Evaluar Conozca los pros y contras de las tecnologías, productos y proyectos que está considerando.

¿Qué casos de uso de la nube reducen el costo total de propiedad?

Migrar a la nube no reduce necesariamente el costo de las aplicaciones a largo plazo. Estos casos de uso apuntan a mejores resultados de negocio.

Con el creciente bullicio en torno a la nube, muchas organizaciones están empezando a evaluar los casos de uso de la nube para trasladar aplicaciones hacia ella. Muchos están analizando qué casos de uso tienen más sentido. Pero simplemente mover sus aplicaciones a la nube no es necesariamente el mejor objetivo, dijo Michelle Cantara, vicepresidente de investigación de Gartner. “Producir resultados concretos cuando se mueve a la nube es la meta. Aunque la nube sí reduce los costos de capital, no hay evidencia empírica de que reducirá el costo total de propiedad a largo plazo”.

Los mejores casos de uso de la nube incluyen acelerar el tiempo de los resultados del negocio, reducir los gastos de capital o reinventar los procesos de negocio para aumentar la satisfacción del cliente y aumentar los ingresos, dijo. Sin embargo, el vínculo entre el desempeño de un proveedor de servicio en la nube y los resultados de negocio es turbio. Si bien la investigación de Gartner ha encontrado que el 66% de las organizaciones dicen que manejan a los proveedores de servicios en la nube basados ​​en resultados del negocio, solo el 27% están vinculados a acuerdos de nivel de servicio (SLA).

Ser claros en qué es lo que significa la nube

Una nube privada interna despliega una infraestructura basada en la nube en su propio centro de datos. Una nube privada externa es un modelo hospedado, donde un proveedor de servicios externo aloja el servicio de nube específicamente para usted. Sin embargo, por preocupaciones de seguridad y privacidad, usted debe aislar sus ambientes uno del otro, dijo Cantara.

Una nube comunitaria aprovecha una comunidad restringida, como socios o proveedores, en una red de procesos de negocio multiempresa. Las nubes públicas son a menudo lo que la gente está pensando cuando habla de la nube y se refieren a entornos de nube externos, como Amazon Web Services, Rackspace, Azure para IaaS, Expedia para los viajes y Salesforce para la automatización de las ventas.

Las aplicaciones para la gestión de relaciones con los clientes son más propensas a ser utilizadas en las nubes públicas. En cambio, aplicaciones tales como las de planificación de recursos empresariales (ERP), que implican la integración de más datos de back-end con requisitos de seguridad más elevados tienen más probabilidades de estar en una nube privada. Cantara dijo que las organizaciones en países emergentes son más propensas a usar nubes públicas en lugar de privadas, ya que carecen de la infraestructura para las nubes privadas.

Pero ninguna nube puede estar sola. Pocas de ellas pueden vivir completamente separadas del centro corporativo. Como resultado, Cantara espera que las nubes híbridas se vuelvan más comunes.

La madurez de la nube extiende oportunidades

Integrar aplicaciones a través de las nubes inicialmente presentó demasiados desafíos para muchos tipos de aplicaciones corporativas. El objetivo principal para el uso de la nube era el desarrollo y prueba de aplicaciones web en lugar de aplicaciones comerciales empaquetadas, dijo Robert Green, director de estrategia de nube en Enfinitum Consulting.

Desde una perspectiva de costos, mover los sistemas de desarrollo y de pruebas es inteligente, porque los servidores y los medidores se pueden apagar cuando los desarrolladores dejan de funcionar. "No es necesario ejecutar los servidores cuando los desarrolladores están durmiendo en casa", dijo Green. Asegúrese de que utiliza un panel de control de automatización para reducir el tiempo y esfuerzo requeridos para hacer girar hacia arriba y hacia abajo las instancias de nube.

