Jakub Jirsák - stock.adobe.com

Evaluar Conozca los pros y contras de las tecnologías, productos y proyectos que está considerando.

Un mayor uso de tecnología en la salud es el lado positivo de la pandemia

La crisis sanitaria generada por el covid-19 ha impulsado, como un verdadero efecto secundario positivo, el desarrollo de numerosas soluciones tecnológicas en el sector salud.

La crisis sanitaria generada por el covid-19 ha impulsado, como un verdadero efecto secundario positivo, el desarrollo de numerosas soluciones tecnológicas en el sector salud. Innovaciones en áreas diversas como diagnósticos, tratamientos, manejo de datos de pacientes, herramientas de acceso o procesamiento de información se han instalado con fuerza en hospitales y centros médicos.

Por ejemplo, la inteligencia artificial está teniendo un papel preponderante en lo que se refiere al mejoramiento de la calidad de los diagnósticos y en la realización de cirugías. En el caso de internet de las cosas, ya tiene muchos usos en la salud, por ejemplo, en lo que se refiere a tratamientos de enfermedades crónicas, pues productos conectados permiten mantener el monitoreo de un paciente desde su hogar.

Mauricio Blanco, Accenture.

De acuerdo con el Technology Vision 2021 de Accenture, el 81 % de los ejecutivos de la salud a nivel mundial aceleró la transformación digital de su organización producto de la pandemia, mientras que un 93 % está innovando con urgencia. Las tecnologías que más escalaron los proveedores de salud a nivel global, como consecuencia directa de la crisis sanitaria, han sido la nube (39 %); internet de las cosas (36 %); inteligencia artificial y ciberseguridad, ambas con 36 %.

«La inteligencia artificial ha tenido un papel fundamental en el desarrollo de una vacuna, así como también en su distribución a nivel mundial», destaca Mauricio Blanco, director ejecutivo de Accenture Chile.

En el caso de la nube, está siendo usada en el sector de la salud para dar mayor flexibilidad a su funcionamiento, así como permitir una conexión y una retroalimentación de datos más fluida y segura, tanto de sus colaboradores como de sus pacientes. «Hace un par de años, apenas se escuchaba hablar de las atenciones médicas vía remota. Pero la pandemia impulsó mucho más la revolución tecnológica, lo que vino a democratizar el acceso a la salud», señala David Iacobucci, director comercial de Lumen Chile.

Carlos Chavarría, NA-AT Technologies.

Por otra parte, en la contratación de personal de salud, la firma autógrafa digital (FAD) fue clave como solución biométrica para reducir el riesgo de contagio porque ha permitido realizar validaciones biométricas a distancia, en especial dactilares y faciales. «Esta tecnología ha servido para la contratación remota de personal médico o para proveedores en el sector salud sin tener que desplazarse, con una gran reducción en el riesgo de contagio. Sin perjuicio de lo anterior, la firma autógrafa digital y la validación de identidad son herramientas que permitirían, por ejemplo, la implementación de consentimientos informados e incluso, en el caso de la validación de identidad, tenemos productos que permitirán controlar el cumplimiento de los confinamientos que implica la cuarentena a través de la validación de identidad en combinación con la geolocalización», explica Carlos Chavarría, CEO de NA-AT Technologies.

Telemedicina en auge

Otra tecnología que ha gozado «de buena salud» durante la pandemia ha sido la telemedicina.

En promedio, durante el año pasado, en Chile poco más de 100 personas se conectaban con su médico a través de un dispositivo. Hoy, más de 100 mil habían acudido a las consultas remotas, según cifras del sector de las Instituciones de Salud Previsional o Isapres, de Chile.

«Cambiamos de modalidad por necesidad, pero la telemedicina llegó para quedarse. Sin embargo, muchos centros médicos y hospitalarios no estaban preparados. De hecho, importantes clínicas no pudieron integrar su sistema de bonos rápidamente, por lo que tuvieron que cobrar las consultas de forma particular, lo que implicaba ­para el usuario tener que solicitar un reembolso en su isapre. Pero la tecnología está mejorando las cosas. Muchos pacientes no tienen acceso a medicina especializada debido a su ubicación geográfica. Pues bien, tanto la salud pública como la privada tienen ahora la opción de llegar a ellos gracias a la telemedicina, cubriendo lugares del país donde sus habitantes no tienen acceso a especialistas», destaca Iacobucci, de Lumen.

Martín Volante, SAP.

En esta misma línea, Martín Volante, asesor experto de SAP para la industria de la Salud y Educación Superior, sostiene que la telemedicina, si bien no es una tecnología nueva, se ha desarrollado y afianzado fuertemente gracias a la pandemia. «Creemos que llegó para quedarse definitivamente, particularmente para controlar a pacientes con tratamientos continuos o que sufren de enfermedades crónicas y como complemento de ciertos tratamientos. También destacaría el seguimiento remoto de pacientes. Esto tiene que ver con un cambio creciente en el paradigma clínico y que básicamente sostiene que el paciente tiene que estar hospitalizado el menor tiempo posible. A través de distintas tecnologías, es posible monitorear al paciente para determinar su evolución y seguimiento del tratamiento, de una manera segura, con protocolos de alto estándar y en su domicilio, lo que muchas veces permite una recuperación más rápida y con menos riesgos», asegura.

