Fotolia

Evaluar Conozca los pros y contras de las tecnologías, productos y proyectos que está considerando.

Tendencias de telecom para 2019: Tiempo de 5G de operador y de decisiones de IoT

Las tendencias de telecomunicaciones en 2019 dictan que los operadores de red deben tomar decisiones difíciles para competir con los jugadores OTT, aumentar los ingresos en términos de 5G e IoT, y considerar el modelo de falla rápida basado en software.

Las empresas esperan cambios cada año, pero pocas industrias se enfrentan a la gran cantidad de cambios  a la que los operadores de red enfrentan este año. Como resultado, estos cambios dominarán las tendencias de telecomunicaciones en 2019.

Los requisitos de los compradores están cambiando a un ritmo sin precedentes, y las tecnologías que los operadores esperaban que enmarcaran su transformación se están moviendo al ritmo de un caracol, a saber, la virtualización de las funciones de red (NFV), la tecnología 5G inalámbrica e IoT. Como resultado, 2019 será sobre tratar de navegar la falta de coincidencia.

Los operadores han sabido durante una década o más que los servicios de internet y over-the-top (OTT) podrían desentrañar a los proveedores de servicios de telecomunicaciones de las nuevas oportunidades de ingresos. Pero, peor que eso, mientras que los nuevos servicios aumentan el tráfico de red, la dura competencia evita que los operadores cobren por los servicios en un modelo basado en el uso, en lugar de precios de tarifa plana. Los consumidores quieren mucho de lo que promete la nueva tecnología, pero los operadores parecen tener problemas para obtener una parte de ello.

La verdad más importante en las tendencias de telecomunicaciones de 2019 que deben enfrentar los operadores es que la transformación, un cambio tecnológico significativo para adaptarse a cambios significativos en el mercado, no va a suceder este año. La mayoría de los CTO esperaban que sucedieran tres cosas: el impacto generalizado de la NFV, la rápida adopción de los nuevos servicios móviles 5G y el aumento de los ingresos de las conexiones de IoT. Es obvio para los CFO de esas mismas organizaciones que ninguna de estas se producirá como se esperaba. En su lugar, los operadores tienen que planificar para una revolución del lado del comprador y centrarse en las tecnologías que mejor apoyan las influencias del comprador que tienen más probabilidades de desarrollarse este año.

El enfoque 5G cambia a banda ancha fija

En 2019, la flecha de tecnología más potente en mano de los operadores son los híbridos de onda milimétrica 5G con fibra al nodo (FTTN). 5G móvil puede habilitar nuevas aplicaciones, pero no aumenta la disposición de los compradores a pagar precios más altos por los servicios móviles. Por otro lado, FTTN con 5G ya está demostrando que puede revolucionar literalmente los servicios de banda ancha fijos al reducir radicalmente los costos y acelerar las nuevas implementaciones. Los operadores podrían esperar llegar a cerca del 80% de sus clientes con al menos 75 Mbps de banda ancha, mientras que la fibra para el hogar solo puede llegar a una cuarta parte de forma rentable.

FTTN con 5G hace que el internet de banda ancha fija sea potencialmente rentable en sí mismo, en particular para los operadores cuyas áreas de servicio tienen una gran densidad de hogares y negocios. Las empresas de telecomunicaciones que anteriormente han confiado en DSL para proporcionar banda ancha doméstica y para pequeñas empresas ahora pueden esperar tener una alternativa rentable, competitiva y de mayor velocidad. Los clientes han demostrado estar dispuestos a pagar por la banda ancha más allá de las tarifas DSL, por lo que un servicio híbrido 5G-FTTN promete mayores ingresos cuando los servicios móviles tienen un límite competitivo de uso ilimitado, lo que cambia el enfoque de 5G de la banda ancha móvil a la fija.

FTTN 5G conduce servicios de video en streaming

El híbrido 5G-FTTN acelera otra transformación impulsada por el consumidor: el cambio a la transmisión de video. El apetito de los usuarios móviles por el video en marcha creó rápidamente un mercado de video que complementaba la entrega de video doméstica lineal, pero esos mismos consumidores ahora están recurriendo cada vez más a la transmisión en casa. Debido a que 5G FTTN puede transmitir video en tiempo real, pero no lineal, como los servicios de transmisión de televisión en tiempo real, la transformación de banda ancha fija 5G compromete a los operadores con el streaming, una tendencia de telecomunicaciones ya visible, con AT&T, por ejemplo, en 2018.

