Jrg Hackemann - Fotolia

Noticias Manténgase informado sobre las más recientes actualizaciones de productos y noticias de tecnología empresarial.

Unicef utiliza ciencia de datos para rastrear refugiados

El organismo de las Naciones Unidas para la ayuda humanitaria a los niños y las madres en los países en desarrollo está recurriendo a la ciencia de datos, recabando la experiencia de empresas y otras organizaciones.

Unicef, la agencia de socorro de la ONU para niños y madres en zonas de guerra, zonas de hambruna y otras regiones de desastre, está comenzando a utilizar la ciencia de datos para resolver problemas como el rastreo de refugiados.

De acuerdo con Natalia Adler, especialista en datos, investigación y planificación de políticas en Unicef, esto es solo un ejemplo de cómo la organización está buscando reunir expertos fuera de sus propias filas para llevar a cabo su misión.

Adler dijo que hace unos dos años, la agencia comenzó a ver cómo la "revolución de datos podría mejorar las vidas de los niños".

En la escena de ciencia de datos en Nueva York, se encontró con Shawn Edwards, CTO de Bloomberg, cuya firma estaba promoviendo un esquema de "datos por el bien". A finales de 2015, Bloomberg acordó financiar a un científico de datos en residencia en la oficina de Unicef ​​en la ciudad, y abrir algunos de sus conjuntos de datos de forma gratuita. De esta manera, mapearon a las empresas con políticas de trabajo infantil, y realizaron análisis de redes para ver cómo eso se llevaba a cabo en las cadenas de suministro de esas empresas.

Pero Adler dijo que el impulso de las compañías en los últimos años para monetizar sus datos había dificultado que organizaciones como Unicef ​​tuvieran acceso a los datos que necesitarían para lograr progresos dramáticos.

Su estrategia ha sido lanzar lo que se llama "colaborativas" con startups y otras organizaciones, como GovLab, un think-tank con sede en la Universidad de Nueva York. Con GovLab, Unicef ​​ha desarrollado una metodología que conecta los problemas socioeconómicos de la vida real con la ciencia de datos y la experiencia que podría ayudar, especialmente del sector privado y la academia.

Adler también dijo que estaba mirando a la comunidad de ciencia de datos en Escocia como otro "ecosistema" para aprovechar. "Es pequeño, pero crece y se conocen entre sí", dijo. "Tienen la voluntad de aventurarse en el aspecto social de los datos. Necesito cerebros, en vez de solo dinero”.

Un centro de innovación financiado por el gobierno escocés, el Data Lab, organizó un reciente viaje comercial a Nueva York con Scottish Development International, y una de las empresas emergentes de eso, Brainnwave, se ha involucrado en el esfuerzo de ciencia de datos de Unicef.

Unicef ​​también ha adoptado, según el relato de Adler, un enfoque basado en casos de negocio, identificando los problemas a abordar y luego buscando los datos que ayudarían a resolverlos. En los últimos meses, ha identificado nueve problemas a resolver, dijo.

Dos de ellos se encuentran en Brasil, uno relativo al nivel generalmente alto de matanzas de niños en el país, y el otro, el crecimiento inusualmente alto de cesáreas. Los científicos de datos de Unicef ​​están utilizando análisis de redes y sentimientos para entender mejor estos fenómenos.

Unicef ​​está trabajando con la firma escocesa Brainnwave en un proyecto colaborativo para uno de sus proyectos en Somalia, localizando y rastreando el movimiento de la población en el país para permitir a Unicef ​​asignar recursos y esfuerzos a las áreas que más lo necesitan.

El Comité de Emergencia de Desastres del Reino Unido está poniendo actualmente un foco de atención en Somalia y sus países vecinos, y ha estimado que 16 millones de personas necesitan urgentemente alimentos, agua y tratamiento médico.

Alrededor del 60% de los desplazados internos en Somalia son niños, dijo Adler. Cuando el gobierno de Kenia amenazó con cerrar el campamento de refugiados de Dadaab el año pasado –el más grande del mundo, con unas 350.000 personas– surgió la necesidad de entender dónde se trasladarían esas personas, para predecir dónde debían enviarse los bienes y servicios.

Don Baker, fundador de Brainnwave, negoció el acceso a datos satelitales de, entre otras fuentes, Airbus para ayudar a este proyecto. Científicos de datos de la Fundación ISI, con sede en Turín, llevaron a cabo investigaciones sobre los datos, y siguen haciéndolo, pro bono, ya que la decisión de cerrar el campamento sigue en disputa entre el gobierno y la Corte Suprema de Kenia.

Otro foco de preocupación es una zona en la frontera siria y jordana, donde unos 70.000 refugiados son atrapados en una tierra de nadie. Una vez más, la idea es utilizar la ciencia de datos en datos de satélites y otros para entender el movimiento de la población en un área que es muy difícil de monitorear sobre el terreno.

"La colaboración en los datos es una nueva forma de trabajar para nosotros", dijo Adler. "No venimos con todas las respuestas, y nunca estaremos en una posición donde podemos contratar a muchos científicos de datos. Es cómo funciona Wikipedia”.

"No hay una única respuesta a estos complejos problemas, por lo que tenemos que abordarlos de una manera diferente. Es una solución colectiva de problemas y, aquí, el uso de la ciencia de los datos para decodificar la complejidad. Aquí está la ciencia de datos, pero podría ser otra cosa. Tampoco se puede resolver solo un problema y decir adiós. Es algo continuo”.

Este artículo se actualizó por última vez en marzo 2017

Profundice más

Inicie la conversación

Envíenme notificaciones cuando otros miembros comenten sobre este artículo.

Por favor cree un Nombre de usuario para poder comentar.

- ANUNCIOS POR GOOGLE

Close