Jakub Jirsk - Fotolia

Lo básico Póngase al día con nuestro contenido introductorio.

Seguridad móvil e innovación son prioridades en el mercado brasileño

Seis tendencias móviles y digitales que impulsarán la experiencia de los usuarios brasileños, al tiempo que ofrecen mayor seguridad en el manejo de sus datos.

Una realidad del pueblo brasileño es que pasa por un momento en donde la seguridad es un tema que va de la mano en prácticamente cualquier conversación. Esto no solo implica la seguridad pública, también la privada y evoluciona al punto de que algunos sectores también se preocupan por la seguridad de sus datos, particularmente los generados en los dispositivos móviles.

Y no es para menos, el país acepta muy bien las nuevas tecnologías, al grado de usar constantemente dispositivos con biometría, bluetooth o NFC (Near Field Communication), lo que ha generado un mercado propenso a desarrollar soluciones flexibles, ágiles, y seguras.

También es una realidad que el mercado en general se encuentra retraído, tanto por la crisis económica, como por el denominado ‘costo Brasil’, pese a esto, todavía se posiciona como uno de los países con un alto consumidor de dispositivos móviles y de PCs.

Según IDC, se estima que este año se venderán 40 millones de los teléfonos móviles, 6 millones de PCs y 5 millones de tabletas. Llama la atención la enorme brecha entre las computadoras y los smartphones, un fenómeno que se repite a nivel mundial, y que demuestra que los pequeños dispositivos ya son la principal fuente de consulta para informaciones como correo electrónico, redes sociales, y la web, y en consecuencia un alto blanco para los problemas de seguridad.

El smartphone en todo

Esto se puede agravar si tomamos en cuenta que los teléfonos inteligentes cada vez son más usados como un medio para reemplazar documentos personales. A través de ellos ya se informan de datos sensibles como estados de cuenta, seguros médicos, etc. Incluso ya existen proyectos para usarlos como identidades seguras, es decir, los teléfonos celulares pueden servir como lectores de identidades. Del mismo modo, en el ambiente corporativo, los teléfonos móviles pueden utilizarse como medio de acceso y credencial de identificación.

Pero eso no es todo. El sector bancario brasileño también ve el uso de los dispositivos móviles como un sistema de seguridad y control. A través de aplicaciones y encriptación, actualmente los teléfonos inteligentes ya son usados como tokens para las diversas plataformas digitales, convirtiéndolos en una alternativa mucho más segura que los PINs, contraseñas o preguntas de autenticación, además de tener la ventaja de recibir notificaciones en tiempo real y así aumentar la confianza del cliente en la banca móvil. IDC pronostica que los pagos móviles ganarán masa crítica durante este año, superando el 30% de todas las transacciones financieras realizadas actualmente en el país.

Más innovación y accesibilidad

Entre otros servicios que llegan de la mano con el apoyo a los dispositivos digitales se encuentran:

Ayuda a los deficientes. Las máquinas de pago (POS) proporcionarán más seguridad a las personas con discapacidad visual. Indicarán mediante un altavoz el paso a paso de la transacción, incluyendo la cantidad cobrada. También se utilizarán para pagar cuentas comunes como luz y agua. Un lector analizará el código de barras, y el pago se hará con la tarjeta conectada. El comerciante recibe una comisión por la implantación de estos equipos en su tienda. Esta tecnología ya está presente en el sur de Brasil.

Tarjetas de uso único. Son tarjetas de crédito que generan un número único por cada compra que realice el usuario y posteriormente se eliminan. Son una alternativa para realizar operaciones de comercio electrónico, con lo que se evitarán fraudes por cargos recurrentes, como suscripciones, o planes de pagos sin autorización del cliente. Los bancos Itau y Banco do Brasil están preparando la opción este tipo de herramienta para su acceso a gran escala por parte de sus usuarios.

Manejo de bitcoins. El uso de la moneda virtual de moda aún es poco conocido, pero eso no impide que tenga una fuerte presencia en las operaciones de comercio electrónico a nivel mundial, y Brasil no es la excepción, al grado que la empresa OKI, especializada en cajeros automáticos, ya incluye en sus equipos la opción de disponer efectivo desde Bitcoins. Los datos son recogidos por el código QR generado en el celular del cliente, y la disposición es inmediata. Esta tecnología también se aplica para el cambio de divisas, por ejemplo, el cliente inserta reales y obtiene dólares o euros.

Pago por aproximación. Con gran avance en Estados Unidos y Europa, las aplicaciones de los bancos transforman pulseras, relojes y teléfonos inteligentes en medios de pago de fácil uso, de tal forma que un usuario puede pagar la cuenta de un restaurante o los boletos del cine aproximando su dispositivo a la máquina cobradora del vendedor gracias a la tecnología NFC. El usuario puede fijar el límite de crédito total o establecer el valor máximo a pagar por cada compra, esto evita sorpresas en caso de que el smartphone sea robado. El Banco de Brasil lanzará la tecnología al público en el mes de agosto, mientras el banco Bradesco y VISA lanzarán una versión de prueba de una pulsera en los Juegos Olímpicos de Río 2016.

Transferencia entre usuarios sin cuenta. La nueva generación de cajeros electrónicas inteligentes permitirá la transferencia de dinero entre personas que no tienen una cuenta bancaria. Funciona así: al momento de depositar dinero se genera un código SMS, que posteriormente es utilizando por quien será el beneficiario, quien deberá ir a un cajero de la misma red para sacar el dinero. Los bancos Saque y Peque já, ya ofrecen el servicio en sus 550 cajeros automáticos.

Comunicación cognitiva. Usando la tecnología subyacente del famoso Watson, la supercomputadora de IBM, el sistema escucha la petición del cliente en el teléfono inteligente e inmediatamente ofrece una gama de soluciones. Lo sorprendente es que al usar el conocimiento almacenado en la computadora se puede entender lo que desea el usuario: por ejemplo, si la persona dice que está cansado de viajar en autobús, la aplicación considera que hay necesidad de un crédito automotriz, e incluso puede indicar dónde está el concesionario más cercano. El banco Bradesco comenzó a utilizar este tipo de tecnología en su centro de atención telefónica.

Investigue más sobre Gestión de la seguridad de la información

Inicie la conversación

Envíenme notificaciones cuando otros miembros comenten sobre este artículo.

Por favor cree un Nombre de usuario para poder comentar.

- ANUNCIOS POR GOOGLE

Close