zapp2photo - stock.adobe.com

Gestionar Aprenda a aplicar las mejores prácticas y optimizar sus operaciones.

Sin soluciones de automatización, la transformación digital será una meta inalcanzable

La pandemia lo demostró: la tecnología es un aliado para superar una crisis. Para Red Hat, las empresas deben aprovechar el momento para entender lo que hay detrás de esa lección.

En los momentos de crisis, como la pandemia de Covid-19 que sigue afectando al planeta, las empresas tienen que tomar decisiones rápidamente para evitar el mayor daño al negocio. Muchas veces, cuando el peligro pasa o disminuye, dichas determinaciones pueden ser cuestionadas; es decir, la medida evitó un desastre, ¿pero nos ayudará hacia el futuro? ¿Nos será útil en el largo plazo?

Algo así está pasando ahora: las organizaciones de todo el mundo reconocen que las innovaciones tecnológicas han sido vitales para enfrentar la contingencia sanitaria, de ahí su decisión de implementar o adquirir nuevas soluciones, y hacerlo a una velocidad poco habitual. Sin embargo, con los efectos económicos del Covid-19 anunciando un porvenir sombrío –se estima que el Producto Interno Bruto de Latinoamérica caerá 9.1% en 2020 y sólo avanzará 3.7% durante el próximo año–, los líderes empresariales podrían empezar a dudar de sus apuestas por la innovación.

Una encuesta global de la consultora KPMG (realizada entre 900 directivos de áreas de Tecnología) señala que el 59% de los consultados considera que la pandemia de Covid-19 detonó un “ímpetu” por acelerar sus procesos de transformación digital, sin embargo, cuatro de cada 10 también afirmaron que, a causa de la contingencia sanitaria, detendrán por completo sus inversiones en tecnologías emergentes.

El dato parece contradictorio, aunque quizás deba interpretarse bajo la luz del contexto actual: las organizaciones están tomando medidas excepcionales ante una situación crítica inesperada y que todavía no se sabe cuándo y cómo terminará. “Es un momento insólito, algo que nadie podía prever. En plena pandemia, muchas empresas descubrieron que ni siquiera estaban listas para dar el salto hacia un modelo de trabajo remoto”, apuntó Roberto Calva, especialista en Gestión de Nube y Automatización de Red Hat Latinoamérica, en entrevista con TechTarget en el marco del Red Hat Forum 2020.

Ya no hay espacio para las indecisiones

La crisis sanitaria actual ocupará un capítulo completo en la historia de la transformación digital de las compañías (el momento en que dicha evolución recibió un impulso definitivo), pero difícilmente podrá contar toda la aventura, ya que la evolución digital de las organizaciones es una iniciativa se promueve desde hace varios años.

En todo caso, la pandemia estaría reforzando varios conceptos clave, entre ellos: la digitalización de un negocio, al automatizar labores manuales que resultan costosas y tardadas, permite que los recursos –tecnológicos y humanos– se concentren en actividades de verdadero valor estratégico, tales como reaccionar ante un cambio en el mercado, dedicar más tiempo a mejorar la experiencia del cliente, diseñar nuevas fuentes de ingresos, etc.

El reforzamiento de dicho mensaje es algo que Roberto Calva considera positivo y que empieza a notarse en el ambiente. “Antes de la contingencia, muchos negocios de retail y alimentos usaban aplicaciones de entrega a domicilio de terceros; cuando se presenta la pandemia, empiezan a analizar costos y beneficios, y terminan por plantearse ¿y por qué no sacamos nuestra propia app? Ahí empieza la transformación: cuando la empresa decide crear su página web y sus apps, y desarrollar servicios digitales propios”, afirmó el especialista de Red Hat.

En el caso de organizaciones de mayor escala, en las que un área de Tecnologías de la Información (TI) atiende a miles de empleados y debe garantizar el óptimo desempeño de la infraestructura de TI, las ventajas de la automatización ya no tendrían que ser motivo de debate en este momento.

Como es bien sabido, en muchas actividades empresariales, la pandemia de Covid-19 detonó el trabajo desde casa. Un modelo laboral que ya supone grandes desafíos (configuraciones de equipos, accesos remotos, seguridad de la información, políticas de cumplimiento, etc.), los cuales se complican por la necesidad de implementarlo con ritmo de urgencia. Esta clase de situaciones, en opinión de Calva, tendrían que estar convenciendo a los indecisos: la transformación digital, con su pilar de automatización, es un recurso absolutamente esencial.

