Tomasz Zajda - Fotolia

Gestionar Aprenda a aplicar las mejores prácticas y optimizar sus operaciones.

Virtualización y nube son una solución para las empresas brasileñas

La elección de la nube y la virtualización de servicios se han tornado en la opción obvia para la mayoría de las organizaciones, las cuales han logrado modernizar su infraestructura de TI.

En un clima económico donde cada dólar se valora mucho, todas las empresas necesitan entender perfectamente cómo deben emplease sus recursos, particularmente cuando el tema es almacenamiento y procesamiento de datos.

Es bien conocido que las grandes empresas realizan presupuestos que contemplan la inversión en estas áreas, pero desde hace un par de años, dos temas han tomado gran importancia como un medio para optimizar procesos y en consecuencia reducir costos: la virtualización y la nube.

En el pasado mes de mayo, Gartner presentó el documento "Market Insight: Cloud Computing's Drive to Digital Business Creates Opportunities for Providers", el cual mostró las previsiones del mercado de la nube en los próximos años.

Según el estudio, en 2020, muchas empresas poseerán una política corporativa que tendrá muchos de sus servicios en la nube, lo que al mismo tiempo generará una mayor dependencia de internet y un mayor uso de aplicaciones y dispositivos dentro de las organizaciones.

También se informa que en 2019 más del 30% de las inversiones en el desarrollo de nuevo software de las 100 principales empresas de este segmento a nivel mundial habrán migrado de una estrategia “primero en nube" (cloud-first), hacia "exclusivamente en la nube" (cloud -only)

¿Qué significa esto?

Que más empresas desarrolladoras de software optarán por ofrecer soluciones cliente-servidor mediante la nube. Las empresas desarrolladoras de ERP son un buen ejemplo; siguen una política de demanda determinada principalmente por los clientes, que requieren progresivamente de soluciones rápidas y funcionales.

Los usuarios no están interesados ​​en invertir en infraestructura para acoger una aplicación en sus instalaciones. Esto ha obligado a los desarrolladores a transferir sus soluciones para la nube. Esta tendencia debería continuar, simplemente porque es más lo más conveniente, y Brasil no escapa de esta disposición.

Beneficios reales

Las pequeñas y medianas empresas brasileñas ven en los servicios de nube, la virtualización de servidores y escritorios, y el SaaS como las opciones más práctica para reducir costos y tener toda una plataforma de trabajo funcional equivalente a la de las grandes empresas nacionales e internacionales.

Esto evita tener que invertir en hardware, licencias de software y capacitación cuando se desea tener acceso a las más recientes tecnologías de la información. Otro de los grandes beneficios es que ciertas aplicaciones como el comercio electrónico, big data y la internet de las cosas (IoT) exigen una gran cantidad de procesamiento, con muchos picos y variaciones temporales, lo que hace que cada vez sea más difícil que las empresas pequeñas alojen toda la información de forma local, en razón de que los recursos y la infraestructura son limitados.

Esto abre oportunidades para soluciones como las proporcionadas por la virtualización de escritorios. Una tecnología que, junto con la solución de gestión correcta, puede entregar escritorios virtuales a cualquier usuario, en cualquier dispositivo.

Más que una infraestructura de escritorio virtual (VDI), una solución de virtualización de escritorio puede proporcionar a las organizaciones la flexibilidad para mezclar o combinar situaciones de entrega, sea de un escritorio virtual a un gran número de usuarios o de un escritorio Windows completamente personalizados para usuarios individuales.

Los siguientes escenarios son ejemplos de proyectos de virtualización de escritorio que pueden proporcionar un claro ejemplo de cómo actualmente las empresas brasileñas obtienen beneficios de esta tecnología:

  • Una rápida escalabilidad de los negocios. Establecer un VDI ofrece la mejor alternativa para las empresas que necesitan aumentar rápidamente su productividad sin necesidad de comprar hardware nuevo.
  • Empresa adquirida o con participación de joint ventures. Facilita la combinación de entornos de usuario de forma rápida y con el menor costo posible.
  • Actualizar sistemas basados en Windows. Ofrece una rápida transferencia sin la necesidad de sustituir los terminales existentes.
  • Reducción de la pérdida de datos y recuperación del desastre. Reducción de los riesgos inherentes a un entorno descentralizado, disminuyendo el tiempo de inactividad y los costos asociados a los procesos de respaldo y recuperación.
  • Fuerza de trabajo distribuida. Otorga apoyo a los usuarios en ubicaciones remotas con una conectividad no estándar, eliminando la necesidad de inversiones en actualizaciones a gran escala de la red LAN/WAN.
  • Trabajadores de campo. Se logra la productividad total de un trabajador de escritorio desde cualquier ubicación, poniendo fin a la necesidad de que los usuarios móviles tengan que regresar a la sede de la organización para presentan los resultados de su jornada laboral.
  • Soporte técnico interno eficiente. Es compatible con un gran número de usuarios con un mínimo de recursos.

El mercado poco a poco va perdiendo el miedo a la seguridad en la nube

De acuerdo con Gartner, en 2020 el 95% de las fallas de seguridad en la nube serán causadas ​ de lado del cliente. La previsión es coherente con las estadísticas que muestran que la inmensa mayoría de los problemas de seguridad que enfrentan las empresas de TI se originan en fallas internas, generalmente a través de la ingeniería social. 

El mercado brasileño sigue un lento pero constante proceso de maduración, y como hemos comentando en diversas notas, no hay duda de que la crisis de los últimos dos años sirvió como catalizador. Durante este período, varias empresas han dedicado tiempo para promover su transformación digital, la búsqueda de una mayor eficacia y una importante reducción de costos.

La elección de la nube y la virtualización de servicios se han tornado en la opción obvia para la mayoría de las organizaciones, las cuales han logrado modernizar su infraestructura de tecnologías de Información, preparando el camino para la reanudación del crecimiento.

El optimismo proviene de dos factores clave:

  1. Una nueva gestión política y económica que presenta un panorama favorable al regreso del capital y la inversión, consecuencia directa del impedimento a la expresidente Dilma Rousseff, y la asunción del presidente Michel Temer, que promete acciones inmediatas para mejorar la economía del país.
  2. La presencia de tecnologías con precios más accesibles.

Los primeros pasos para que Brasil vuelva a crecer ya se han dado, solo resta esperar que el proceso no sea muy demorado.

Este artículo se actualizó por última vez en septiembre 2016

Profundice más

Inicie la conversación

Envíenme notificaciones cuando otros miembros comenten sobre este artículo.

Por favor cree un Nombre de usuario para poder comentar.

- ANUNCIOS POR GOOGLE

Close