Guía Esencial

Navegue en las secciones
Este contenido es parte de Guía Esencial: Almacenamiento empresarial: de los fundamentos a los detalles
Noticias Manténgase informado sobre las más recientes actualizaciones de productos y noticias de tecnología empresarial.

Descripción del almacenamiento en red avanzado

La tecnología de almacenamiento en red (NAS) conecta el almacenamiento a la red de área local utilizando un puerto Ethernet corriente, con lo que se suele simplificar el almacenamiento de la empresa.

La tecnología de almacenamiento en red (NAS) está evolucionando. Prestaciones importantes, como la escalabilidad, pueden proporcionar cientos de terabytes de espacio NAS, mientras que la virtualización ayuda a los administradores a organizar y asignar los recursos NAS. En muchos casos, el controlador NAS (responsable de NAS o de puerta de enlace NAS) se puede desplegar solo para asegurar la interfaz entre la red de área local (LAN) y una matriz de almacenamiento existente, permitiendo con frecuencia la consolidación de los servidores de archivos – reduciendo con ello el trabajo en la gestión general de la red. Si ya conoce los rudimentos de NAS, esta Guía se centra en las características de haDRware y arquitectura, los conceptos de gestión,  y las prácticas de backup. No se pieDRa la guía completa de NAS.

HaDRware y arquitectura NAS

Los sistemas NAS están superando las limitaciones de capacidad tradicionales mediante la combinación de dos o varias cabeceras NAS en clusters – mejorando con ello la escalabilidad de los dispositivos NAS de forma espectacular. Por ejemplo, el espacio de almacenamiento de un sistema de almacenamiento FAS270 de Network Appliance Inc. (NetApp) podría estar limitado a 16 terabytes (TB) de espacio de almacenamiento. El despliegue de múltiples dispositivos NAS a menudo resultaba en un batiburrillo de sistemas de archivo que resultaba difícil de administrar para sus responsables. Las limitaciones de espacio se pueden resolver mediante la migración a un NAS más grande con mucha más capacidad de almacenamiento, como NetApp FAS3070 para capacidades de hasta 252 TB, o incluso FAS6070 con una capacidad bruta de hasta 504 TB de capacidad bruta. Alternativamente, un NAS más nuevo, con cabeceras agrupadas en clusters, puede alcanzar una capacidad de 100 TB o más con sólo añadir más cabeceras al cluster y conectar soporte de almacenamiento adicional en cada  cabeza. Isilon Systems Inc. es un proveedor de sistemas de almacenamiento en clusters cuyo IQ9000i puede escalar 9 TB por nodo de cluster, hasta un tamaño total de cluster de 864 TB mediante un solo sistema de archivo OneFS.

Otra manera de garantizar la escalabilidad de NAS es a través de la virtualización basada en el conmutador. Se están instalando dispositivos como los de la familia de conmutadores de virtualización de archivos ARX de F5 (que adquirió Acopia Networks Inc.) para conectar servidores de archivo entre sí, constituyendo el equivalente a una fuente de recursos común para constituir una fuente de recursos unificada. Una ventaja decisiva de la virtualización es la heterogeneidad – que permite que varias cajas NAS y sistemas operativos aparezcan ante los usuarios como un recurso de almacenamiento único. Sin embargo, antes de introducir haDRware de red, hay que evaluar con atención el potencial de que se produzcan cuellos de botella para el tráfico de NAS y variaciones en el rendimiento del sistema de almacenamiento. Los sistemas de virtualización como el ARX también pueden incorporar otras prestaciones al tejido de almacenamiento, como la migración de datos, el escalonamiento del almacenamiento, la duplicación de datos y la redistribución de la carga.

El espacio de nombres global es una tercera alternativa de escalabilidad del NAS. Mediante la creación de un metadirectorio de espacios de nombres NAS existentes que constituye una única entidad global, los administradores pueden mover y administrar datos entre diversos dispositivos NAS presentados como un único servidor de archivos unificado. El enfoque de espacio de nombres global depende del software de virtualización ofrecido por proveedores como NuView Inc.

Incluso con conexiones Gigabit Ethernet (GigE) por lo general un NAS es más lento que el almacenamiento en SAN (red de área de almacenamiento) porque normalmente los dispositivos NAS se despliegan en la red del usuario, donde la contención y la congestión son fenómenos corrientes. Los proveedores están incorporando aceleradores del motor de descarga TCP/IP (TOE) en las cajas NAS para acelerar el tráfico de datos en la red. De hecho, la tendencia de utilización de aceleradores TOE ha tenido tanto éxito, que en la actualidad muchos productos NAS incorporan sistemáticamente prestaciones para el tráfico intensivo, como point-in time copy y copia remota.

Aunque por lo general los dispositivos NAS están previstos para conexiones LAN directas, la tecnología NAS también está convergiendo con el entorno SAN. El objetivo consiste en combinar la escalabilidad de los despliegues SAN con las capacidades de uso común de los datos que ofrece NAS. Esto mejora la eficiencia de la administración e incrementa la utilización de los soportes de almacenamiento. Por ejemplo, un administrador migraría motores de almacenamiento de datos a números de unidad lógica (LUN) en la producción de conmutaciones, y después desplegaría una cabecera NAS (probada y certificada por el proveedor de SAN) frente al productor de conmutaciones   para la interfaz con la Red de Área Local. Este ejemplo abarata los costos,eliminando  motores de almacenamiento NAS, pero  contribuye poco a facilitar la gestión. Cada vez son más los dispositivos NAS que vienen equipados con conectividad por Canal de Fibra o Internet (o ambos), con lo cual permiten que el sistema de almacenamiento esté directamente en una Red de Área Local o en un SAN, según requieran sus necesidades de almacenamiento. Por ejemplo, el Titan 2100 de BlueArc Corp. ofrece 4 puertos FC Gbps y dos puertos 10 Ethernet Gbps.