“Cómo asegurar (en un despliegue de trabajadores remotos) que todos los equipos, incluyendo los que no son de la organización, tendrán un acceso seguro y no causarán un problema. Entre atender este desafío manualmente o aprovechar una herramienta de automatización, hay una gran diferencia: la que existe entre enfrentar un proceso complejo o dar un solo clic para dejar un equipo correctamente configurado, con todas las necesidades del usuario cubiertas, alineado estrictamente a los criterios de cumplimiento y las mejores prácticas de seguridad”, señaló el especialista de Red Hat.

Automatizar: una forma de conservar la visión innovadora

En la citada encuesta de KPMG, también se destaca que algunas tecnologías emergentes, más allá de ímpetus o cautelas, no perderán la confianza de las organizaciones. El 43% de la muestra aseguró que, en 2021, espera aumentar su inversión en Automatización de Procesos; categoría sólo superada por 5G (44% de los consultados estima que incrementará su gasto en el rubro durante el próximo año) y que rebasa a innovaciones como inteligencia artificial (39%), nube híbrida-multi cloud (38%), blockchain, Edge Computing (ambas con 34%) y analítica inteligente (Smart Analytics; 32%).

Roberto Calva no tendría objeciones con los resultados. Considera que la verdadera transformación digital de una empresa resulta imposible sin un pilar de automatización de procesos, el cual no sólo tiene implicaciones tecnológicas y operativas, sino que influye en la visión de hacer negocios. “El 80% del tiempo de los especialistas de TI se va en asuntos operativos. Necesitan quitarse esa carga manual para dedicar tiempo a innovar”, señaló el especialista de Red Hat.

En ese sentido, Calva considera que su compañía, con una solución como Red Hat Ansible Automation Platform, está en una buena posición, útil para las empresas que han decidido concretar su evolución digital y para aquellas que esperan adoptar las tecnologías que serán esenciales en los próximos años.

Como solución de código abierto empresarial, el producto de Red Hat puede automatizar cualquier elemento que se base en estándares, por ejemplo, cualquier producto que tenga una API que se pueda usar para automatizarlo, o un dispositivo que cuente con un protocolo de Acceso Remoto Seguro también podrá automatizarse. En general, Red Hat Ansible Automation Platform permite que entornos, herramientas y procesos de TI no dependen de labor manual.

“No importa si es un desarrollador, un especialista en seguridad, un encargado de red; todos podrán aprovechar Ansible en sus tareas cotidianas. De igual forma, cualquier cosa que el cliente tenga en el datacenter se puede automatizar, incluso si ya está hablando de microservicios o contenedores, o quiere montar algo en la nube en forma automática”, aseguró Calva.

Asimismo, la solución del proveedor –una vez más, gracias a su esencia Open Source– se puede adaptar a diversas condiciones empresariales (clientes con mucha infraestructura tradicional o firmas ya en modo bimodal IT), y en todos los casos, obteniendo los beneficios de la automatización: acelerar operaciones, fortalecer la consistencia de las configuraciones o habilitar funciones de autoservicio, entre otras múltiples ventajas.

En realidad, para el ejecutivo de Red Hat, apostar por soluciones de código abierto, para automatización o cualquier otro reto de TI, es una buena idea. Una que es útil ahora y lo será aún más en el futuro, cuando las tendencias tecnológicas destacadas por los analistas empiecen a ser la norma en el mundo. “Todos los conceptos innovadores que escuchamos hoy –blockchain, inteligencia artificial, nube híbrida, cómputo de borde– tienen un gran componente de código abierto. Lo que se complementa con los cientos de miles de proyectos que hay en la comunidad del código abierto: iniciativas de automatización, análisis de datos, creación de nubes, blockchain, infraestructura como servicio, plataforma como servicio, entre otros”, concluyó Calva.

Investigue más sobre Tendencias de cómputo empresarial

Inicie la conversación

Envíenme notificaciones cuando otros miembros comenten sobre este artículo.

Por favor cree un Nombre de usuario para poder comentar.

Close