Evaluar Conozca los pros y contras de las tecnologías, productos y proyectos que está considerando.

Se consolida la movilidad como tendencia en América Latina

La integración de los teléfonos inteligentes para la fuerza de trabajo móvil corporativa seguirá creciendo como tendencia en la región.

Como sucede en otras partes del mundo, las empresas en América Latina quieren aprovechar los beneficios de la movilidad para extender su llegada a nuevos mercados, mejorar sus ventas en el campo y su atención a clientes, y estimular la productividad de sus empleados. Tras un período de aprendizaje, las empresas parecen estar pasando la etapa de “la moda de TI” y enfocando mejor sus proyectos de movilidad, aunque aún se perciben dudas en cuanto a los temas y procesos en los cuales se puede aprovechar esta tendencia.

De hecho, la Encuesta de Prioridades de TI de TechTarget 2014 reveló que 40% de las compañías planea implementar un proyecto de movilidad para este año, en comparación con el 34% del 2013. La necesidad de integrar tabletas y teléfonos inteligentes a la fuerza de trabajo también ha crecido como prioridad para las empresas, pues casi la mitad de las organizaciones encuestadas –48% y 45%, respectivamente– están trabajando en ello este año, cuando en 2013 si bien sí había un interés notorio por adoptar tabletas (43%), este no era tan marcado hacia los smartphones (37%). De acuerdo a la encuesta, implementar aplicaciones móviles también es una prioridad para 39% de las compañías durante este año.

Este tipo de resultados no resultan sorpresivos. Eric Klein, analista senior de movilidad en VDC Research Inc, dijo a nuestra publicación hermana SearchConsumerization que aunque hay más dispositivos móviles siendo aprovisionados, “la mayor oportunidad apenas se está empezando a alcanzar, y eso será con las aplicaciones”. “Las aplicaciones son la forma en que las compañías se van a beneficiar de estas inversiones”, afirmó.

Otra tendencia que ha ganado fuerza dentro de los proyectos de movilidad corporativa para este año –debido principalmente al inclemente panorama de riesgos que amenaza a los sistemas móviles– es la seguridad móvil, pues aumentó de 21% en 2013 a 31%.

Sin embargo, otras iniciativas han perdido impulso, como la mejora móvil de aplicaciones y/o datos corporativos, que bajó de 31% en 2013 a 24% este año; además, ha surgido un 8% de compañías que aunque quieren implementar proyectos de movilidad, no saben exactamente hacia dónde dirigirlos, y otro 10% que no planea realizar proyecto alguno en este sentido.

“La gente no está haciendo suficientes cosas significativas en dispositivos para ser más productivos, pero estamos yendo hacia allá”, dijo Klein.

Otros proyectos como la gestión de dispositivos móviles y la virtualización móvil no han sufrido muchos cambios, variando apenas de 30% y 9% en 2013, respectivamente, a 29% y 10% para este año.

BYOD sigue siendo una importante tendencia

Las iniciativas de BYOD siguen estando a la alza en la región, pues muchas empresas planean permitir a sus empleados seleccionar y comprar sus propios dispositivos, no solo a nivel de las empresas pequeñas y medianas (PyMEs).

Al preguntarles qué políticas está implementando su empresa este año –o planea implementar– un 54% afirmó que permitirá a sus empleados comprar sus propios smartphones, 36% les permitirá comprar sus propias tabletas para utilizarlas en la red corporativa, y 26% aprobará incluso que compren sus propias laptops o computadoras de escritorio para utilizar en la red corporativa.

Esos números son altos en comparación con las compañías que permitirán a sus empleados seleccionar sus propios servicios de protección y transferencia de datos, aplicaciones y correo electrónico, que de manera individual no llegaron al 20%.

Aunque lo alto de la cifra para laptops y computadoras de escritorio resulta algo sorprendente, Klein dijo que la necesidad por brindar opciones personales para cómo se hace el trabajo en las empresas es algo que no se va a ir pronto, especialmente debido a la nueva generación de trabajadores y la cultura que traen consigo.

“Estos dispositivos son muy personales para la gente”, dijo Klein. “La gente quiere quedarse con su propio dispositivo: aquél que le es muy familiar”, insistió.

Profundice más

Inicie la conversación

Envíenme notificaciones cuando otros miembros comenten sobre este artículo.

Por favor cree un Nombre de usuario para poder comentar.

- ANUNCIOS POR GOOGLE

Close