A veces la interoperabilidad de las cabeceras NAS plantea problemas de convergencia NAS/SAN. Lo ideal es que la cabecera sea interoperable con los componentes principales del SAN y que soporte prestaciones en los dos extremos del espectro de almacenamiento, entre ellos el Sistema de Archivo en Red (NFS), el Sistema de Archivos de Internet Comunes (CIFS), iSCSI y Canal de fibra (FC). Los proveedores de discos como Seagate Technologies están incorporando las prestaciones directamente en los propios discos.

Gestión de NAS

La mayor ventaja de la tecnología NAS es su facilidad de despliegue, aunque esta sencillez directa a menudo queda contrarrestada por su escalabilidad limitada. Por ello, existe una tendencia a añadir cada vez más cajas NAS a la red – como hay que configurar cada caja, el administrador se puede enfrentar con el problema de la “expansión descontrolada” del NAS.

No se trata solamente de administrar las cajas. Los propios archivos proliferan y aumentan de tamaño, y luego hay que colocar y safeguardr esta sobreabundancia de datos, lo cual a menudo genera más copias de archivos. Los administradores disponen de varias tácticas para afrontar la expansión descontrolada del NAS. Un planteamiento posible es la consolidación, que consiste en sustituir un grupo de cajas NAS más pequeñas por menos sistemas NAS más grandes y escalables, fabricados por proveedores destacados como BlueArc Corp., EMC Corp., ó NetApp. Este tipo de consolidación no necesariamente ahorra dinero, pero sí que simplifica la administración, mejora la utilización y reduce la cantidad de almacenamiento. También se pueden utilizar técnicas de virtualización del almacenamiento para consolidar el almacenamiento de numerosos sistemas NAS en una fuente única de recursos que se puede aprovisionar y asignar a los usuarios ó aplicaciones.

Administrar el crecimiento de un sistema NAS requiere un poco de arte y de ciencia. Un repaso histórico de las necesidades de almacenamiento a menudo constituye un indicador básico de las necesidades futuras, aunque es importante considerar el tipo y el volumen de datos manejados. Por ejemplo, los documentos de WoDR no suelen ocupar mucho espacio, pero los .pdf y otros tipos de archivos multimedia pueden ser muy grandes. Por lo tanto, si su organización se está planteando cambiar a nuevos tipos de archivos, cualquier espacio adicional debe de incluirse en la planificación. La administración del crecimiento del NAS incluye asimismo su rendimiento, de modo que hay que considerar el número de archivos abiertos, junto con el volumen de actividad de lectura y escritura que tendrá que tratar el NAS. Las herramientas de planificación de la capacidad son activos importantes para la administración del crecimiento, pues ayudan a determinar las necesidades futuras de almacenamiento y el momento oportuno para las adquisiciones, evitando con ello que se malgaste capital de almacenamiento.

Si se despliega un dispositivo NAS para datos sensibles, hay que estudiar las prestaciones de seguridad, como la codificación y una autenticación potente, como Kerberos.

Backup del NAS

Las cajas NAS a menudo se utilizan como destinos de backup, pues proporcionan un mayor rendimiento y fiabilidad que los backups en cinta. Los backups de NAS se suelen realizar implementando almacenamiento en disco detrás de un gateway  NAS, creando una unidad de almacenamiento, y luego compartiendo ese volumen a través de CIFS ó NFS. A continuación, el software de backup puede intercambiar datos con el sistema de backup del NAS. Este es un enfoque factible, pero el sistema operativo del motor de almacenamiento y la cabecera son más costosos que las matrices de discos corrientes. Además, la gateway NAS puede ser un cuello de botella para el tráfico de datos de backup– en cambio, los discos de backup  SAN  están normalmente libres de tales tipos de cuellos de botella.

Al prepararse para implantar un dispositivo  NAS para backup, asegúrese de comprobar la compatibilidad entre el software de backup y el  sistema NAS. En la actualidad, los grandes proveedores de software de backup, como EMC y Symantec Corp., soportan NAS, pero es un problema técnico potencial que hay que estudiar de antemano. En algunos casos es necesario utilizar software diseñado para el dispositivo NAS específico, o añadir un módulo de software a su software de backuip instalado para que admita el dispositivo.

Los problemas de compatibilidad entre el software y el haDRware se pueden reducir mediante la utilización del Protocolo de Administración de Datos de Red (NDMP), que permite la comunicación estandarizada entre los servidores y el software de backup. El protocolo NDMP permite la gestión central de los dispositivos NAS y del almacenamiento en red con muy poca carga de trabajo. Ello también puede reducir la ventana de backup con respecto al backup a través de la red.

Por lo que se refiere a la protección de datos interna, los dispositivos NAS también deben incluir capacidades de integridad de datos como RAID 5, y el RAID 6/DP  se está volviendo especialmente atractivo como una forma de protección contra dos fallos de disco simultáneos.

Investigue más sobre Almacenamiento empresarial

Inicie la conversación

Envíenme notificaciones cuando otros miembros comenten sobre este artículo.

Por favor cree un Nombre de usuario para poder comentar.

Close