sakkmesterke - stock.adobe.com

¿Qué se requiere para impulsar la convergencia de la red en 2018?

De acuerdo con CommScope, la energía, el backhaul y la disponibilidad del emplazamiento son aspectos primordiales. La firma se asoció con Fluke Networks para simplificar la certificación de redes de centros de datos de alto rendimiento.

A medida que la tecnología avanza hacia el futuro, la convergencia de red se presenta como el camino para cubrir las necesidades crecientes de ancho de banda. La convergencia de red se define como el uso de múltiples modos de comunicación en una única red que ofrece comodidad y flexibilidad, la cual no sería posible con infraestructuras separadas. Aunque el despliegue generalizado de 5G aún está a unos pocos años de distancia, queda mucho por hacer para garantizar que los atributos de una sólida red convergente, la flexibilidad, la confiabilidad y el ahorro de costos, estén listos para los nuevos desafíos.

“La necesidad de ancho de banda en nuestro mundo centrado en internet ha llevado a las redes de telefonía fija e inalámbricas a la convergencia de la red”, puntualizó John Chamberlain, director de la Oficina CTO en CommScope. ”En el futuro, todas las redes se mueven hacia la entrega de datos digitales de alta velocidad desde una fuente de datos o procesamiento, esto a través de alto ancho de banda o una red de banda ancha, a un punto de distribución inalámbrico y de reversa para grandes velocidades de subida”.

La próxima evolución de la arquitectura de red inalámbrica es la densificación de 4G/LTE y la tecnología inalámbrica 5G, lo que traerá una convergencia de los activos físicos de redes fijas y puntos de acceso inalámbrico. El asunto, a medida que aumenta la demanda de datos de los consumidores, será la capacidad.

Para Chamberlain, en una red convergente se requieren tres aspectos primordiales:

  • Energía para puntos de acceso inalámbrico y otros dispositivos periféricos. El requisito de alimentación en cada punto de acceso inalámbrico es esencial, pero a menudo se asume como disponible o incluso olvidado hasta la finalización de la planificación de la red.
  • Backhaul, es decir, los datos que existen desde los puntos de acceso del borde hasta los centros de procesamiento o almacenamiento de datos centrales.
  • Adquisición de emplazamiento. Esta es siempre una parte importante de cualquier red inalámbrica, pero por lo general requiere tiempo y dinero para lograrlo.

Tendencias para la implementación de redes de telecomunicaciones

De acuerdo con CommScope, en el futuro, la mayor parte de la movilidad inalámbrica que se desplegará para la densificación LTE o 5G se implementará en áreas urbanas y suburbanas de alta capacidad. Asimismo, la migración hacia la convergencia de red continuará.

Según información proporcionada por CommScope, los activos físicos de las redes comenzarán a consolidarse, y las mismas instalaciones de las plantas se utilizarán para backhaul/fronthaul inalámbrico, FTTx, HFC, acceso inalámbrico fijo y requisitos de datos de alta velocidad a través de una instalación de fibra óptica altamente potenciada. La virtualización de funciones de red (NFV) continuará evolucionando también, haciendo que todas las instalaciones centrales de procesamiento, ya sea centro de datos, cabecera, oficina central o centro de conmutación móvil, se parezcan entre sí y sean capaces de ejecutar aplicaciones en COTS y, finalmente, se fusionen físicamente.

“La energía, el backhaul y la disponibilidad del emplazamiento son de suma importancia en el diseño de cualquier red de acceso de radio”, expresó John Chamberlain.

Asociación por la optimización de las redes de fibra óptica

En febrero pasado, CommScope se asoció con Fluke Networks para ayudar a garantizar un rendimiento óptimo del cableado de fibra óptica.

Mediante el acuerdo, la calculadora de pérdida de conexión SYSTIMAX de CommScope se incorporará al equipo de prueba de pérdida óptica CertiFiber PRO de Fluke Networks (parte del sistema de certificación de cableado Versiv de la compañía), y el servicio de nube LinkWare Live.

La calculadora SYSTIMAX es una herramienta que registra con precisión el rendimiento total de pérdida de conexión para los sistemas de pérdida baja y ultrabaja SYSTIMAX. Los requisitos de prueba patentados establecen objetivos de rendimiento que superan con creces los estándares de la industria, proporcionando soporte para arquitecturas y aplicaciones de red de datos de alta velocidad.

De acuerdo con un boletín emitido por CommScope, la integración de SYSTIMAX LLC con Versiv de Fluke Network proporciona un rendimiento automatizado para la certificación de garantía para los sistemas de fibra monomodo y multimodo.

Este artículo se actualizó por última vez en marzo 2018

Profundice más

Inicie la conversación

Envíenme notificaciones cuando otros miembros comenten sobre este artículo.

Enviando esta solicitud usted acepta recibir correos electrónicos de TechTarget y sus socios. Si usted reside afuera de Estados Unidos, esta dando autorización para que transfiramos y procesemos su información personal en Estados Unidos.Privacidad

Por favor cree un Nombre de usuario para poder comentar.

- ANUNCIOS POR GOOGLE

Close