adam121 - Fotolia

Gestionar Aprenda a aplicar las mejores prácticas y optimizar sus operaciones.

Transformación de infraestructura y operaciones pasa por personas, procesos y tecnología

Para la consultora Gartner, las personas y los procesos hoy resultan tanto o más importantes que la tecnología para impulsar la innovación y la transformación digital.

A medida que las consecuencias de la digitalización se materializan, resulta cada vez más evidente que los modelos de negocios y de operaciones de TI rígidos no resultan suficientes. Así lo afirmaron expertos de Gartner durante la conferencia Gartner IT Infrastructure, Operations & Data Center Summit 2017, que se llevó a cabo los pasados 27 y 28 de junio, en la Ciudad de México.

De acuerdo con la consultora, las organizaciones de TI que quieran ser exitosas en el futuro deben poner el eje no solo en la tecnología, sino especialmente en los resultados de negocio, con una dirección ejecutiva enfocada en el crecimiento a través de iniciativas de negocio digital y estrategias de nube en primer lugar.

Henrique Cecci y Federico De Silva,
de Gartner.

Federico de Silva León, director de investigación de Gartner y presidente de la conferencia, afirmó que si bien “la tecnología siempre será importante, no es lo único ni lo primordial, dado que las personas y los procesos de operación de TI resultan tanto o más importantes”. Para el ejecutivo, el cambio debe darse, fundamentalmente, en la cultura y los procesos empresariales, impulsado –liderado y presupuestado– por los negocios digitales.

De Silva, junto con Henrique Cecci, director de investigaciones de Gartner, definieron tres tipos de tendencias que están impactando el mercado de la infraestructura y operaciones (I&O). Estas son:

A. Tendencias estratégicas.

  • El número de centros de datos (DC) está disminuyendo, a nivel global, debido a la externalización –los pequeños DC se están moviendo hacia la nube o colocación– pero la capacidad computacional está aumentando, concentrando más computación en centros de datos de hiperescala. En países emergentes, como los de América Latina, esta tendencia aún no se observa, porque no existe suficiente capacidad de hiperescala.
  • Tejidos interconectados: Aumentará el uso de hiperconvergencia e infraestructura conectada.
  • Contenedores, microservicios y streams de aplicaciones. Todos ellos serán aplicados para productos y servicios de nube. Cecci señaló que casi todas las empresas en la región tendrán alguna carga de trabajo en la nube, si bien habrá casos en que tendrá más sentido procesar las cargas localmente.

B. Tendencias tácticas.

  • TI impulsada por negocios (objetivos de negocio): Entender el negocio es crítico. Hay cada vez más conciencia de los CIO técnicos por conocer el negocio y sus objetivos. “Hay que pasar de ser especialistas a proveedores de servicios. Tener una visión completa de las transacciones, desde la entrada con la app del usuario final, hasta la base de datos, para tener una visión del impacto completo”, dijo De Silva. Según Cecci, los líderes de I&O no solo deben manejar infraestructura o ser soporte de necesidades, sino dirigir los procesos para ayudar a crecer a las líneas de negocio. “En América Latina, estos líderes todavía se enfocan en proteger el negocio, pero falta innovación y agilidad”, refirió.
  • Centro de datos como servicio o DCaaS: TI debe enfocarse en entregar servicios, no infraestructura (capacidad computacional al negocio). “Hay que conocer las necesidades del negocio, y basándose en ellas, entregar capacidad de cómputo por DC o nube”, indicó De Silva, quien dijo que muchas empresas usarán el modelo de plataforma como servicio (PaaS).
  • Capacidad infrautilizada: En los centros de datos suele haber cierta capacidad que las cargas de TI no utilizan debido a fallas en el diseño o en la configuración del sistema. Esto es muy costoso. Frente a este ‘derroche’, hay una mayor demanda de capacidad computacional, con presupuestos que no crecen al mismo ritmo.
  • Internet de las cosas o IoT. Con 30 millones de dispositivos conectados, la información que transmiten puede tener gran impacto para el negocio y un gran valor para proveedores, fabricantes, y la organización. Los retos son almacenar, procesar y transmitir esos datos de IoT, así como contar con analistas que los transformen en información para entender lo que pasa y tomar decisiones.

C. Tendencias organizacionales.

  • Gestión de dispositivos (cosas) remotos. Se debe incluir automatización y seguridad como parte del proceso. “La gestión de seguridad debe ser una combinación de tecnología actualizada, procesos adecuados, personas capacitadas y negocio alineado”, afirmó Cecci.
  • Ambientes de cómputo micro y de borde. Se pone inteligencia y analítica en el borde, con capacidad de procesamiento y otras tecnologías que permitan un procesamiento local, pero conectado.
  • Nuevos roles de TI: Los requerimientos de las personas están cambiando. Se necesita más gestión de proveedores, en ambientes heterogéneos. Antes se necesitaba especialistas, y ahora generalistas con conocimiento de infraestructura convergente, con una mirada más horizontal.

