Evaluar Conozca los pros y contras de las tecnologías, productos y proyectos que está considerando.

Principios para afilar su enfoque de innovación

Estos cinco principios de la consultora Boston Consulting Group pueden ayudarle a mejorar el enfoque hacia la innovación en su empresa.

El reporte de Boston Consulting Group (BCG) sobre las compañías más innovadoras del 2014 mostró que para 75% de las empresas la innovación es una de sus tres principales prioridades y para 22% es su principal prioridad. Además, más de 60% planean aumentar la inversión en innovación durante 2015. En vista de este panorama, ¿qué puede hacer una organización para mejorar su enfoque hacia la innovación? En su blog Perspectivas, BCG ofrece algunos  principios organizacionales que pueden ayudarle:

 

1. Vea la innovación como un sistema. Es decir, una mezcla de visión y creatividad al igual que un proceso disciplinado que promueve el progreso consistentemente. Este sistema tiene tres componentes principales: una estrategia que resume las opciones de dónde y cómo crear crecimiento y valor a través de la innovación; un conjunto de procesos de apoyo para la investigación y el desarrollo de productos; y un conjunto de sistemas, herramientas y habilidades habilitadores. El sistema debe estar basado en experimentación y debe evolucionar con el tiempo para ajustarse a los cambios externos e internos de la compañía.

2. Diseñe el sistema para ser veloz. Tenga en cuenta que llevar nuevos productos al mercado rápidamente evita darle a los competidores alguna vista temprana o la oportunidad de influenciar pruebas; igualmente, las pruebas muy largas a menudo matan a los nuevos productos antes de que tengan oportunidad de encontrar su mercado. Aproveche los medios sociales y otras herramientas poco costosas para lanzar nuevos productos rápidamente. “Dependemos de la velocidad para crear y definir nuevos sectores, los cuales crecen categorías completas [de mercado]. Usamos nuestra ventaja al movernos primero para ganar mercado, y mientras nuestros competidores tratan de alcanzarnos, nosotros ya nos estamos moviendo hacia nuevos mercados”, dijo el gerente de Reckitt Benckiser para Gran Bretaña.

3. Aprenda al hacer: falle rápido y falle barato. El fracaso está tan integrado en la innovación como las nuevas ideas. No todas las ideas lograrán el éxito y muchas veces se requieren pruebas y errores. Fallar rápido y barato se trata en parte de hacer un uso eficiente de recursos escasos –poniéndolos donde tengan impacto– y en parte de capturar lecciones aprendidas. Los sistemas efectivos de innovación están diseñados para limitar los desperdicios creados por avanzar demasiado en caminos improductivos. Usando un enfoque adaptativo, los buenos sistemas de innovación institucionalizan el aprovechar la curva de experiencia. Por ejemplo, Intuit, utiliza un proceso iterativo, Design for Delight (D4D), que usa “experimentos rápidos con clientes” para estrechar una amplia gama de opciones a unas pocas que tengan atractivo significativo. La naturaleza acelerada e iterativa de los experimentos con clientes mantiene el proceso moviéndose rápido y limita los costos.

4. Busque grandes ideas. Muchas compañías aún sufren de una cultura cautelosa en cuanto a innovación, y tienen incentivos mal orientados y tomas de decisiones y gobierno temerosos. Como resultado, hacen mejoras incrementarles a productos en lugar de introducir un mayor número de productos nuevos y radicales. En cambio, 90% de los innovadores más disruptivos en la Encuesta Global de Innovadores BCG 2014 dijeron que desarrollar productos “nuevos para el mundo” es importante para su éxito futuro; su visión también tiene un plazo mayor, pues 25% invierte en un retorno de tres a cinco años y 21% invierte en un horizonte temporal de cinco años o más. Cabe señalar que los innovadores líderes están mirando cada vez más hacia big data para encontrar grandes ideas y utilizando incubadoras corporativas internas o aceleradores.

5. Institucionalice la propiedad intelectual. La innovación depende de y genera propiedad intelectual. Las compañías más astutas están usando cada vez más la propiedad intelectual como una arma competitiva ofensiva y defensiva, y los innovadores disyuntivos la están tomando incluso más seriamente. Los ganadores de la propiedad intelectual toman un enfoque estratégico que adopta seis amplias prácticas: Se enfocan en el valor, poniendo un precio en el valor generado por sus innovaciones; protegen y aumentan su libertad para operar al gestionar sus propios portafolios; mantienen sus ojos en el futuro, siguiendo los movimientos de competidores y anticipando la dirección de tendencias tecnológicas y de innovación; tienen organizaciones compactas y enfocadas; ponen un premio en la velocidad, particularmente respecto al registro de patentes para proteger sus innovaciones; y se enfocan en calidad sobre cantidad.

Este artículo se actualizó por última vez en diciembre 2014

Profundice más

Inicie la conversación

Envíenme notificaciones cuando otros miembros comenten sobre este artículo.

Por favor cree un Nombre de usuario para poder comentar.

- ANUNCIOS POR GOOGLE

Close