alex_aldo - Fotolia

Lo básico Póngase al día con nuestro contenido introductorio.

Tres tendencias para la industria inalámbrica en 2018

Convergencia, 5G e implementaciones de small cells serán algunas de las tendencias inalámbricas este año, de acuerdo con CommScope.

El 2018 será momento para el pragmatismo, para entrar en materia de lo que realmente es posible. Es por eso que la densificación, virtualización, optimización y simplificación de las redes continuará siendo el principal objetivo para los operadores en el próximo año.

Rogerio Ferro, director de Ventas Wireless para América del Sur en CommScope, considera que “chocaremos con la realidad cuando el 3GPP (3rd Generation Partnership Project) finalice el nuevo estándar de ‘Radio non-standalone 5G’, habilitando futuros desarrollos”.

De acuerdo con el ejecutivo de CommScope, hay tres áreas clave para la industria de telecomm en 2018. Ferro explica que, si bien estas iniciativas no son nuevas, son importantes para que los operadores aprovechen al máximo sus inversiones de red y construyan un puente hacia la nueva generación de tecnologías.

  1. Convergencia hacia nuevos modelos de negocio y casos de uso

“La convergencia de redes inalámbricas y alámbricas es real. Muchos de nuestros clientes se están reorganizando alrededor de este concepto a medida que negocios, que solían ser independientes, se juntan. Quienes optaban por redes alámbricas tradicionales están trayendo al mundo inalámbrico su experiencia en conectividad de fibra. Muchos operadores están concentrados en llevar cada vez más fibra a sus redes para habilitar arquitecturas C-RAN y despliegues a gran escala de small cells que lleven la fibra más cerca a los suscriptores,” puntualizó Ferro.

Los Operadores de Servicios Múltiples (MSO) y las empresas neutral host con redes de fibra existentes las están monetizando vendiendo acceso para backhaul de small cells. Algunos incluso están construyendo sus propias redes de small cells y arrendándolas a operadores inalámbricos. Se están formando alianzas poco usuales entre compañías de cable, proveedores inalámbricos y neutral hosts.

“También hay convergencia de espectro licenciado y no licenciado a medida que se abren nuevas frecuencias como 3.5 GHz, una de las bandas globales 5G,” añadió el directivo. “Un fabricante podría implementar una red privada LTE en 3.5 GHz para controlar de forma inalámbrica la robótica en una fábrica. O un neutral host podría desplegar una red LTE en un estadio o centro comercial y vender capacidad a los proveedores de servicios. Muchos de estos son casos de negocio y de uso nuevos de los que se está hablando en cuanto a 3.5 GHz”.

  1. LTE habilita la migración a 5G

Para el mercado celular tradicional, el objetivo de la banda ancha móvil (BAM) mejorada sigue siendo impulsado por la evolución de LTE. Con la capacidad Carrier Aggregation probada y desplegada en el campo, LTE está alcanzando velocidades muy altas con velocidades de bajada y subida de datos de más de 100 Mbps. De hecho, los sitios LTE "Gigabit" ya están apareciendo. La latencia de LTE suele ser inferior a 20 milisegundos en muchas partes de la red.

En los próximos años, asegura Ferro, LTE seguirá siendo la base y la red de apoyo de la "red de redes" que promete el 5G. Algún día, el 5G se convertirá en la tecnología principal de red macro, pero probablemente comenzará como una mejora de capacidad para las áreas con mayor demanda y altas concentraciones de usuarios, además de impulsar nuevos casos de uso para aplicaciones verticales. “El 5G definitivamente será utilizado para la internet de las cosas (IoT) y aplicaciones de muy baja latencia,” mencionó el directivo de CommScope.

Explicó que estos casos de uso aparecerán primero en aplicaciones como la fabricación industrial con robótica coordinada de forma inalámbrica con latencia ultrabaja. “La verdadera promesa del 5G es una combinación de altas velocidades, baja latencia y dispositivos de baja potencia. Los cambios arquitectónicos en el 5G permitirán a los operadores elegir las opciones de fronthaul que sean óptimas para la mejor latencia o rendimiento. Veremos que estos cambios vienen en etapas, con casos de uso específicos basados en mercados verticales.”

  1. El desafío de las small cells

Toda la industria ha estado hablando de este desafío por un tiempo, pero las small cells todavía son demasiado difíciles de desplegar. La adquisición de sitio es un gran desafío. Se están empezando a ver proyectos de mayor volumen, pero aún lleva más tiempo del que todos quisieran. Los procesos de zonificación que duran 12 meses o más son simplemente demasiado largos. De acuerdo con Ferro, la expectativa para el 2018 es un movimiento real en los esfuerzos a nivel mundial para estandarizar y acelerar las implementaciones de small cells.

“Por supuesto, muchas otras discusiones tecnológicas están en curso en el mundo inalámbrico. Este año veremos avances significativos en la definición del 5G tanto como estándar como para implementaciones en el mundo real. El ciclo de hype inicial se ha reducido, un paso necesario hacia el discernimiento práctico de cómo es que todos haremos realidad el 5G”, finalizó el directivo.

Este artículo se actualizó por última vez en febrero 2018

Profundice más

Inicie la conversación

Envíenme notificaciones cuando otros miembros comenten sobre este artículo.

Por favor cree un Nombre de usuario para poder comentar.

- ANUNCIOS POR GOOGLE

Close