Fotolia

Noticias Manténgase informado sobre las más recientes actualizaciones de productos y noticias de tecnología empresarial.

Tendencias y consejos sobre analítica de datos en Chile

La analítica de datos le permite a las empresas conocer mejor a sus clientes y ser más asertivas al ofrecerles sus productos o servicios, pero requiere tecnología y cultura para su adopción.

El análisis de datos se ha convertido hoy en una herramienta vital para mantener alineado el negocio de una empresa, además de que permite optimizar los procesos de planificación de la demanda, operación, merchandising y conocimiento del cliente.

Los expertos señalan que la analítica de datos permite a las empresas conocer más a sus clientes y ser más asertivas al ofrecer los productos o servicios que más se adecúen a ellos. También permite trabajar en el punto óptimo de eficiencia, por ejemplo, en la composición de la mezcla de productos que una compañía elige lanzar al mercado, en cómo componer la estructura de deuda, y en cómo asignar los recursos para optimizar costos y maximizar resultados.

Según Forbes, se espera que, hasta el 2019, haya un crecimiento del 50% en el mercado de analítica de datos, fenómeno que se explica principalmente por el aumento en el uso de tecnologías de big data, análisis predictivo y análisis prescriptivo. De acuerdo con Matías Gil, country manager de Teradata Chile, las empresas enfocadas en retail son las que mayor uso hacen de este tipo de tecnología, seguidas por las compañías de telecomunicaciones. También las instituciones financieras hacen uso estratégico de la analítica de datos, para maximizar la lealtad de sus clientes y mejorar sus niveles de servicio.  

Francisco Guerra

Para Francisco Guerra, gerente de área de consultoría SAP en Sonda, el principal valor que trae consigo la analítica de datos sigue siendo la capacidad de generar conocimiento para mejorar el proceso de toma de decisiones empresariales. “Esto implica, por una parte, que se debe proveer una plataforma de cómputo que permita analizar los datos disponibles, construir y monitorear tendencias, navegar por la información para comprender las causas de los comportamientos actuales; pero también es necesario incorporar una mirada de futuro, permitiendo generar modelos predictivos. Esto, más allá del uso de herramientas, implica tener una mirada analítica y de conocimiento de negocio, que permita hacerse las preguntas correctas y definir los indicadores adecuados, cuyo cumplimiento apoyará la obtención de los objetivos estratégicos”, asegura.

Luis Lombardi, director de ventas de Oracle, detalla los beneficios de estas tecnologías, según las diferentes áreas del negocio: “En Márketing, permite conocer las preferencias de sus clientes para crear mejores productos y servicios; en Finanzas, brinda la optimización de costos y maximización de resultados; en Ventas, se puede maximizar los ingresos, adecuando los objetivos a expectativas comerciales con fundamento basado en los tipos de clientes, el potencial de mercado y los productos que vende la organización; en RRHH, permite saber las variables que necesita atender para poder retener talentos; y en Legal entrega la información para saber con qué estudios conviene trabajar para los distintos resultados obtenidos, según la naturaleza del asunto”.  

Luis Lombardi

Por su parte, Jonathan Namuncura, analista de software de IDC Chile, sostiene que “en la medida que mejor se utilicen los datos al interior de la compañía, las empresas logran ser más efectivas con sus iniciativas, ya sea en campañas de márketing o nuevos productos y servicios, etc. Esto porque, de alguna forma, la analítica permite trazar ciertos procesos, como compras o producción. En la medida que las empresas recopilan esa información y, por otro lado, le agregan inteligencia, las ventajas van a estar dadas porque van a generar iniciativas que responden al proceso que ha tenido el dato”.

¿Cuáles son las novedades y tendencias?

Si bien el concepto básico de la analítica de datos no ha variado a lo largo del tiempo, lo que sí ha cambiado es la tecnología que permite extender hacia nuevos límites este concepto, explica Guerra de Sonda. “En los últimos años, ha crecido (…) el uso de tecnologías que permiten mejorar las analíticas de negocios para obtener conocimiento casi en [tiempo real], analizar grandes volúmenes de información estructurada o no estructurada (como información generada por redes sociales), para permitir generar ventajas en la calidad y oportunidad de la toma de decisiones, reducir los costos o bien incrementar los ingresos a través de la innovación, en la creación de nuevos productos y servicios que agreguen valor a los clientes. En el concepto tradicional de la analítica de datos se busca medir el pasado y explicar las causas de lo ocurrido; en los últimos años, ha aumentado la búsqueda de modelos que permitan predecir lo que ocurrirá a través del análisis predictivo, y en la actualidad se extiende aún más incorporando métodos que permitan inducir lo que ocurrirá con el concepto del análisis prescriptivo”, argumenta.  

Jonathan Namuncura

Para Namuncura, de IDC Chile, “las tendencias más importantes tienen que ver con big data y el análisis que se relaciona con grandes volúmenes de datos. A la vez, esto impacta con tener hardware que soporte este análisis, lo que se llama HPC (higher performance computing). También lo que se podría dar en el futuro es que van a comenzar a aparecer sistemas cognitivos, que van más allá de generar parámetros de analítica. Las herramientas van a empezar a tener un comportamiento autónomo. En Chile hay pocos casos, pero vemos que ya se está dando”, destaca.

Matías Gil, country manager de Teradata Chile, señala que el desarrollo futuro de la recolección y análisis de datos dependerá también del desarrollo de la oferta de servicios en la nube. “La analítica es una tecnología que va a conseguir transformar todas las industrias. Será la herramienta indispensable para el negocio, para pensar diferente, para pensar en grande, para ayudarlos a transformarse. Dentro de unos años, la analítica de datos será una necesidad, algo vital para jugar en el mercado”, sentencia.

