BACKGROUND IMAGE: iSTOCK/GETTY IMAGES

Este contenido es parte de Guía Esencial: Guía Esencial: Los centros de datos se vuelven más verdes
Lo básico Póngase al día con nuestro contenido introductorio.

Ventajas y recomendaciones de los centros de datos ecológicos

Tanto la eficiencia energética como la fuente de alimentación son dos aspectos críticos a la hora de diseñar un centro de datos verde.

A principio de año, Apple anunció que invertiría $2 mil millones de dólares en Irlanda y Dinamarca para crear centros de datos que utilicen 100% energía renovable que den soporte a la App Store, Siri e iMessage. Facebook aseguró una decisión similar pocos días atrás, su nuevo centro de datos se construirá en Fort Worth, Texas y trabajará con energías limpias en su totalidad.

La decisión de estos dos gigantes está a tono con la industria, que en gran parte se está moviendo en esa dirección. Ya hace unos años que Google construyó uno de sus centros de datos en Finlandia, aprovechando la baja temperatura de la zona para enfriar sus equipos, minimizando así el impacto ecológico.

Pero, ¿qué pasa en la región latinoamericana? En primer término, vale destacar que para ser considerado “ecológico”, un centro de datos debe cumplir con requisitos tales como diseñar sus instalaciones con equipos que busquen reducir la huella de carbono y el consumo de agua, lo cual permite lograr la mayor eficiencia energética posible.

De acuerdo con Fernando Antelo, gerente general para el Cono sur de Emerson Network Power, es evidente en la región desde hace varios años la necesidad de un cambio en la forma en que las empresas utilizan la energía. “No es solo un cambio basado en la conciencia ecológica del cliente, sino que ya en muchos países se han implementado certificaciones y premios en forma de importantes descuentos impositivos a empresas que tomen iniciativas verdes en su centro de datos. Esta motivación económica que proviene de los gobiernos ayudará a la creación de más centros de datos verdes en los próximos años” aclara el ejecutivo.

La compañía se encuentra desarrollando y ayudando a las empresas más grandes del mundo a crear y diseñar centros de datos ecológicos. “Con tecnología de punta buscamos generar energía limpia, no solo mediante el aprovechamiento de las condiciones climáticas para aumentar la eficiencia de la refrigeración sino que poseemos un amplio portafolio de equipos para los distintos tipos de energías limpias que pueda requerir el cliente”, completa.

Antelo señala las principales ventajas competitivas de contar con un data center ecológico. “En términos económicos un centro de datos de este tipo, al optimizar su diseño, puede generar importantes reducciones en la factura de energía”. Asimismo, al diseñar con la premisa ecológica, se está optando por una gama de equipos de máxima eficiencia y última tecnología, “esto último acarrea ventajas competitivas en comparación con un centro de datos tradicional”, puntualiza el ejecutivo

A la hora de considerar la elección de este tipo de equipos, tanto la eficiencia energética como la fuente de alimentación son dos aspectos críticos. “Ambos parámetros son importantes a la hora de diseñar un centro de datos verde. No solo puede ayudarnos en esta misión un aumento en el uso de fuentes renovables sino que es, quizás más importante aún, el uso eficiente y responsable de la energía”, explica Antelo.

En este sentido, el ejecutivo subraya la importancia que el indicador conocido como PUE (efectividad del uso de la energía, por sus siglas en inglés) reviste para considerar la eficiencia de estos centros de datos. “Este índice compara el total de energía consumida por el centro de datos contra la cantidad de energía que llega al equipo de TI”, explica.

En términos de rendimiento de estos equipos “verdes”, algunos pre-conceptos respecto a su funcionamiento llevan a que muchas empresas de la región reconsideren la incorporación de equipos de estas características frente a los comunes. Sin embargo, Antelo señala que los equipos ecológicos han llegado a un nivel de tecnología y desarrollo en el cual no muestran diferencias negativas en cuanto a su rendimiento con respecto a equipos tradicionales. “Solo es importante la elección correcta de los equipos al buscar aprovechar las características de cada sitio”, agrega.

Los costos, por último, constituyen el otro tema controversial a la hora de inclinarse por equipos ecológicos. “Es posible que al tratarse de una tecnología superior, la inversión inicial sea mayor”, reconoce Antelo. Sin embargo, un centro de datos no es una inversión a corto plazo: “Al realizar un análisis de retorno de la inversión, al tomar en cuenta el aumento de eficiencia y ahorro energético, se observa una rápida recuperación del monto inicial desembolsado en comparación con una solución tradicional”, concluye el ejecutivo. 

Este artículo se actualizó por última vez en agosto 2015

Inicie la conversación

Envíenme notificaciones cuando otros miembros comenten sobre este artículo.

Por favor cree un Nombre de usuario para poder comentar.

- ANUNCIOS POR GOOGLE

Close