Inteligencia artificial en el manejo de los trabajadores de salud

Por otra parte, la gestión de la fuerza laboral en el ámbito de la salud ha sido fundamental porque cuidar a los colaboradores es cuidar a los pacientes y, en ese sentido, las tecnologías que permiten aumentar el bienestar y compromiso de los trabajadores de la salud han resultado claves para este objetivo.

Roberto Alfaro, SCM Chile.

«El manejo de turnos y horarios, con sistemas que hoy están disponibles, es una problemática de extrema importancia. Ya no se trata de buscar el apoyo de la tecnología únicamente para respetar y cumplir las normativas laborales vigentes, sino también para atender, por ejemplo, la fatiga y disponibilidades de tiempo, logrando horarios que aseguren la cobertura y atención sin ir en desmedro de la calidad de vida de los trabajadores de la salud», destaca Roberto Alfaro, gerente general de SCM Chile.

El experto agrega que tecnologías aprendizaje automático que logran optimizar turnos y dotaciones, asegurando coberturas, o tecnologías de inteligencia artificial que aumentan la comunicación para atender las necesidades del colaborador de forma personalizada y eficiente, son la llave para lograr el éxito en esta industria, poniendo al paciente primero y sin perder el foco en quien lo atiende. Estas tecnologías son las que permiten reaccionar de manera rápida y ajustada a las necesidades ante complejas demandas, muchas de ellas imprevistas, y cambios abruptos en el entorno, especialmente en los escenarios cambiantes de la pandemia.

Para finalizar, mirando al futuro, un área relevante es la epidemiología genómica, «impulsada por tecnologías basadas en big data que permiten conocer patógenos –como el covid 19– y, a partir de esta información, comenzar el desarrollo de las vacunas. En este ámbito, veremos un gran desarrollo en los próximos años», concluye Volante, de SAP.

Robot con IA apoya el trabajo de salud en el sistema público chileno

No es una película de ficción. La tecnología avanza a pasos agigantados y el uso de la inteligencia artificial en la vida de las personas es cada vez más común. A raíz de la pandemia, nuevas soluciones han ido surgiendo con la idea de apoyar las medidas sanitarias y al cuerpo médico durante el enfrentamiento y respuesta de la emergencia sanitaria por COVID-19.

Fue así como llegó el Robot Cruzr al Hospital San Juan de Dios –CDT– que, mediante su sofisticada tecnología, ofrece una interacción más fácil y cómoda al alcance de las personas, proporcionando una nueva generación de servicios para una variedad de aplicaciones industriales y entornos domésticos.

La directora del recinto asistencial, Dra. Midori Sawada, afirma que, dentro del marco de esta emergencia sanitaria por COVID-19, «ha jugado un rol muy importante en la detección de síntomas para disminuir el riesgo de contagio en las salas de espera. Esperamos poder ampliar su uso a otros espacios dentro del hospital, así como en las funciones que desempeña». Agrega que «uno de los principales beneficios que ha aportado, hasta la fecha, es el control de temperatura a las más de 1.000 personas que asisten a atenciones ambulatorias por día, así como a la contribución de videollamadas, que llegan a unas 500 desde que llegó al hospital, lo que nos permite mantener el vínculo entre el paciente y su familia».

Tecnología de punta

El robot cuenta con una cámara termográfica Hikvision, modelo DS-2TD2617, que permite medir la temperatura corporal de los pacientes sin contacto y de manera rápida, cumpliendo con los requerimientos sanitarios determinados por la autoridad. Además, cuenta con tecnología SLAM patentada, que le permite mapear en tiempo real su posicionamiento y así evitar obstáculos mientras se mueve.

Ofrece interacción multimodal, es decir, implementa voz, acción, texto y expresión para asimilar la presencia de un humano y generar cercanía con las personas con el fin de mejorar la experiencia del usuario.

Fernando de la Cerda, gerente comercial de Tecnogroup, empresa integradora de esta solución, explica: “El robot Cruzr cuenta con un 98 % de efectividad en el reconocimiento facial, siendo capaz de identificar caras en cosa de milisegundos. Detecta a su vez emociones, género, edad y reconocimiento étnico, siendo un aporte en la atención a personas. Tiene instalada una cámara termográfica que mide la temperatura de hasta 150 personas por minuto, ubicadas entre 1 y 1,5 metros de él, tanto en una medición individual como grupal».

Tiene un bajo nivel de consumo energético y su formato de carga de batería tiene tres métodos de recarga: recarga de la directiva, recarga preestablecida y recarga automática.

«El robot Cruzr controla la temperatura sin tener mayor contacto, mediante alertas de sonidos y visualización en su pantalla, avisa sobre el uso correcto de la mascarilla, difunde videos educativos y sanitiza los espacios colectivos. En la Torre Hospitalaria, realiza actividades lúdicas con los niños de pediatría», agregó el ejecutivo de Tecnogroup.

 

 

Investigue más sobre Tendencias de cómputo empresarial

Close