fgnopporn - stock.adobe.com

Noticias Manténgase informado sobre las más recientes actualizaciones de productos y noticias de tecnología empresarial.

Soluciones de validación de identidad digital podrían acelerar el desarrollo de la banca electrónica

Los sistemas de validación de identidad digital, como los biométricos, pueden facilitar el reconocimiento de las personas para contratar servicios financieros en el país, considera la consultora IDC.

Debido a que en México, y en América Latina en general, la bancarización de la población es baja y la penetración de teléfonos inteligentes es muy alta, la contratación digital de servicios financieros mediante la validación de la identidad electrónica podría convertirse en un elemento clave para el crecimiento de los servicios financieros, considera Salvador Trejo, consultor enterprise senior para México de IDC.

Al cierre del 2018, se registraron 46,7 millones de usuarios de banca por internet y 24,8 millones de contratos para transferencias a través del celular, según refiere la Asociación de Bancos de México (ABM), con base en datos de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) y el Banco de México (Banxico. Sin embargo, la penetración de teléfonos inteligentes en 2018 fue de 86%, destaca el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

«Los servicios financieros deberían aprovechar esta base instalada para crecer la penetración de sus servicios, mejorar la relación con sus clientes y desarrollar nuevos servicios como parte de su estrategia de transformación digital», destaca el especialista.

El crecimiento de 42% de los clientes que interactúan por canales digitales con sus instituciones bancarias durante 2018, sobre todo a través del teléfono celular, muestra cómo este puede ser un medio para lograr una mayor bancarización en los siguientes años. Sin embargo, si bien el sector financiero es uno de los principales inversionistas en soluciones de TIC en el país, los bancos han concentrado el uso de las herramientas biométricas en el acceso a las instituciones, no en los servicios bancarios, donde se mantiene el uso de contraseñas y token para realizar transacciones.

Una de las causas por las cuales estas soluciones no han incrementado su uso, explica el analista de IDC, es que los directivos financieros consideran que estos sistemas no han alcanzado un punto de madurez suficiente para ser implementados de manera ágil en los procesos existentes en las instituciones.

Sin embargo, Trejo menciona que una implementación eficiente de los sistemas de validación de identidad digital podría generar nuevas y mejores experiencias para los usuarios a medida que interactúan virtualmente con los bancos, los proveedores de servicios y su comunidad.

«El aprovechamiento de esas tecnologías facilitaría la relación con los servicios financieros al ofrecer a los usuarios una forma segura e instantánea de verificar la identidad digital con quien quieran y cuando quieran, mejorando y acelerando el proceso de identificación del solicitante, para establecer una nueva cuenta bancaria, préstamo o cuenta de servicio de pago», destaca.

Para las instituciones, ayudaría además a la disminución de fraudes en línea al reducir parte de las transacciones ilegales de pago y robo de identidad. Adicionalmente, obtendrían una ventaja competitiva al incrementar la satisfacción de sus clientes y cumplir con la normatividad del sector, que obliga a las entidades financiaras a incrementar sus medidas de seguridad para proteger al usuario y fomentar la inclusión financiera, que invariablemente derivará en el aumento de clientes potenciales.

No obstante, un estudio sobre la Validación de la Identidad Digital con bancos, realizado por IDC y patrocinado por Mitek durante el primer trimestre de 2019, muestra que 2 de cada 3 empresas prefieren tener procesos de back office (entrega manual y escaneo de documentos) para la apertura remota de productos y servicios financieros, y solo 23% cuentan con un proceso realmente automatizado.

«La identidad digital financiera debe facilitar las tareas de captación, gestión e interacción de los servicios digitales financieros que demanda el mercado en la actualidad. La banca debe establecer los mecanismos oportunos que garanticen dicha identidad y servir a un doble propósito. Por un lado, cumplir el estricto marco regulatorio al que la banca está sometido y por otro crear nuevas experiencias de usuario fáciles, naturales y dinámicas», enfatiza el especialista.

Hay que mencionar que, en agosto de 2017, la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) de México publicó en el Diario Oficial de la Federación una serie de cambios a la Circular Única de Bancos para combatir el robo de identidad dentro del sector bancario. Estos cambios incorporan y regulan el uso de datos biométricos (huella dactilar, principalmente) para la autenticación de los usuarios de la banca. La regulación contempla la posibilidad de autorizar, tanto para las contrataciones presenciales como las remotas, otros esquemas de autenticación biométrica que pudieran surgir en el futuro, tales como el reconocimiento de iris o la voz. En 2019 los bancos ya deben estar dando cumplimiento a estas medidas.

Investigue más sobre Gestión de la seguridad de la información

Inicie la conversación

Envíenme notificaciones cuando otros miembros comenten sobre este artículo.

Por favor cree un Nombre de usuario para poder comentar.

- ANUNCIOS POR GOOGLE

Close