Los especialistas comentaron que las personas son la principal prioridad de muchos líderes de I&O, porque se necesita contar con las personas correctas, que sepan utilizar la tecnología entendiendo las necesidades del negocio. “El reto es atraer, retener y desarrollar a esas personas, teniendo en cuenta que con menos personas, hay mayor riesgo, porque los errores humanos tienen un mayor impacto. Y por ello es importante tener los procesos adecuados”, subrayó Cecci.

De Silva indicó que “las organizaciones están entrenando gente para que sea capaz de ver los servicios end-to-end, y sepan qué se está entregando al cliente. Hay que saber qué se entrega al cliente”.

Hablando sobre los canales, el ejecutivo afirmó que estas empresas tienen un reto enorme, pues en América Latina muchos siguen enfocados en vender cajas, y no están tan actualizados en los cambios de tecnología y servicios. “Hay una brecha en el conocimiento de negocios. [Hoy los canales] se deben enfocar en entregar experiencias al usuario final para competir con los proveedores de nube, o asociarse con ellos. Necesitan reeducarse y aprender nuevas destrezas, porque aún hay una curva de oportunidad para aprovechar”, comentó Cecci.

Estrategias para alinear I&O con la transformación digital

De acuerdo con De Silva, los líderes de I&O deben ser más flexibles, y tener la capacidad de adaptarse y de reaccionar, en especial frente a los cambios orientados al negocio. La consultora identificó cuatro estrategias en las que los líderes deberían concentrase para dar nueva forma a sus organizaciones:

1. Alinear las iniciativas de TI para impulsar el valor de negocio

La tecnología informática tiene la capacidad de contribuir al negocio identificando, de manera proactiva, las oportunidades para generar valor. El desarrollo ágil, la convergencia de tecnología e infraestructura, y la modernización, automatización y migración a plataformas en la nube, aumentan la complejidad de gestionar los servicios disponibles. Los líderes de infraestructura y operaciones, y sus equipos, deben garantizar que los sistemas existentes sean confiables mientras implementan los cambios necesarios para sustentar las nuevas cargas de trabajo.

“La creciente diversidad de exigencias sobre las operaciones de TI por parte de la empresa y de los equipos de desarrollo de aplicaciones, requiere un enfoque proactivo que sustente la TI bimodal. Herramientas, procesos y habilidades se deben adaptar para sustentar y renovar el Modo 1 tradicional y los requisitos del Modo 2, que es exploratorio e innovador. Ignorar la dicotomía de las necesidades o tratar de sustentar ambas de una sola manera, solo generará clientes insatisfechos”, aseguró De Silva.

2. Administrar los fondos de TI eficazmente

En 2017, los CIO de América Latina se enfrentarán a nuevos retos por los presupuestos ajustados de TI. La encuesta anual de Gartner a los directores de sistemas reveló que, en promedio, los incrementos en el presupuesto de TI en esta región serán de 1.7% entre 2016 y 2017. Infraestructura y operaciones fueron la segunda prioridad para los CIO de América Latina (mencionado por el 32%), debido a que las operaciones de TI en la región tienen un costo significativo debido a los mayores precios de los componentes de infraestructura importados, en comparación con otras regiones.

“No se trata solo de recortar gastos. Se trata de generar valor. El control y la contención del gasto es bueno, pero se obtiene mayor valor material al tratar las inversiones en TI como activos, no como gastos”, declaró Cecci.

3. Aumentar la influencia mediante el liderazgo y la innovación

Gartner predice que, para 2020, solo 25% de los líderes de infraestructura y operaciones (I&O) involucrados en las iniciativas de transformación digital de sus organizaciones lograrán obtener los resultados de negocio buscados. Los ecosistemas activados por plataformas de negocio digitales son un nuevo enfoque de negocio, y darles soporte requiere nuevas capacidades de I&O.

A fin de prepararse para sustentar plataformas de negocio digitales, los líderes de I&O deben encauzar sus recursos hacia cinco áreas principales: construir sistemas de TI ágiles y definidos por software; captar clientes para orientarse a transacciones; detectar cuestiones para monitorear, gestionar, medir, asegurar y alertar; automatizar la toma de decisiones a partir de datos; y unirse a la economía de las API (interfaz de programación de aplicaciones o Application Programming Interface) para interactuar con los ecosistemas.

4. Ganarse un lugar en la mesa

Como el negocio digital acelera el ritmo de la transformación de la empresa, el rol de los gerentes de sistemas, CIOs y directores de TI también se está transformando hacia convertirse en asesores confiables para el resto del personal directivo superior. Los CIO que pasan de ser simples gerentes a convertirse en asesores confiables de los CEO tienen mucho margen para innovar e impulsar el cambio, ya que tienen la capacidad de “vender” una visión convincente, mientras que los que se centran en los elementos básicos de TI siguen sometidos a las presiones presupuestarias y operativas constantes.

Incluso los CIO más exitosos están descubriendo que las habilidades que les permitieron llegar a ese puesto no necesariamente los llevarán al siguiente nivel.

Profundice más

Inicie la conversación

Envíenme notificaciones cuando otros miembros comenten sobre este artículo.

Por favor cree un Nombre de usuario para poder comentar.

- ANUNCIOS POR GOOGLE

Close