Lo básico Póngase al día con nuestro contenido introductorio.

Seis pasos que debe seguir para gestionar servicios en la nube

Unisys ofrece consejos para que las empresas implementen una estrategia de nubes múltiples de manera más fácil.

Durante la última década, la computación en la nube se ha convertido en la nueva norma para las organizaciones de casi todas las industrias. La proliferación de servicios basados ​​en la nube, uno de los segmentos de gasto en TI de más rápido crecimiento, continúa transformando las operaciones, inversiones y administración de los recursos informáticos de las empresas. Según una investigación de Flexera, aproximadamente el 93 % de las empresas tiene una estrategia de múltiples nubes, y el 87 % opta por un entorno de nube híbrida. Sin embargo, a pesar del aumento del interés y la inversión en la nube, los encuestados por Flexera estimaron que el 30 % del gasto en la nube de sus organizaciones se está desperdiciando.

De acuerdo con Unisys, aprovechar al máximo los recursos basados ​​en la nube y la transformación digital es más que integrar las últimas tecnologías; se trata de crear un marco de gestión de servicios mejorado que pueda ofrecer resultados consistentes y fiables a largo plazo. A medida que las organizaciones integran más servicios en la nube y proveedores de terceros en sus operaciones, la empresa de tecnología empresarial recomienda a los CIO y otros ejecutivos desarrollar estrategias formales para situar las inversiones en la nube en el contexto de las decisiones comerciales y los objetivos operativos. También deberán asegurarse de que sus procesos de gestión de servicios estén preparados para la nube antes de realizar la transición a un entorno híbrido o de nube completa.

En este contexto, Unisys comparte seis pasos que toda organización debería seguir para garantizar que la gestión de sus servicios esté preparada para la nube:

Paso 1: Evalúe su entorno de gestión de servicios de TI. Antes de que los nuevos servicios y plataformas basados en la nube se puedan integrar con éxito en un entorno heredado, los líderes de TI deben determinar el estado «tal cual» de sus políticas y prácticas de administración de servicios de TI (ITSM) existentes. Este paso es crucial para detectar ineficiencias, identificar áreas donde se necesita más visibilidad y anticipar problemas de cumplimiento que pueden surgir de la migración a la nube.

Paso 2: Mapee la arquitectura del servicio y los procesos comerciales. Después de evaluar sus entornos ITSM actuales, las organizaciones comprenderán mejor las interrelaciones y dependencias de sus sistemas heredados. Estas conexiones ocultas a menudo pasan desapercibidas hasta que surge un problema, lo que impide que los líderes de TI mantengan una postura proactiva durante la migración a la nube. Por ejemplo, mover datos al azar a un almacenamiento basado en la nube puede evitar que los usuarios y las aplicaciones accedan a información crítica para el negocio, lo que a menudo demuestra una falta (o necesidad) de una gestión de cambios organizativos (OCM) eficaz. También habla de la importancia de las clasificaciones de datos, el mapeo de dependencias y la propiedad de la base de datos de administración de configuración (CMDB).

Paso 3: Seleccione servicios en la nube que resuelvan necesidades comerciales específicas. El mercado de servicios en la nube se expande constantemente a medida que las grandes empresas de tecnología y las pequeñas empresas emergentes lanzan nuevas tecnologías y plataformas adaptadas a las empresas modernas. Según Gartner, alrededor del 28 % del gasto en los principales mercados de TI empresariales se trasladará a la nube para 2022, pero no todos los proveedores de nube son iguales. La naturaleza altamente competitiva del mercado de servicios en la nube ha creado nuevos desafíos para las organizaciones que buscan utilizar TI basada en la nube para resolver problemas comerciales específicos. Como resultado, las empresas pueden invertir involuntariamente en servicios y características que no usarán activamente, o invertir menos en tecnologías centrales que sirven como base para sus iniciativas más amplias de transformación de la nube.

Lograr el equilibrio adecuado entre los diferentes proveedores de la nube es fundamental para el éxito de cualquier migración a la nube, especialmente cuando se trata de presupuestar. Según el Informe sobre el estado de la nube 2020 de Flexera, aproximadamente el 35 % del gasto en la nube se desperdicia debido a aplicaciones no coincidentes, gastos excesivos y planificación de gestión de servicios mediocre. En lugar de priorizar soluciones específicas en la nube, los líderes empresariales deben seleccionar socios de servicios en la nube que puedan ayudar a resolver desafíos específicos y preparar sus sistemas de TI centrales para el futuro.

Paso 4: Priorice la integración perfecta en la nube. Pasar a la nube ofrece una variedad de beneficios para las empresas de hoy, desde menores costos operativos hasta una mayor visibilidad de los flujos de trabajo críticos para el negocio. Sin embargo, la clave para una adopción exitosa de la nube es la integración entre diferentes herramientas, aplicaciones, procesos comerciales y almacenes de datos, no los servicios de TI en sí. Esto es particularmente importante para las organizaciones que dependen de varios proveedores de nube diferentes: Gartner señala que una estrategia de múltiples nubes puede ayudar a reducir el bloqueo de proveedores, pero también puede introducir una variedad de complejidades en el proceso de migración. Anticiparse a los requisitos de los agentes de nube y poner en práctica estrategias de gestión e integración de servicios (SIAM) bien definidas es clave, ya sea que las empresas operen entornos híbridos o de múltiples nubes.

Paso 5: Incorpore detección de anomalías de IA y ML. La automatización se ha convertido en una tendencia dominante en el mercado de servicios en la nube a medida que más organizaciones buscan eliminar (o simplificar) los procesos manuales. La detección avanzada de anomalías y AIOps permiten a las organizaciones responder a las emergencias antes de que sucedan, lo que reduce las interrupciones y el tiempo de inactividad no planificado. Estas capacidades predictivas, tomadas junto con el enfoque de valor de servicio de ITIL 4, brindan una imagen más holística de la entrega de servicios habilitados por TI y más supervisión de los flujos de trabajo de administración de claves.

A medida que las organizaciones se embarcan en su viaje de transformación en la nube, los líderes de TI deberán considerar cómo la inteligencia artificial, el aprendizaje automático y la detección de anomalías pueden mejorar sus capacidades de gestión.

Paso 6: Desarrolle un ciclo de vida de gestión de servicios más automatizado. Incluso después de que una organización haya integrado servicios basados en la nube, aún necesita administrar activamente sus recursos y cargas de trabajo para seguir siendo adaptable ante las cambiantes tendencias del mercado y las necesidades de ITSM. Los servicios y aplicaciones empresariales no son estáticos; requieren una supervisión y actualización constantes para ofrecer el servicio ininterrumpido que esperan los empleados y los clientes. En lugar de dejar las actividades de gestión a un proveedor externo, las organizaciones deberían crear un marco que les ayude a identificar, definir, gestionar y automatizar sus servicios de TI por su cuenta.

El desarrollo de un ciclo de vida de administración digital personalizado puede brindar a las empresas una ventaja competitiva y ayudar a localizar ineficiencias ocultas que afectan la experiencia del usuario. Si la tecnología es el elemento vital de las organizaciones modernas, la gestión de servicios es el tejido conectivo que mantiene todo unido.

Investigue más sobre Cloud computing (Computación en la nube)

Close