Noticias Manténgase informado sobre las más recientes actualizaciones de productos y noticias de tecnología empresarial.

Opciones de conmutación de Canal de Fibra para Pymes

Recientemente, la industria del Canal de Fibra se ha vuelto muy atractiva y asequible para las Pymes. Este artículo analiza ciertas consideraciones sobre los conmutadores de Canal de Fibra y otros productos para Pymes.

Las Pymes suelen analizar diferentes soluciones que les permitan reducir costos a la hora de tomar cualquier decisión concerniente a los sistemas de almacenamiento de datos, incluida la elección entre un conmutador de Canal de Fibra y un conmutador iSCSI. El dilema, en definitiva, se plantea en los siguientes términos: cuál es la mejor opción para una pyme, adquirir un conmutador de Canal de Fibra (CF) con ocho puertos por unos 4.000 dólares, o un conmutador iSCSI con 24 puertos y del mismo proveedor a un precio similar? Esta fue la cuestión que se plantearon en el centro médico de la ciudad de St. Cloud (Minnesota, EE.UU.) St. Cloud Orthopedics Specialist.

“Si consideramos el número de puertos disponibles, el Canal de Fibra resultaba tres veces más caro, pero eso no lo es todo" —nos cuenta Roger Lund, especialista en sistemas de información del St. Cloud Orthopedics Specialist. El Canal de Fibra puede constituir o no una buena opción en función de una multiplicidad de factores, que abarcan, en primer lugar, las razones por las que se prefiere el CF, e incluyen, asimismo, las previsiones de tráfico de la red de área de almacenamiento (SAN, Storage Area Network).

Dada la naturaleza modular de dicho conmutador de Canal de Fibra, “no hacía falta que compráramos todos los puertos de CF a la vez. Sólo compramos un juego de puertos.” —continúa. De hecho, cuando la empresa ponderó el costo del resto de los componentes del presupuesto de la SAN, la diferencia se elevó a varios cientos de dólares.

Consideraciones acerca de los conmutadores de Canal de Fibra

Un conmutador de Canal de Fibra puede resultar uno de los componentes más caros en el seno de una estrategia de implantación de una red SAN de CF, pero el costo del conmutador no es la única variable que debe tenerse en cuenta. Deben analizarse, en efecto, otros parámetros de los conmutadores, tales como su flexibilidad, su modularidad, la velocidad que alcancen o su facilidad de uso.

Hasta hace no mucho, las redes SAN de Canal de Fibra constituía una solución orientada casi exclusivamente a la gran empresa. Se consideraban demasiado costosas y complejas como para poder ser objeto de implantación en las Pymes. Las necesidades de almacenamiento en red de las pequeñas y medianas empresas podían satisfacerse mediante NAS (Network-Attached Storage, almacenamiento conectado a la red) o de redes SAN bajo la especificación iSCSI, que entrañaban menos costos y permitían una instalación y un mantenimiento más sencillos.

En los últimos tiempos, la industria del Canal de Fibra ha emprendido una estrategia de captación de clientes entre las Pymes. Mike Karp, analista de la industria del almacenamiento que trabaja para el grupo Enterprise Management Associates, con sede en Westborough (Massachussets, EE.UU.) nos lo explica: “Los proveedores, en efecto, han bajado los precios de sus productos de Canal de Fibra.” Asimismo, han tomado medidas para simplificar el uso del CF mediante la incorporación de interfaces gráficas de usuario y asistentes. El resultado: el número de Pymes que están implantado el Canal de Fibra va en aumento.

Proveedores de conmutadores de Canal de Fibra

Los proveedores de conmutadores de Canal de Fibra más importantes son Brocade, Cisco Systems Inc. y QLogic Corp. Cada vez más, los proveedores de soluciones de almacenamiento incluyen los conmutadores en sus sistemas blade. Además de los conmutadores, los usuarios de redes SAN de Canal de Fibra necesitan comprar sistemas HBA (Host Bus Adapter, adaptador de bus del host), que suelen adquirir de los proveedores Emulex o QLogic. Para las Pymes, en opinión de Greg Schulz, analista senior de StorageIO Group, con sede en Stillwater (Minnessota, EE:UU.), “la opción más sencilla es adquirir un paquete integrado para SAN de CF de alguno de los grandes proveedores.”

