACKGROUND IMAGE: iSTOCK/GETTY IMAGES

Este contenido es parte de Guía Esencial: Almacenamiento empresarial: de los fundamentos a los detalles
Noticias Manténgase informado sobre las más recientes actualizaciones de productos y noticias de tecnología empresarial.

Tutoría sobre almacenamiento en red

La principal ventaja de los dispositivos NAS es que el almacenamiento en red ya no está limitado por el número de discos instalados en un servidor local. Como el almacenamiento ya no está limitado por el número de discos que puede alojar un servidor, un producto NAS puede alojar numerosos discos (y puede incluir fácilmente discos suficientes para soportar RAID), y se pueden conectar a la red múltiples cajas NAS para expandir masivamente el almacenamiento.

El Almacenamiento en red (Network-attached storage), es una clase de dispositivos de almacenamiento de archivos basado en discos duros dedicados. En vez de almacenar los datos en discos situados en servidores de archivos despeDRigados por toda una organización, un dispositivo NAS proporciona un almacenamiento en disco centralizado y consolidado, disponible para los usuarios de la Red de Área Local a través de una conexión de red estándar.

La mayor parte de los sistemas NAS reciben una dirección IP, se conectan con la red de área local a través de un cable Ethernet, y residen en la red de área local como un dispositivo de red independiente. Los dispositivos NAS también pueden formar parte de una SAN. Aunque el IP es el protocolo de red más corriente, muchos productos NAS también admiten otros protocolos de red, como el IPX de Novell Inc. y el NetBEUI de Microsoft. Los productos NAS pueden compartir e intercambiar archivos utilizando protocolos para el uso común de determinados archivos, como el NFS de Sun Microsystems Inc. ó el estándar abierto CIFS de Microsoft. Otros protocolos permiten que las “cajas” NAS funcionen en una gran variedad de infraestructuras de red.

Los dispositivos NAS brindan a los administradores de almacenamiento capacidades de expansión y consolidación de sus infraestructuras de almacenamiento. El almacenamiento en red ya no se basa en discos contenidos en un servidor local. Y como el almacenamiento ya no está limitado por el número de discos que puede manejar un servidor, un producto NAS puede manejar numerosos discos (y puede incluir fácilmente discos suficientes para admitir RAID), y es posible conectar a la red múltiples “cajas” NAS para ampliar masivamente la capacidad de almacenamiento. En la mayor parte de los casos, una única caja NAS puede sustituir a numerosos servidores de archivos, lo cual permite una consolidación significativa. Si una caja NAS se queda sin capacidad de almacenamiento, es fácil añadir más cajas NAS.

Por ejemplo, el FAS270 de Network Appliance Inc. ofrece una capacidad bruta de hasta 16TB utilizando hasta 56 unidades de disco en un bastidor 3U de 19 pulgadas. Cuando se saca el almacenamiento de usuario del servidor local, los usuarios de red no utilizan tiempo de tratamiento del servidor para tarede.

Aunque algunas cajas NAS funcionan con un sistema operativo normalizado como Windows, muchos dispositivos NAS utilizan su propio sistema operativo específico. Por ejemplo, las plataformas NAS de NetApp utilizan el sistema operativo patentado por la empresa, el Data ONTAP. Las plataformas NAS se suelen administrar y configurar mediante utilidades de software integradas que funcionan en cualquier explorador Web normal. Esto permite a los administradores de almacenamiento comprobar la situación del NAS, diagnosticar problemas de rendimiento e introducir cambios en la configuración del NAS desde cualquier puesto de trabajo conectado a la red de área local. Las utilidades de administración permiten administrar múltiples cajas NAS heterogéneas a medida que se van incorporando nuevos soportes de almacenamiento a la infraestructura, aliviando la carga administrativa de los administradores de almacenamiento.

Los sistemas NAS se denominan por su capacidad en unidades, por el número total de unidades y por la capacidad y posibilidad de expansión totales. Las unidades SCSI son un tipo de unidad corriente y ofrecen compatibilidad con las unidades SAS, pero el tipo de unidad admitido más popular es hoy por hoy, con diferencia, SATA, que ofrece almacenamiento a granel a bajo costo. Los sistemas NAS de tipo grupo de trabajo suelen admitir un almacenamiento en disco de 1 TB o más. Las unidades NAS básicas utilizan un grupo de cuatro a seis discos duros, aunque algunos modelos admiten racks de discos de expansión que permiten ampliar la capacidad de almacenamiento hasta 30 TB. Los sistemas NAS de empresa pueden implantar muchos discos, alcanzando capacidades muy superiores a los 100 TB.

La interfaz de red se puede convertir en un cuello de botella para el tráfico de almacenamiento de una red de área local. Ya que un NAS puede sustituir muchos servidores de archivos individuales, el tráfico de almacenamiento que anteriormente se distribuía por todo el centro de datos o por toda la organización ahora está centralizado en un solo sistema. En otras palabras, hay que escalar la conectividad para dar servicio a la concentración de almacenamiento. Muchos productos NAS soportan Gigabit Ethernet (GigE), para  acelerar la transferencia de archivos en la red. Algunos productos NAS ofrecen conexiones GigE duales (o incluso cuádruples) para mejorar el rendimiento de la red y la redundancia de la interfaz (por ejemplo, añadido de puertos ó recuperación de fallos).

A medida que la tecnología NAS se sigue extendiendo por la empresa, también aumenta la necesidad de rendimiento – que da lugar a la noción de “NAS de alto rendimiento.” Los grandes despliegues de NAS requieren un mayor rendimiento para transferir volúmenes crecientes de datos entre los discos y la red. Eso requiere mejores controladores de discos internos para más entradas y salidas por segundo, y conectividad adicional para permitir un mayor tráfico en la red. La mayoría de las plataformas NAS de alto rendimiento utilizan un sistema de archivo global para el acceso extensivo a los datos, y es frecuente que los sistemas se ajusten para optimizar las corrientes de datos para aplicaciones específicas, como el tratamiento de datos de transacción ó los servicios de flujo de archivos multimedia. A veces, los sistemas NAS pueden alcanzar un mayor rendimiento agrupando nodos NAS en clusters, pero la agrupación en clusters por sí sola no garantiza un mayor rendimiento.
 

Inicie la conversación

Envíenme notificaciones cuando otros miembros comenten sobre este artículo.

Por favor cree un Nombre de usuario para poder comentar.

- ANUNCIOS POR GOOGLE

Close