"Ahora estamos viendo un montón de gente que migra a software como servicio desde el punto de vista de los servicios para aplicaciones, tales como las de productividad (Office 365) y para respaldo y archivo fuera de línea (Dropbox), y para el crecimiento de las plataformas de desarrollo y pruebas, "explicó Green. Muchas organizaciones están adoptando la nube como una manera convencional para ahorrar dinero en aplicaciones internas y comerciales empaquetadas (COTS). Estas no tienen una gran cantidad de requisitos para atarse a los sistemas internos y tienen requisitos mínimos para conectarse a los centros de datos y los mainframes.

Sin embargo, con la mejora de la infraestructura subyacente, Green ve más organizaciones moviendo aplicaciones de tres niveles a la nube. Tales aplicaciones incluyen la integración de bases de datos, los servidores web y los clientes basados ​​en web.

Ponga el desempeño dentro del presupuesto

El gran desafío es la velocidad, dijo Green. Las aplicaciones de varios niveles tienden a tener altos requisitos para operaciones de entrada/salida por segundo (IOPS) y requisitos aumentados de RAM directamente unidos a las máquinas virtuales (VM). Por lo tanto, el rendimiento no siempre es estable cuando algunas de estas aplicaciones se mueven a la nube.

[Los proveedores de IaaS] continuarán innovando para captar negocio porque no pueden competir solamente en precio.

Robert Green, Enfinitum Consulting

Si usted tiene 10 servidores funcionando internamente y los mueve hacia fuera, 10 servidores podrían parecer más baratos en la nube. Pero una vez que se agrega la estructura de costo total de mudar el rendimiento equivalente a la nube, no siempre es tan claro que el costo será menor.

Para hacer frente a esto, muchos proveedores de nube están ofreciendo capacidades IOPS de mayor rendimiento como parte de sus ofertas, tales como plataformas capacitadas completamente con discos de estado sólido (SSD). Esto puede ocultar algunas de las limitaciones de rendimiento y hacer la infraestructura de nube más adecuada para una gama más amplia de aplicaciones.

Green dijo que es importante centrarse en la comprensión de las métricas de rendimiento. Es una buena práctica poner una la línea base para sus aplicaciones de manera interna antes de trasladarse a la nube. Estas aplicaciones pueden ser comparar con el desempeño de las mismas aplicaciones en la plataforma en la nube. De esta manera, obtendrá una comparación de manzanas con manzanas.

Aprovisione desempeño, no solo máquinas virtuales

Los proveedores de nube son cada vez mejores en abordar consideraciones de rendimiento. Ellos están comenzando a entender que el desempeño importa y están ofreciendo más opciones. Green dijo, "Lo bueno de la nube es que, a medida que los consumidores empiezan a quejarse y hacer cambios de adopción, los proveedores están ofreciendo más opciones”.

Importantes proveedores de infraestructura como servicio –como Amazon, Azure y Rackspace– se han centrado en competir en el precio. Pero, Verde señaló: "La única forma de diferenciarse es que, a medida que uno salga con algo fresco, más rápido o mejor, los demás harán lo mismo”.

Él espera ver nuevos enfoques, tales como la provisión de rendimiento IOPS o casos completamente SSD. "Van a seguir innovando para captar negocio porque no pueden competir solamente en precio", dijo Green.

La economía puede mejorar si usted invierte el tiempo para dimensionar correctamente las configuraciones de la nube para lo que requiere la aplicación. Por ejemplo, si se especifica que sus COTS o servidor de aplicaciones requieren 8 GB de RAM, pero utilizan solo 2 GB en la práctica, no es necesario requisar la máquina de nube para soportar 8 GB. Usted probablemente puede salirse con la suya con 2.5 GB. Esa reducción desinfla el costo que de otro modo podría cargar a la nube.

Desarrolle métricas adecuadas

El proceso de establecer la línea de base del estado actual se inicia con la identificación de los indicadores clave de aplicación. "Si usted no tiene esas métricas capturadas, no se sabrá si el entorno de la nube es una buena opción para usted", dijo Green.