Eso fue exactamente lo que hizo Saladino's Inc., una empresa de servicios de catering situada en Fresno (California, EE.UU.). La entidad se decantó por una solución SAN de Canal de Fibra de Hewlett PackaDR (HP) Co. implantada a partir de un dispositivo de almacenamiento EVA (Enterprise Virtual Array, matriz virtual corporativa) de 18 TB de este mismo proveedor, y de dos conmutadores de CF Brocade de 4 Gbps cada uno, acoplados al HP Blade Center. Ésta ofrecía un rendimiento de 4 Gbps (aunque EVA puede alcanzar los 8 Gbps), una fuente de alimentación redundante y un sistema de redes, asimismo, redundante, por un total de 100.000 dólares, un precio que la empresa consideraba “una ganga”. Por otra parte, no tuvieron problemas en aprender a dominar el manejo del Canal de Fibra. “HP se encargó de la configuración y el distribuidor de valor añadido se ocupó de la instalación y la puesta a punto"" —afirma Craig Urrizola, Director de Sistemas de Información de Saladino's.

Schulz añade: “El Canal de Fibra es una alternativa adecuada para empresas de mediana envergadura, especialmente para aquellas que precisan un elevado nivel de rendimiento.” Todos los grandes proveedores de CF ofrecen productos de nivel básico para ganar clientes entre las medianas empresas, aunque estos nunca podrán funcionar como el entorno IP-iSCSI, en el que los usuarios pueden iniciarse de forma autodidacta, y es posible adquirir conmutadores por 300 dólares. El precio base de los conmutadores es ligeramente superior a los 1.000 dólares.

La sociedad Slumberland Inc., situada en Little Canada (Minnessota, EE.UU.), constituye un ejemplo prototípico de mediana empresa dedicada a actividades minoristas. Para ella, el acceso al Canal de Fibra representaba una necesidad empresarial, pues trabaja con más de 100 tiendas y tiene en plantilla a más de 2.000 empleados. Seth Mitchell, director del equipo de infraestructuras de Slumberland, nos explica la situación: “Nuestras aplicaciones exigen mucho. A través de ellas, ejecutamos numerosas transacciones. Por este motivo recurrimos al Canal de Fibra.”

Slumberland posee un centro SAN de Compellent en el que se ha instalado un dispositivo fabric core-edge (núcleo-extremo) que cuenta con dos conmutadores modulares de CF (de 4 Gbps y 34 puertos cada uno) en el núcleo, y dispone de conmutadores QLogic en el extremo de la red. Habría resultado más sencillo si hubieran instalado un gran conmutador de clase director en su lugar, pero Mitchell precisa: “No podíamos permitirnos un director”. Incluso los conmutadores modulares de Cisco habrían resultado demasiado caros, a menos que el proveedor hubiera lanzado una línea más barata.

Los conmutadores de clase director constituyen conmutadores gran tamaño y totalmente equipados, que pueden llegar a albergar más de 128 puertos. Dejando a un lado el número de puertos que ofrecen, estos conmutadores de clase director se caracterizan por su capacidad de conectar distintas redes SAN y de gestionar la calidad de servicio (QoS, Quality of Service) de diferentes aplicaciones, así como por el emplear el método de la delimitación de zonas para aislar datos y dispositivos dentro de un sistema fabric. Suelen incluir enlaces interconmutados (ISL, Inter-Switch Linking) para conectar e insertar distintas redes SAN.

La mayor parte de las medianas empresas optan por la instalación de conmutadores modulares, que suelen ofrecer un número de puertos que oscila entre los 8 y los 32 (Brocade proporciona un conmutador con 40 puertos). Gracias a su naturaleza modular, los usuarios pueden ampliar el número de puertos añadiendo nuevos juegos al chasis (normalmente, en conjuntos de 8 puertos), o bien conectando otros chasis. Algunos conmutadores no ofrecen la posibilidad de ampliar el número de puertos. Los conmutadores semimodulares presentan ranuras para insertar nuevos puertos, pero estas deben activarse previo pago de un precio adicional para poder utilizarse.

Schulz concluye: “Si la empresa prevé cierto crecimiento o aspira a la flexibilidad, debe recurrir a los conmutadores modulares o semimodulares.” La empresa podría alcanzar una envergadura en la que precisaría del director, pero, hasta llegar a este punto, habría pagado una buena suma de dinero por unos puertos que no habría estado utilizando

Investigue más sobre Almacenamiento empresarial

Inicie la conversación

Envíenme notificaciones cuando otros miembros comenten sobre este artículo.

Por favor cree un Nombre de usuario para poder comentar.

- ANUNCIOS POR GOOGLE

Close