BACKGROUND IMAGE: iSTOCK/GETTY IMAGES

Noticias Manténgase informado sobre las más recientes actualizaciones de productos y noticias de tecnología empresarial.

Presente y futuro de big data en Chile

Aunque el uso de big data y la analítica en las empresas chilenas aún no está maduro, hay una adopción cada vez mayor de la tecnología, y se prevé un gran crecimiento en los siguientes años.

Una de las tendencias tecnológicas destacadas de hoy es el análisis de big data, ya que las grandes y medianas empresas buscan aprovechar al máximo la información estratégica que les brindan los datos generados en su negocio.

En Chile y América Latina, de acuerdo con Forbes Insights, el 90% de los directivos del área de TI de las grandes empresas de América Latina han invertido cantidades medianas o altas de recursos para el uso de big data. De hecho, según IDC, se pronostica que el gasto en big data, para 2018, llegará a los 6,590 millones en toda la región, con países como Chile, Colombia y Perú entre los que más invertirán en esta tecnología.

Manfred Loebel

No obstante, las estadísticas en Chile indican que solo la banca y el retail van a la vanguardia en el uso de big data, siendo menos del 20% de las empresas locales las que planean adoptar esta tecnología en el corto plazo. “Recién se están viendo los primeros proyectos, en el ambiente de telecomunicaciones, banca y en algunos retailers. Donde ya se pueden ver algunos proyectos consolidados es en el sector público, a través de empresas como el Servicio de Impuestos Internos”, dijo Vicente Millán, gerente de desarrollo de mercado de Intel Chile.

A pesar de ello, Chile aún tiene la mayor tasa de crecimiento acelerado de toda la región, superando incluso a Brasil y México, quienes adoptaron big data antes que el resto.

Como ejemplo, Manfred Loebel, gerente de analítica de IBM Chile, refirió que han identificado al menos tres empresas de telecomunicaciones con proyectos de big data implementados en los últimos 12 meses, o en vías de implementación dentro de los próximos 12 meses.

“Sin duda, big data está aún en proceso de crecimiento. En las grandes corporaciones chilenas podría decirse que ya se está consolidando, pero aún queda mucho por hacer en otros segmentos, como el mediano”, señaló Alex Lagos, gerente comercial de Tecnova.

Hadoop va algo lento

Como una de las principales herramientas de big data, Forrester Research, Forrester Research asegura que la adopción de Hadoop es obligatoria para cualquier organización que desee hacer análisis avanzado de datos y obtener información procesable sobre ellos. Entre sus beneficios están la seguridad, escalabilidad, integración, gobernabilidad y rendimiento. Sin embargo, estudios de Gartner indican que más de la mitad (54%) de las organizaciones afirma no tener planes para adoptar Hadoop durante este año.

Douglas Montalvao

“En la implementación de Hadoop, no se trata de instalar y configurar un software o de empezar a usarlo; se trata de monetizar la información para generar nuevas líneas de negocio o productos, a veces llamados data products, que cambien el paradigma habitual del negocio en las diferentes industrias. Innovación, impacto, retorno de inversión son los factores de éxito en cada implementación”, afirmó Douglas Montalvao, gerente de soluciones de SAS Chile y Perú.

El gran problema ha sido, en muchos casos, el costo y la complejidad de acceder a todos los grandes datos y de procesarlos. “Solamente almacenar más datos no genera el conocimiento sobre los clientes, sino la aplicación de técnicas analíticas avanzadas para descubrir realmente valor en los datos y personalizar ofertas para cada cliente, por ejemplo”, resaltó Montalvao.

Otra cuestión por resolver es la dispersión de los datos, que pueden estar ubicados en distintos departamentos de la empresa, e incluso en diferentes sucursales, según explicó Paulo Padrão, VP de Infor Brasil y Cono Sur. Esto hace necesario contar con un plan de acción para optimizar los datos existentes para usarlos eficientemente, dijo el ejecutivo, empezando por simplificar la información y trasformar los datos en información útil.

Actualmente, los ejecutivos pasan 70% de su tiempo buscando datos y solo 30% analizándolos, según un estudio de IBM. “Las organizaciones se vuelcan a la tecnología para recolectar esta información, pero deben buscar la manera de pasar menos tiempo buscando y mayor tiempo aprovechando los datos de la empresas para tomar decisiones estratégicas”, agregó el especialista.

Finalmente, también ha sido difícil encontrar casos de uso adecuados y el patrocinio interno necesario para este tipo de proyectos. Montalvao de SAS indicó que, “para aumentar la posibilidad de éxito en estos proyectos [de big data], es importante asesorarse con empresas de alcance global, para replicar en sus negocios casos de uso exitosos y obtener el apoyo necesario en el diseño e implementación de sus proyectos”.

