goodluz - Fotolia

Visanet se transforma: ahora es Niubiz y tiene el 70% de sus aplicaciones en la nube

Niubiz dejó de ser una empresa de medios de pago para convertirse en una empresa de soluciones tecnológicas adaptada a las necesidades de sus clientes. Tienen la mayoría de sus aplicaciones en una nube híbrida. Eligieron OpenShift de Red Hat para gestionar su infraestructura.

Luego de 22 años en el mercado, Visanet se transformó en Niubiz. Hasta el año pasado eran conocidos como el principal gestor de las transacciones con Visa en el Perú y tenían afiliados 300 mil comercios, lo que generaba 400 millones de transacciones anuales. Ahora son Niubiz y tienen proyectado llegar a 500 mil afiliados. Ya no solo procesan pagos de Visa sino al resto de marcas (American Express, Diners Club, etc.) y con todo tipo de tecnología: banda, chips, tarjetas sin contacto, pago desde el celular, billeteras electrónicas y QR.

Este cambio en el concepto del negocio –hoy se definen como un proveedor de soluciones tecnológicas– vino acompañado de una migración en sus plataformas y en la cultura de la organización. Patricia Morales, gerente de Tecnología de la Información de Niubiz, señaló que el cambio fue profundo e implicó para su área el desarrollo de esas nuevas capacidades que exigía la estrategia de la compañía. Su orientación ahora, explica, es co-crear con el cliente las soluciones tecnológicas idóneas para la gestión de pagos de forma ágil. 

“El proceso de transformación es permanente, es una reinversión constante que requirió un apasionado compromiso en lo que hacemos. Se renovó el modelo de arquitectura, se reforzaron diversas herramientas y se desarrollaron nuevas capacidades para poder responder de manera oportuna a aquello que nos exige el mercado y nuestros clientes”, detalló Williams Flores, gerente de Arquitectura Tecnológica de Niubiz durante su presentación el Red Hat Forum Latin America 2020.

El cambio se gestó despacio y empezó ocho años atrás, precisó Patricia Morales. Al inicio solo se colocó en la nube una solución de POS Virtual. La evolución fue paulatina porque había que cuidar mucho los esquemas de seguridad y mantener “el cielo y la tierra conectados”, aclara. Luego fueron creando más desarrollos en la nube hasta llegar al estado actual: un 70% cloud. El crecimiento más acelerado se ha dado en los últimos dos años, porque ya todas las nuevas soluciones de negocios (front desk) se desarrollan sobre la nube y solo se mantiene la parte transaccional On Premise, precisó Morales. 

Este concepto de ecosistema híbrido ha sido el apropiado porque se busca ganar agilidad y desarrollar en el menor tiempo todas aquellas soluciones requeridas para satisfacer al cliente, tanto con diseños personalizados como con todo un paquete de alternativas previamente creadas, explicó. “No tenemos una sola camiseta, ni usamos un solo lenguaje o marca, elegimos lo que mejor nos acomoda”, resalta.

Para integrar y articular los diferentes desarrollos en contenedores agnósticos a cualquier infraestructura eligieron OpenShift, de Red Hat, lo cual les tomó año y medio, detalló Patricia Morales. “No descartamos a ningún fabricante. Lo que hemos elegido nos permite sacar y poner o cambiar de un proveedor a otro, de una nube pública a las instalaciones de forma ágil y sencilla pese a tener un ecosistema complejo”, comentó.  

OpenShift es una plataforma de código abierto que permite optimizar procesos y ser más eficientes en la gestión de aplicaciones porque combina software de múltiples procedencias y de alta complejidad con una interfaz fácil de manejar que simplifica la creación, despliegue y producción de los sistemas que habilitan los negocios interna o externamente, complementó Thiago Araki, senior manager de la Tech Office de Red Hat para América Latina.

Los nuevos servicios

El lanzamiento de toda una gama de nuevas soluciones de negocios que funcionan en la nube ya estaba previsto desde el 2019. Con la pandemia, este año, se ha acelerado su puesta en escena, señala Patricia Morales. Algunas soluciones ya existían pero su uso era muy limitado, como en el caso de los pagos sin contacto, que se ha elevado para tener la menor fricción posible. Los pagos en línea ya existían, añade, pero pasaron en el último año de representar el 12,5% de las transacciones al 50% y de 313 comercios afiliados a dicho sistema (2019) se llegó a 1.600 en lo que va del año.

También han lanzado soluciones nuevas, atendiendo a los requerimientos de los pequeños emprendedores. No solo ha evolucionado el pago desde el celular, que ya funciona como una tarjeta sin contacto, sino que se facilitó una solución para acceder a préstamos y se ha ingresado a los pagos con tarjeta en buses, de los cuales ya tienen 400 utilizando el sistema y se sumarán 600 más en lo que resta del año, detalló.

“Toda esta nueva oferta refleja el gran cambio interno que hemos experimentado. Hemos reinventado la manera de hacer negocios. Y todos hemos estado muy conectados con el cambio de identidad. Ha sido un proceso individual y colectivo, como volver a nacer. Nos hemos revitalizado”, finalizó Morales.

Investigue más sobre Cloud computing (Computación en la nube)

Close