E-Handbook:

Tendencias y consejos para servicios de nube en AL

Breve resumen de los servicios de nube

Los servicios en la nube pueden ser un gran aliado para las compañías, debido a que entregan beneficios como ahorro de costos de infraestructura, optimización de recursos humanos calificados, mayor escalabilidad y una respuesta veloz a los requerimientos de los usuarios de cada organización, sin importar dónde se ubiquen estos usuarios.

La nube también permite optimizar los costos de mantenimiento y administración de los recursos de cómputo que la organización consume, lo que puede significar un ahorro considerable en el gasto de infraestructura propia, al no tener que invertir en hardware específico ni en personal capacitado para el soporte de la plataforma.

Los proveedores de servicios de nube, al contar con diversas granjas de servidores, también pueden ofrecer estabilidad, rápida escalabilidad y disponibilidad de los servicios; esta promesa suele ir garantizada en acuerdos de nivel de servicio (SLA) pues, debido a la infraestructura existente en las instalaciones del proveedor, bastante raro y poco frecuente que se caiga el servicio.

Es por ello que el modelo de nube pública se popularizó tan rápidamente, en comparación con la oferta de la nube privada. Sin embargo, muchas compañías requieren cumplir con estándares de seguridad y cumplir con regulaciones que exigen un mayor control de dónde se almacena la información corporativa, algo que en la nube pública no se puede tener. De ahí el auge del esquema de nube híbrida, donde algunos servicios se ubican en una plataforma pública o privada de un proveedor, mientras que otros servicios se mantienen dentro de la infraestructura propia de la empresa.

Hoy por hoy, la mayoría de las empresas utilizan más de una plataforma o modelo, e incluso más de un proveedor. Es muy factible que, para mantener el grado de eficiencia deseada, una misma carga de trabajo deba moverse de un entorno a otro, o de un proveedor a otro, a lo largo del tiempo. Por eso es vital contar con herramientas que permitan una gestión unificada y un control centralizado de entornos híbridos y que facilite las migraciones de las cargas de trabajo de unos a otros. Por ello, cada vez se requieren más profesionales con amplios conocimientos de las plataformas y servicios de nube, capaces de gestionar de manera adecuada la información corporativa.

A continuación, presentamos tres artículos sobre el uso de los servicios de nube en América Latina y unos consejos para calcular los costos de migración.

Close