El experto agrega que, entre las industrias que recurrirán en el corto plazo a la analítica de big data, se incluyen: unidades de gobierno como las tributarias (tesorería e impuestos); agencias aduanales, que procesan información referida al contribuyente para dar un seguimiento, planificación y táctica eficaz para la recaudación de impuestos; y el sector salud, a fin de mejorar su servicio.

Claudio Gómez Barrenechea

La adopción de la internet de las cosas (IoT) también impulsará la analítica empresarial enfocada al análisis de tipo geospacial, dice Claudio Gómez Barrenechea, gerente comercial de In Motion-T1G. “Esto se debe al acceso de una cantidad sin precedentes de datos referentes a la ubicación de los dispositivos conectados. Actualmente, un bajo porcentaje de las empresas están utilizando inteligencia de localización para tomar decisiones de negocio. Con la disminución del precio de los dispositivos IoT, esto cambiará drásticamente. Otra tendencia es el uso de big data en la nube, pues a medida que más y más datos se mueven a la nube, la gestión analítica se ve beneficiada por el acceso a los datos en el momento y lugar que se desee. Finalmente, el acceso a la información que proporciona big data permitirá una visión de 360 grados de la empresa y su sector. Para ello, los empleados usarán herramientas fáciles de manipular, sin necesidad de especialistas. Esto ayudará a comprender temas complejos para conocer mejor a los clientes y facilitar planes estratégicos de todo tipo”, indica.

Consejos para aplicar la analítica de datos

Namuncura, de IDC Chile, recomienda, en primer lugar, revisar la veracidad y calidad de los datos que manejan actualmente. “Dentro de la gran cantidad de información que se tiene, no toda es valiosa, hay mucha información basura, hay que ver cuál sirve para el negocio. En segundo lugar, es definir qué quiero conseguir con esa información de forma más clara y explícita, como generar más ventas u oportunidades de negocios, ser más efectivo con el tema de fraudes, etc. Y finalmente, definir cómo se manejan los datos para beneficio del negocio”, dice.

Carlos Salgado

Carlos Salgado, experto en analítica e inteligencia del consumidor de SAS, manifiesta que “uno de los mayores desafíos que enfrentan las compañías se relaciona con sus datos, el acceso a ellos, su organización y mantenerlos en la calidad que se precisa para su proceso, análisis y toma de decisiones”.

Lombardi, de Oracle, recomienda definir muy bien los casos de uso más críticos que se quieran resolver con la analítica, sin pensar en el salto tecnológico y en todo el cambio cultural que eso podría conllevar.

Pero luego sí se debe impulsar una cultura analítica para impulsar el uso de esta tecnología en todas las áreas del negocio. Guerra, de Sonda, dice que hay que promover una cultura de toma de decisiones basada en el análisis de información, más que en la intuición o en la experiencia previa. Él recomienda “diseñar la analítica de datos considerando las diferentes necesidades de los distintos demandantes de información, o grupos de personas que las utilizarán (operativos, analistas, estrategas, etc.). Definir las herramientas necesarias para apoyar el proceso de gestión con base en el análisis, sin olvidar que lo principal es la adopción cultural y no las herramientas, las cuales evolucionan y cambian en las organizaciones a lo largo del tiempo”.

Gómez Barrenechea, de In Motion-T1G, advierte que, lo primero que debe tener claro una organización es su estrategia de negocios, y a partir de eso incorporar tecnologías y recursos humanos con conocimiento, que permitan sacar provecho al uso de esas tecnologías. “Recomendamos analizar con mayor detalle el uso de business intelligence en la nube, ya que el ahorro para una organización en el tiempo es considerable y las facilidades de uso son mayores”, advierte.

Patricio Palacios

Finalmente, Patricio Palacios, arquitecto de soluciones/gerente de cuentas técnicas de Anida, sostiene que, en la adopción de la analítica de datos o big data, tanto quienes toman las decisiones, como los profesionales de TI deben percibir esto de manera holística, considerar los objetivos del negocio, conocer el retorno de inversión y el costo de no incorporar este tipo de tendencias mientras su competencia si lo está haciendo. Y esto, tanto en empresas grandes, como en pequeñas.

“Antes de involucrarse en un proyecto de analítica de información, las empresas deberán someterse a una evaluación realista de su cultura y estructura organizacional. Adicionalmente, la adopción de estas tecnologías no tiene que ser disruptiva para los entornos existentes de data warehouse, beneficiándose así de entornos integrados que permitirán hacer tangible el retorno de inversión. En resumen, las empresas que estén pensando en proyectos de analítica de datos deben alinear el enfoque de estas tecnologías con el negocio, y así monetizar la información, ya sea mejorando los productos y servicios hacia sus clientes, generando nuevos productos con base en lo que sus clientes buscan, o generando una oferta flexible para cada uno de ellos”, concluye.

Próximos pasos

Más sobre analítica:

Empresas aprecian las herramientas de analítica tradicionales

Claves para el despegue de la analítica de negocios en Perú

La analítica de datos ayuda a entender mejor la cultura de consumo brasileña

Profundice más

Inicie la conversación

Envíenme notificaciones cuando otros miembros comenten sobre este artículo.

Por favor cree un Nombre de usuario para poder comentar.

- ANUNCIOS POR GOOGLE

Close