markrubens - Fotolia

Lo básico Póngase al día con nuestro contenido introductorio.

Surgen nuevos inconvenientes a medida que crece la adopción de la nube pública

La adopción de la nube pública ha crecido, pero algunas empresas encuentran que los beneficios se compensan con los altos cargos de egreso, las facturas ocultas y complicadas y la complejidad adicional de TI.

La adopción de la nube pública está demostrando ser más costosa para algunas empresas de lo que esperaban.

Una encuesta reciente realizada por Vanson Bourne, empresa de investigación tecnológica con sede en el Reino Unido, preguntó a 900 líderes de TI si la nube pública ha logrado todos los beneficios esperados de sus organizaciones. Solo el 32.2% de los encuestados dijo que se cumplieron todas sus expectativas, mientras que el 58.1% dijo que algunos de los beneficios esperados llegaron a buen término y el 9.6% dijo que solo se lograron algunos de sus beneficios esperados. El 0.1% restante dijo que no vio ningún beneficio en la adopción de la nube pública.

El estudio, que fue encargado por la empresa de gestión de datos y almacenamiento empresarial Cohesity, también encontró que el 88% de los encuestados dijo que los ejecutivos de su compañía les habían dado el mandato de usar más la nube pública. Esa cifra se desglosa en 38.3% respondientes que dijeron que están utilizando la nube pública de manera eficiente y están cosechando los beneficios, 40.7% que dijeron que están luchando para beneficiarse efectivamente de la adopción de la nube pública y 8.7% que están ejecutando la adopción de la nube pública solo para apaciguar a la alta dirección.

Una de las conclusiones del estudio es que existe una desconexión entre la alta gerencia y la TI. Las expectativas de la adopción de la nube pública incluían la reducción de costos, la simplificación de las operaciones de TI, el aumento de la agilidad empresarial y el conocimiento de los datos de la organización.

"Los mandatos pueden provenir de personas que no son de TI, sino de quienes están del lado de la gestión empresarial", dijo Peter Linkin, director senior de marketing empresarial de Cohesity. "Hay una instrucción de moverse allí sin entender completamente las implicaciones".

George Crump, fundador de la firma de análisis de almacenamiento Storage Switzerland, ha visto cómo se desarrolla esta historia en su experiencia de consultoría. Dijo que las compañías comienzan adoptando la nube pública para cargas de trabajo como respaldo y recuperación de desastres (DR) y ahorrando dinero con éxito. Los problemas comienzan cuando hay una visión a largo plazo para reducir el centro de datos o eliminarlo por completo. Estas organizaciones a menudo están motivadas por la creencia de que eliminar la huella física reduciría los costos, liberaría al personal de TI de las tareas de mantenimiento mundanas o generaría otros beneficios. Crump dijo que no es tan simple.

"La nube a escala se vuelve costosa y más complicada", dijo Crump.

Crump dijo que el gasto número 1 de la nube pública son las tarifas de egreso, donde las organizaciones tienen la obligación de retirar los datos de la nube. Las tarifas de procesamiento de Entrada/Salida también forman parte de los costos, junto con largas listas de artículos de línea que los proveedores de servicios en la nube (CSP) podrían cobrar. Crump dijo que las actuales facturas de los CSP son complejas y difíciles de descifrar.

Fred Moore, presidente de la consultora de almacenamiento Horison Information Strategies en Boulder, Colorado, dijo que las organizaciones a menudo no tienen en cuenta estos costos. Dijo que hay poca conciencia de cosas como las tarifas de almacenamiento, las tarifas de acceso y los cargos por tiempos de respuesta más altos y zonas de redundancia geográfica.

"Los proveedores de la nube no hacen todo lo posible para ayudarte a aprender estas cosas", dijo Moore. "No les gusta hablar de sus modelos de precios".

El director ejecutivo de Palmaz Vineyards, Christian Gastón Palmaz, tuvo que retirar su sistema de control de fermentación algorítmico patentado fuera de la nube debido a los cargos de egreso y problemas de latencia. Inicialmente, pensó que la adopción de la nube pública le iba a ahorrar más dinero que almacenar todo en las instalaciones hasta que recibió su primera factura.

"Poner un petabyte en la nube es una cosa, pero sacar esa información de la nube era costoso", dijo Palmaz.

Palmaz Vineyards actualmente almacena la mayoría de sus datos en las instalaciones, incluidos los datos de respaldo. Solo utiliza la nube para almacenamiento en frío, con 280 TB de datos archivados en Amazon Glacier.

"Cuando la gente regresa de la nube, es un verdadero dolor de cabeza", dijo Moore. "Podría llevarle un mes descargar todo en el centro de datos. Ahí es cuando simplemente se quiere llenar un camión con cintas; en realidad es más rápido".

Aparte de los cargos de egreso, la adopción de la nube pública puede agregar complejidad a la infraestructura de TI de una organización y llevar a una productividad más baja. En el estudio de Vanson Bourne, el 75% de los encuestados dijo que tenía que dedicar tiempo y esfuerzo considerables a la integración de los centros de datos y los entornos de nube pública para una gestión de datos eficaz. La encuesta también encontró que el 45% de los encuestados cree que sus equipos de TI están gastando entre el 30% y el 70% de su tiempo en la gestión de datos secundarios a través de nubes públicas.

La mayor preocupación con la adopción de la nube pública fueron los riesgos de cumplimiento, ya que el 48,9% de los encuestados lo mencionaron. Los cargos de egreso en realidad fueron terceros en la lista, con un 42,3% de los encuestados diciendo que estaban preocupados por ellos. Sin embargo, Crump y Moore dijeron que han visto a las organizaciones reducir sus operaciones de nube pública como resultado directo de esto último.

Crump señaló que no está viendo a las compañías salir de la nube pública en masa. Incluso si no están completamente satisfechos con su viaje a la nube, algunas compañías prefieren consumir los costos que pasar por la molestia de regresar al centro de datos. Por eso es importante que las organizaciones evalúen y entiendan realmente lo que deben y no deben colocar en la nube para evitar aumentar sus costos generales en lugar de reducirlos.

Crump dijo que las organizaciones deben ser más inteligentes en la diferenciación de qué aplicaciones y conjuntos de datos deben ir a la nube en lugar de asumir que la nube siempre es la opción correcta. Dijo que las aplicaciones heredadas que no fueron diseñadas para funcionar en entornos de nube y cargas de trabajo que requieren un alto rendimiento, ya sea en términos de almacenamiento o uso de CPU, por lo general deberían permanecer en las instalaciones. Las copias de seguridad, o respaldo, y la recuperación de desastres son cargas de trabajo ideales para la nube porque son datos a los que no se accede con frecuencia.

Profundice más

Inicie la conversación

Envíenme notificaciones cuando otros miembros comenten sobre este artículo.

Por favor cree un Nombre de usuario para poder comentar.

- ANUNCIOS POR GOOGLE

Close