E-Handbook:

Evolución de la gestión de contenidos empresariales

La gestión de contenidos aún vive y es útil

Aunque Gartner declaró hace cuatro años que la gestión de contenido empresarial (ECM) había sido reemplazada por los servicios de contenido, la tecnología ECM todavía se usa con frecuencia y continúa ayudando a las empresas a organizar su información para lograr sus objetivos más rápidamente.

ECM es un término general que se utiliza para describir la combinación de métodos, herramientas y estrategias que respaldan la captura y gestión de contenido, así como el almacenamiento, preservación y entrega de información a lo largo de todo su ciclo de vida.

Los sistemas ECM ayudan a optimizar el ciclo de vida de la información con la gestión de documentos y la automatización de los flujos de trabajo de los procesos. Es fundamental para cualquier organización con grandes volúmenes de contenido tener un plan de ECM definido para eliminar las ineficiencias operativas, reducir los costos y cumplir con los mandatos de cumplimiento normativo.

De hecho, el fraude financiero y las violaciones de datos, así como las regulaciones diseñadas para prevenirlos, han hecho que la gobernanza de la información sea esencial no solo por razones de cumplimiento, sino también para ayudar a proteger la reputación de la organización. Y esta necesidad ha reforzado la importancia de los sistemas ECM en las empresas.

Sin embargo, la necesidad de movilidad y de disponibilidad continua de la información empresarial desde cualquier ubicación y a cualquier hora, llevó al surgimiento y auge de los servicios de contenido en la nube, los cuales complementan y extienden las capacidades de entrega y almacenamiento de la información.

Tal vez ECM vaya en declive, pero tal vez no. Tal vez permanecerá como una tecnología útil en un entorno controlado, proporcionando garantías de cumplimiento, a la par que las plataformas de servicios de contenido (CPS) habilitan la colaboración en tiempo real para empleados situados en múltiples entornos.

Close