El mercado de la analítica empieza a crecer

Ya que tanto big data como la analítica son factores críticos para la transformación de los negocios digitales, se están convirtiendo en temas prioritarios en las agendas de los ejecutivos.

Matías Gil

Montalvao de SAS comentó que las empresas chilenas ya se dieron cuenta de que, para tomar mejores decisiones de negocio, necesitan utilizar toda la información que tienen disponible, sea o no estructurada, sea generada por sus clientes o incluso por máquinas (con la internet de las cosas o IoT), pues los clientes exigen cada vez más un alto nivel de personalización en su relación con las empresas, y para eso es fundamental almacenar y analizar todos los datos disponibles.  

“Las empresas intensivas en la generación de datos, en especial las B2C, con grandes volúmenes de clientes, como las compañías de telecomunicaciones, son las que concentran el mayor número de datos. A estas últimas le siguen los bancos, las empresas de retail, las compañías de seguros y ciertas instituciones del gobierno. Muchas de estas empresas ya se encuentran en proceso de implementación de este tipo de tecnologías [de big data y analítica], mientras que otras planifican hacerlo durante este año”, dijo Matías Gil, country manager de Teradata Chile.

“En el sector financiero, nos encontramos con compañías explorando estas soluciones para almacenar datos no estructurados o buscar formas más costo-efectivas de almacenar datos fríos (que son los datos que no son consultados con frecuencia). En retail, encontramos casos mixtos de empresas explorando y otras implementando soluciones dentro de los próximos 12 meses”, agregó Loebel de IBM Chile.

Paulo Padrão

Padrão de Infor enfatizó que, al seleccionar una plataforma de analítica, las organizaciones deben considerar que la protección de los datos de los clientes es primordial. “No se debe filtrar ningún dato personal, y la seguridad debe estar entre las principales prioridades, especialmente, si se consideran aplicaciones en la nube. Además, la aplicación debe ser fácil de usar y debe disminuir el tiempo que los empleados pasan buscando información. También se debe contar con integración entre la aplicación y los demás sistemas de la empresa. Esto resulta crítico para poder visualizar los datos totales de la organización”, señaló.

El futuro se ve brillante

¿Qué es lo que viene para big data? Claudio Yamashita, gerente de Fujitsu Chile, considera que el chileno es un mercado joven y que, por ende, existe una gran oportunidad de crecimiento, tanto en demanda, como en desarrollo de soluciones que se ajusten a la medida de cada proyecto.

“Sin duda, a nivel local, la implementación de proyectos de big data y software de código abierto, como Hadoop, son un desafío gigantesco dada la prominente posición de Chile como plataforma de servicios para toda la región. A nivel global, el desarrollo de soluciones más robustas responde a una necesidad creciente –que no solo proviene de compañías grandes– por contar con sistemas capaces de procesar mayores números de datos”, indicó.

Alex Lagos

Para Lagos, de Tecnova, la maduración de la tecnología es un hecho, lo que la llevará a su rápida consolidación. “La virtualización de datos se convertirá en una realidad, y Hadoop tendrá un rol clave”, comentó. En esos términos, big data potenciará los servicios en la nube, así como dispositivos con automatización preconfigurada, permitiendo, entre otras cosas, que las empresas puedan ser mucho más inteligentes al usar los datos.

Montalvao de SAS Chile y Perú dio algunos ejemplos: “En retail, por ejemplo, muchas empresas ya están empezando a utilizar los ibeacons para geolocalizar a sus clientes dentro de la tienda y hacerles ofertas personalizadas; las empresas distribuidoras de energía, con los medidores inteligentes (smart meters), pueden medir el consumo de energía en los hogares con intervalos de menos de una hora, y con eso tener acceso a un nuevo mundo de información de consumo, aplicar analítica y tomar mejores decisiones de compra de energía, detectar de forma temprana el fraude e identificar aparatos que tengan problemas, e incluso reducir errores en las facturas hacia sus clientes”.

Finalmente, Lagos precisó que el fortalecimiento de big data contribuirá al mayor desarrollo de la inteligencia artificial y lo que se conoce como internet de las cosas. “Si las empresas logran aprovechar las ventajas de big data, y lo que implica en términos de análisis y gestión de datos, incluso podría ser un factor determinante para movilizar positivamente la economía”, concluyó.

Próximos pasos

Más sobre big data:

Big data y Hadoop en Brasil, ¿qué les depara el 2016?

Big data ayudará a aprovechar los datos para los negocios en 2016, dice Oracle

Big data necesita estándares para traer beneficios económicos, dice BSI

Este artículo se actualizó por última vez en febrero 2016

Inicie la conversación

Envíenme notificaciones cuando otros miembros comenten sobre este artículo.

Por favor cree un Nombre de usuario para poder comentar.

- ANUNCIOS POR GOOGLE

Close