Gestionar Aprenda a aplicar las mejores prácticas y optimizar sus operaciones.

Transformar la infraestructura y las operaciones de TI para impulsar el negocio digital

En un entorno donde la velocidad perturba todo, las organizaciones deben transformar su infraestructura y sus operaciones. Gregory Murray de Gartner explicó cómo en la conferencia Gartner Catalyst.

Es hora de que las organizaciones modernicen su infraestructura y operaciones de TI no solo para soportar, sino...

también para impulsar el negocio digital, según Gregory Murray, director de investigación de Gartner.

Pero para completar esa transformación, las organizaciones necesitan primero entender su estado futuro deseado, agregó.

"El futuro estado de la gran mayoría de las organizaciones va a ser una combinación de la nube, en las instalaciones y fuera de ellas", dijo Murray a la audiencia en la reciente conferencia de Gartner Catalyst. "Lo que está impulsando esto son las fuerzas opuestas de velocidad y control".

De 2016 a 2024, el porcentaje de nuevas cargas de trabajo que se desplegarán a través de los centros de datos en las instalaciones va a desplomarse de alrededor del 80% a menos del 20%, predice Gartner. Durante el mismo período, la adopción de la nube explotará, pasando de menos del 10% a tanto como el 45%, con instalaciones de hospedaje administradas, de colocación y fuera de las instalaciones, que también recogerán más cargas de trabajo.

La infraestructura de TI necesita proporcionar capacidades en todas estas plataformas, y operaciones deben abordar los desafíos de gestión que esto conlleva, dijo Murray.

Cómo transformar la infraestructura y las operaciones de TI

Una vez que las organizaciones definieron su estado futuro, y Murray instó a las organizaciones a comenzar a desarrollar una estrategia de nube pública para determinar qué aplicaciones estarán en la nube, deberían comenzar a modernizar su infraestructura, dijo a la audiencia en la conferencia Gartner Catalyst.

"El control programático es la clave para permitir la automatización, y la automatización es, por supuesto, fundamental para abordar la disparidad entre la velocidad que podemos entregar y ejecutar en la nube, y mejorar nuestra velocidad de ejecución local", dijo.

Las organizaciones también necesitarán desarrolladores con las habilidades para aprovecharlas, dijo. Otra pieza de la ecuación de automatización cuando se moderniza la infraestructura para ganar velocidad es la estandarización, dijo.

"Necesitamos estandarizar en torno a esos bloques de construcción programáticos, ya sea mediante el uso de componentes individuales de redes definidas por software, computación definida por software y almacenamiento definido por software, o mediante el uso de un sistema hiperconvergente".

Hiperconvergente simplifica la complejidad asociada con el establecimiento de control programático y ayuda a crear una API unificada para la infraestructura, dijo.

Las organizaciones también deben considerar cómo mejorar su estandarización, según Murray. Aquí es donde los contenedores entran en juego. La unidad atómica de implementación es específica de una aplicación y abstrae muchas de las dependencias y complicaciones que conlleva mover una aplicación independientemente de su sistema operativo, explicó.

"Y si podemos hacer eso, ahora tengo una construcción que puedo estandarizar e implementar en la nube, localmente, en entornos externos y dársela directamente a mis desarrolladores y darles la capacidad de moverse rápidamente y desplegar sus aplicaciones", dijo.

Híbrido es el nuevo normal

Para adoptar este entorno híbrido, Murray dijo que las organizaciones deberían establecer un sustrato fundamental para unificar estos entornos.

"Las dos piezas que son tan fundamentales que preceden cualquier tipo de integración híbrida es el concepto de redes –específicamente su WAN y su estrategia WAN a través de sus proveedores– y de identidad", dijo Murray. "Si no tengo construcciones de identidad fundamentales, el gobierno será imposible".

Las organizaciones que buscan modernizar su red para obtener capacidades híbridas deberían recurrir a SD-WAN, dijo Murray. Esto proporciona un control definido por software que se extiende fuera del centro de datos y permite un enfoque programático y automatización en torno a su conectividad WAN para ayudar a mantener ese entorno híbrido trabajando en conjunto, explicó.

Pero para lograr ese marco de gobernanza en este entorno híbrido se requiere un enfoque en capas, dijo Murray. "Es una combinación de establecer principios, publicar las políticas y usar controles programáticos para generar la mayor cantidad posible de gobernanza en la nube".

Murray también insinuó que adoptar DevOps es el primer paso en "una serie de cambios culturales" que las organizaciones necesitarán para modernizar realmente la infraestructura y las operaciones de TI. Para aquellos que no están operando a una velocidad ágil, operaciones aún tienen que salir del negocio de administrar tickets y entregar recursos y llegar a un entorno de autoservicio donde operaciones y TI participan en la intermediación de los servicios, agregó.

También es necesario contar con un marco de monitoreo para ganar visibilidad en todo el entorno. Adoptar AIOps, que utiliza big data, análisis de datos y aprendizaje automático, puede ayudar a las organizaciones a ser más predictivas y más proactivas con sus operaciones, agregó.

Este artículo se actualizó por última vez en septiembre 2018

Profundice más

Inicie la conversación

Envíenme notificaciones cuando otros miembros comenten sobre este artículo.

Por favor cree un Nombre de usuario para poder comentar.

- ANUNCIOS POR GOOGLE

Close