Gestionar Aprenda a aplicar las mejores prácticas y optimizar sus operaciones.

Ataques de correo que amenazan las redes e inundan las bandejas

7/8

Detenga la denegación de servicio antes de que sea demasiado tarde

Fuente:  id-work/iStock
Editor Visual: Sarah Evans

Los hackers envían montones de mensajes a su cliente de correo electrónico con la intención de bloquear el uso del servicio o interrumpir su computadora en un ataque de denegación de servicio (DoS) de correo. Es importante detener los ataques de denegación de servicio antes de que las hordas de mensajes de correo tengan la oportunidad de hacer caer su red.

En un ataque DoS, los atacantes apuntan a computadoras de usuarios y conexiones de red, prohibiendo a los usuarios recuperar el correo electrónico, visitar sitios web o acceder a las cuentas y otros servicios utilizados en línea.

Un ataque de denegación de servicio distribuido (DDoS) ocurre cuando un atacante utiliza su computadora, en concierto con muchas otras, para asaltar un punto final objetivo. El hacker explota las debilidades de seguridad y toma el control de su computadora para enviar spam a otras direcciones de correo.

Las bombas de correo envían volúmenes masivos de correo a una dirección, en un esfuerzo por desbordar una bandeja de entrada o saturar el servidor de correo. La multitud de mensajes de correo envía spam a cuentas de usuario para gastar la cuota determinada de datos, lo que impide que los usuarios accedan a mensajes auténticos. Una bomba de correo electrónico es un ataque DoS alojado. A menudo, los mensajes son grandes y construidos a partir de datos sin sentido en un intento de consumir tantos recursos del sistema y de red como sea posible.

Si bien no hay manera de evitar un ataque DoS de correo u otras variaciones, usted puede reducir la posibilidad de ser víctima con software antivirus y un firewall configurado para restringir el tráfico hacia y desde los puntos finales. Aplique los filtros de correo para gestionar el tráfico no solicitado e inculque buenas prácticas de seguridad para las comunicaciones de correo electrónico corporativo.

Detenga los ataques de denegación de servicio usando conexiones SMTP de tasa limitada en un cierto número de mensajes de correo desde un sistema particular o hacia un usuario específico. Por ejemplo, una red de bots podría enviar millones de comunicaciones de correo en un corto período de tiempo para abrumar la CPU o los recursos de rendimiento de la red. Esto también podría llenar el almacenamiento utilizado en el sistema de correo si las copias de los mensajes se archivan o conservan.

Detenga los ataques de denegación de servicio y luego enfrente el malware.

Texto de Sharon Zaharoff, editora asociada del sitio SearchExchange.

Vea todas las foto historias

Inicie la conversación

Envíenme notificaciones cuando otros miembros comenten sobre este artículo.

Por favor cree un Nombre de usuario para poder comentar.

- ANUNCIOS POR GOOGLE

Close