La transmisión de video a gran escala a ubicaciones móviles y fijas significa que el video y el almacenamiento en caché de anuncios adquieren una importancia crítica. La oportunidad temprana más convincente para la computación de borde y la nube de operadores está en el almacenamiento en caché de videos y anuncios y la aplicación de datos demográficos de los usuarios para realizar selecciones de anuncios. Esta aplicación podría darles a los operadores la oportunidad de crear sus propios servicios OTT rentables hospedados en el borde, ya que los operadores tienen espacio disponible en las oficinas centrales de todo el mundo que podrían explotarse rápidamente en estas aplicaciones relacionadas con el video. Otros enfrentarían problemas masivos de bienes raíces y conectividad para igualar las capacidades de los operadores.

El desafío al que se enfrentan los operadores al darse cuenta de estas posibles ganancias de la nube del operador es la explosión en la complejidad de las operaciones. Los servicios creados a partir de características dinámicas alojadas son intrínsecamente más complejos que los servicios creados por dispositivos diseñados específicamente. La incursión inicial de los operadores en NFV en las funciones alojadas no logró abordar la eficiencia operativa de las funciones alojadas. Y las iniciativas más recientes, como el grupo de automatización sin contacto de ETSI, parecen estar siguiendo el camino de NFV, en lugar de abordar el hecho de que la infraestructura futura se parecerá más a una nube que a una red tradicional.

Este año, los operadores se enfrentarán a lo que podría ser una elección fundamental: ¿Continúan enfocando sus propios esfuerzos de estándares y proyectos de código abierto utilizando el enfoque basado en dispositivos de red del pasado? Si es así, la nube de operadores tendrá que adoptar el modelo de desarrollo de aplicaciones, implementación y administración del ciclo de vida de la industria de computación en la nube, ya que las prácticas centradas en dispositivos no se pueden adaptar a la nube sin perder todos los beneficios dinámicos de la nube.

Esa separación de red y nube seguramente significaría que los operadores podrían proporcionar características y servicios OTT solo a través de subsidiarias separadas, y su negocio principal se convertiría en un juego de conectividad de bajo margen.

Los operadores necesitan el modelo de servicio de instalación inteligente de IoT

En la línea de tendencias de telecomunicaciones de 2019, IoT es en muchos aspectos un campo de juego para esta batalla de modelos de infraestructura. Hasta la fecha, los operadores han analizado la oportunidad de IoT únicamente en términos de los ingresos que podrían obtener al conectar nuevos dispositivos a servicios móviles 5G. Estudios recientes realizados por el proveedor de equipos de red Ericsson muestran que los operadores deberán considerar los servicios para procesar eventos de IoT y crear valor para el consumidor para generar nuevos ingresos.

Los hogares, edificios y ciudades inteligentes son el marco realista para la adopción de IoT, y todas estas cosas dependen más de un modelo de servicio de IoT que de 5G o incluso de conectividad celular. Jugadores como Amazon, Apple, Google y Ring buscan seguridad y control en las instalaciones, incluidos asistentes personales que integran estas aplicaciones tradicionales de IoT con entretenimiento, comunicaciones y estilo de vida en general. Cada paso dado por estos jugadores crea una nueva amenaza OTT al cumplir con las piezas más valiosas de la oportunidad de instalación inteligente antes de que los operadores incluso comiencen.

El resultado final de las tendencias de telecomunicaciones en 2019

Entonces, ¿qué debe hacer un operador en 2019? Para tener éxito en IoT, necesitan avanzar radicalmente en su pensamiento de ciudad inteligente para ver más allá de los ingresos de conexión y ver los puntos de valor para ciudades inteligentes y garantizar que los operadores de red tengan ofertas que aborden directamente esos puntos de valor.

Al final, lo que sigue para los operadores en 2019 es que ahora hay que tomar decisiones difíciles. No más tiempo para estudiar, y no más exploraciones multianuales. Las iniciativas de software han adoptado la noción de fallar rápido durante años: un modelo de desarrollo que dice que hacer algo rápidamente, intentarlo incluso si falla y luego mejorarlo es mucho más efectivo que tratar de planificar la perfección desde el principio. Aprender esa lección es lo que los operadores enfrentan y temen más en 2019.

Profundice más

Inicie la conversación

Envíenme notificaciones cuando otros miembros comenten sobre este artículo.

Por favor cree un Nombre de usuario para poder comentar.

- ANUNCIOS POR GOOGLE

Close