Gestionar Aprenda a aplicar las mejores prácticas y optimizar sus operaciones.

Segmentación analítica microfinanciera sin interrupción por pandemia

Pese a que las microempresas fueron las más afectadas por la pandemia en Perú, Mibanco apostó por continuar su plan de digitalización y optimización de colocación de créditos, lo que incluyó la implementación con FICO para lograr personalizar sus ofertas.

La dureza de las medidas implementadas para frenar la llegada de la pandemia en el segundo trimestre del año pasado originó una caída de más del 30% del PBI en el periodo y afectó mucho a las pequeñas y medianas empresas, que se estima son en un 71% informales. El más afectado fue el turismo, compuesto en un 95% por pequeñas y medianas empresas (PyMEs). La falta de digitalización de estos pequeños negocios impidió que pudieran adaptarse rápido a la “nueva realidad”.  

Este panorama no desalentó al sector financiero dedicado a este segmento, que trabajó en apoyar la recuperación del microempresario. El Estado lanzó programas de reactivación de la economía con fondos para préstamos que permitieron el crecimiento del crédito a las empresas medianas (56,8%), pequeñas empresas (41,1%) y microempresas (45,3%). A diciembre de 2020, el saldo de colocaciones del sistema bancario ascendió a S/ 326.022 millones (unos $80.160 millones de dólares), cifra 14% mayor a la observada al cierre del 2019.

Mibanco (Banco de la Microempresa S.A.), del grupo Credicorp Ltd., fue uno de los protagonistas de la recuperación local del citado segmento, al cual están orientados. El grupo también es titular de Sí, Vamos Juntos (Bolivia), y de Mibanco Colombia desde noviembre del 2020. Esto les concede, indican, el primer lugar de América y el segundo a nivel mundial como especialistas del sector con más de dos millones de clientes y una cartera de colocaciones de unos $4.110 millones de dólares.  

En el Perú, según su Memoria 2020, participaron agresivamente en los programas de garantías del Gobierno, superando el 31% de clientes de su segmento objetivo y canalizando S/ 2.839 millones ($698 millones de dólares). Se convirtieron “en el principal promotor de la reactivación de las microfinanzas” con sus programas de reprogramaciones de créditos Reprogramado COVID-19 y Congelados (776.700 clientes, 90 % del portafolio). Asimismo, lograron bancarizar a 37.503 peruanos, lo cual representa el 14,4 % del total nacional del 2020. En los últimos 10 años ellos han bancarizado más de 974.588. No obstante, el universo por conquistar es enorme: se estima que aún existen más de 2,3 millones con potencial de ser bancarizados.

A nivel de su viaje hacia la transformación digital iniciado antes de la pandemia, primó la continuidad. Además, informaron que diseñaron soluciones digitales para ayudar a sus clientes en la digitalización de sus negocios y la interacción vía soluciones móviles, que llegaron para quedarse. La App Mibanco y Homebanking logró 286.173 afiliaciones el 2020 y los pagos vía celular (Yape, Culqi) tuvieron 21.958 colocaciones. El Programa Básico de Asesoría Digital capacitó a 15.410 clientes con herramientas específicas para el desarrollo de sus clientes. Su propósito de transformar la vida de las personas con inclusión financiera e innovación los ha llevado a continuar por este sendero el 2021, ya que acaban de lanzar un producto 100% digital: “Mi Efectivo Semilla”, un préstamo que se pide en la web y se desembolsa en máximo 24 horas.   

A nivel interno desde el inicio de la pandemia se potenció el teletrabajo con el uso de Workplace (casi 11.000 colaboradores) y se brindó herramientas tecnológicas que maximicen el valor de la fuerza comercial y la segmentación del cliente. Informaron que desplegaron un piloto en cuatro agencias para digitalizar expedientes que contempló mejoras en el proceso de otorgar créditos con valoración remota que podrá aplicarse al 56% de la cartera. También se crearon nuevos flujos de procesos de aperturas de cuentas vía web con un gestor digital. La hoja de ruta de modernización de arquitectura tecnológica incluyó avances en la implementación de cinco nuevas plataformas: microservicios, servicios, mensajería asíncrona, motor de notificaciones y transferencia de archivos. Se centralizaron las notificaciones a clientes y trasladó gran volumen de información a la nube, lo que permitió mejorar el Time to Market.

 La experiencia FICO

Mibanco, con casi 23 años en el mercado peruano, empezó a inicios del 2019 a trabajar con FICO y les tomó seis meses entrar a producción con una primera fase que buscaba mejorar y flexibilizar su política y estrategia para originar créditos. Pese a la pandemia, se continuó con el programa y luego de asumir el reto que implicó pasar a ser provistos 100% en la nube, están frente a la segunda fase, que consiste en manejar el flujo decisional para originar el crédito en canales digitales.

Fabio Goepfert, director de ventas de FICO para América Latina y el Caribe, comentó que ellos tienen 20 años atendiendo a los cinco principales bancos del país, pero recién en 2019 entraron a trabajar con Mibanco en la segmentación del consumidor para mejorar la colocación de créditos con ayuda de la analítica. El banco buscaba una herramienta con motor de decisión analítica y predictiva que les permitiera maximizar el nivel de aprobación de las solicitudes de clientes potenciales, calificando mejor y de manera más sencilla, los perfiles de potenciales clientes, sean o no bancarizados.

“Esta nueva plataforma puede manejar cambios en minutos, en lugar de meses. Utiliza principios de arquitectura orientada a servicios, que minimizan la dependencia del área de tecnología y los requisitos de mantenimiento continuo. Todas las reglas, políticas y modelos analíticos están centralizados en un solo lugar,” señaló Gustavo Morón, gerente de la División de Riesgos de Mibanco.

Fico ha aportado a Mibanco la posibilidad de brindar soluciones flexibles y personalizar las ofertas a sus diferentes clientes para mejorar el time to market, generando ahorros de más del 20% del gasto y redujo más del 90% el tiempo necesario para poner configurar, probar y poner una política en marcha, detalló Fabio Goepfert. Tal es así que en solo 11 meses se realizaron más de 34 cambios directamente en el área de usuario.

Gracias a esas mejoras en los tiempos de comercialización y en la precisión con la que pueden llegar de forma personalizada al cliente han ganado un reconocimiento internacional: el premio a la innovación financiera de las Américas, el Fintech Americas Award.

Investigue más sobre Recuperación de desastres y continuidad del negocio

Close