Una vez que haya identificado las métricas, es necesario mirar las cosas que podrían agregar valor si se mueve a la nube. Usted quiere capitalizar las sinergias. Si va a migrar, también podría mejorar eso. Al pensar en su estado futuro, considere cómo puede aprovechar cosas tales como la autoescala y el dimensionamiento adecuado.

También tenga en cuenta cómo quiere que las cosas se vean desde el punto de vista del presupuesto y operativo. Una vez que ha descrito esto en términos de sus casos de uso de nube, entonces puede repasar el proceso de migración como un ejercicio informativo. Usted sabrá desde el día 1 si va a funcionar o no.

"Usted ve un montón de gente saltar adentro sin un análisis profundo", dijo Green. Se ahorra dinero al principio, pero luego las aplicaciones funcionan más lento así que crean más VM de lo que inicialmente pensaron, o tienen que mantenerlas corriendo por más tiempo. Además, éstas se implementan a menudo sin gobierno, así que las cosas que necesitan ser dadas de baja siguen corriendo.

Escala apropiada

Con una escala horizontal, usted es capaz de aumentar la aplicación simplemente haciendo ajustes a un solo componente de una aplicación de tres niveles, por ejemplo al servidor web, sin hacer ajustes a la aplicación o a los servidores de bases de datos asociados. Con la escala vertical, todos los componentes necesitan crecer de forma simultánea.

Las aplicaciones web típicas pueden escalar horizontalmente, pero todo depende de cómo se ha desarrollado la aplicación. El software comercial, por otro lado, tiende a tener características de escalamiento más verticales. Pero estos pueden variar, así que, para hacer una evaluación precisa, es importante echar un vistazo a lo que planea pasar a la nube.

Una vez que haya determinado la forma en que el sistema escala, hay una oportunidad para configurar la autoescala para ser más eficientes. Esto le permite reducir la huella a la mínima expresión. Las herramientas de autoescala pueden entonces aumentar o reducir toda la infraestructura necesaria de acuerdo a la demanda, sobre la base de factores desencadenantes preconfigurados.

Gestión del crecimiento

El siguiente paso consiste en la identificación de casos de uso de la nube que le permitirían mantener el rendimiento a medida que la demanda crece. Estos podrían incluir métricas como cola de base de datos, tamaño de un archivo de registro o utilización de la memoria de la CPU.

En la capa empresarial, la mayoría de las organizaciones se centran en la capa de automatización que se asienta sobre la capa de IaaS, en lugar de ampliar las capacidades que pueden ser construidas sobre la capa PaaS. En muchos casos, ellos aprovechan herramientas como ServiceMesh, ScaleXtreme o RightScale, que facilitan controlar la aplicación de forma remota.

Hoy en día, la empresa típica está más centrada en estas herramientas, en lugar de aprovechar algunas de las capacidades de autoescala que se están construyendo en nuevas plataformas como Apache Stratos, dijo Green. "Ellos tienen miles de aplicaciones. El esfuerzo de desarrollo para modernizar eso a una plataforma sería antieconómico. Los añadidos les permiten obtener el 80% del valor con solo el 20% del costo”.

Los añadidos también pueden soportar la migración a través de las nubes sobre una base de caso por caso. Una buena herramienta de migración le permite migrar desde la infraestructura interna a una plataforma IaaS. A continuación, puede utilizar una herramienta como ScaleXtreme para gestionar el proyecto una vez que está en la nube IaaS pública.

Estas herramientas también pueden ayudar a simplificar el desarrollo necesario para gestionar las cargas de trabajo a través de las nubes desde una única aplicación de monitoreo. "Realmente se trata de construir una cartera de activos en la nube y luego aprovechar una herramienta para integrar este conjunto en materia de gobierno y acceso", dijo Green.

Este artículo se actualizó por última vez en julio 2014

Profundice más

Inicie la conversación

Envíenme notificaciones cuando otros miembros comenten sobre este artículo.

Por favor cree un Nombre de usuario para poder comentar.

- ANUNCIOS POR GOOGLE

Close