Evaluar Conozca los pros y contras de las tecnologías, productos y proyectos que está considerando.

Por qué un gran ingeniero de red es como un encantador de aplicaciones

Los buenos ingenieros de redes pueden ayudar a la optimización de las aplicaciones empresariales de manera simple, y con un gran impacto.

Como ingenieros de redes, estamos tratando con un monstruo de nuestra propia creación. Construimos nuestras redes como conductos resplandecientes de transporte imparcial, que se adapta rápida y flexiblemente a cualquier necesidad de tráfico o negocio. Soldamos juntos tubos lisos sobre los que cualquier paquete que podría viajar, virtualmente desafiando al negocio a tratar de romperlos. Y nos sentimos cómodos sabiendo que mientras nuestras soluciones de monitorización de red generen informes de planificación de la capacidad, obtendremos juguetes aún más grandes y mejores para jugar.

Como tales, es casi inconcebible para nosotros que lo que impulse nuestra ingeniería no sea nuestro ordenado universo de completar las tareas a tiempo. En cambio, son las cajas de aplicaciones como serpientes. La difícil verdad es que las aplicaciones siempre han llevado el show cuando se trata de redes. Esta realidad puede ser muy difícil de aceptar en organizaciones donde el equipo de sistemas es liderado por un administrador de sistemas de menor categoría, y a menudo agotado, quien, si no está usando un casco de bomberos rojo y botas de goma, por lo menos siempre lleva el débil olor del humo y las cenizas. Sin embargo, es una verdad con la que debemos reconciliarnos.

El club donde no se aceptan a los de subrredes

Sin embargo, tampoco ayuda que algunos equipos de sistemas solo involucren a los administradores de red cuando es necesario, y no siempre nos piden unirnos a su grupo de almuerzo. No les molestamos per se, pero están conscientes de la mayor compensación, la independencia de tareas, la mayor satisfacción en el trabajo y la mayor responsabilidad y autoridad de muchos ingenieros de redes. En lugar de eso, digamos que muchos están en un camino de carrera para ser un administrador superior, a menudo en la creación de redes, pero aún no están allí y esto puede crear frustración que a veces se manifiesta de maneras desafortunadas.

Los síntomas comunes incluyen tickets de cambio relacionados con aplicaciones que tienen un hábito de arder a través del escritorio de red, pero se atascan con el equipo de sistemas, generalmente enredado en el establecimiento de prioridades y la conmutación de la sobrecarga de tareas. Sin embargo, esto no es solo acerca de cómo se sienten los equipos de sistemas acerca de los administradores de red. La realidad es que los administradores de sistemas suelen estar sobrecargados con docenas de tareas únicas y que compiten entre sí, que pueden ser difíciles de priorizar eficientemente. En realidad, esto representa una gran oportunidad para los administradores de red.

Dirige gurú, dirige

Olvídese de las abejas que zumban alrededor de las aplicaciones internas y céntrese en sus interfaces. Al hacerlo, se dará cuenta rápidamente de que sus habilidades de ingeniería de red pueden engrasar los patines y garantizar la entrega efectiva de servicios y aplicaciones de una manera que le encantará tanto a los usuarios como a sus propietarios de negocios.

Usted tendrá la oportunidad de hacer su ingeniería de manera correcta la primera vez, en lugar de quedar atrapado con convenientes implementaciones reaccionarias, llenas de defectos.

Las aplicaciones no son nada sin las redes. Ellas usan interfaces para conectar a los clientes, necesitan almacenamiento de baja latencia para trabajar eficientemente, envían imágenes vMotion en torno a redes de control y martillan las redes de área amplia con respaldos de recuperación de desastres. Por lo general se deja en manos del equipo de sistemas solucionar estos problemas y luego abrir tickets de red para cada elemento de la interfaz.

En lugar de sentarse de brazos cruzados esperando a que esto suceda, considere desarrollar proactivamente  plantillas de cambio para los tipos de aplicaciones más comunes, y hacer de éstas parte de su flujo de trabajo de red. Luego siga adelante y deje que sus administradores de sistemas se preocupen por las tareas pesadas como instalar certificados, juguetear con los archivos de configuración y aplicar parches mientras optimiza rápidamente la calidad del servicio, configura el monitoreo, asegura la seguridad de acceso, y despacha problemas de conectividad y enrutamiento.

Esto va a hacer un par de cosas para usted. En primer lugar, es un buen karma; el equipo de sistemas lo agradecerá. Segundo, y más importante, demostrará liderazgo y administración a un grupo muy influyente: los dueños de la aplicación.

Pero espere, aún hay más, y no tendrá que levantarse temprano

La virtualización cada vez más hace que partes importantes de la red del centro de datos sean opacas a las técnicas tradicionales de gestión, y necesitamos la ayuda del equipo de aplicación para ir más allá de ello. Hubo un momento en que los hipervisores individuales eran las cajas negras, pero al menos tenían cuatro tarjetas de interfaz de red para monitorear. Ahora, sin embargo, bastidores completos se están conectando con placas madre virtuales, borrando los límites entre la red, el almacenamiento y la computación. Ninguno de los problemas ha desaparecido; de hecho, por el contrario, a medida que la complejidad ha aumentado, también lo ha hecho el desafío. Mientras las consolas solucionan los problemas fáciles, los administradores de sistemas necesitan ingenieros de red más que nunca para depurar los problemas realmente difíciles. El deseo de ayudar en estos esfuerzos puede recorrer un largo camino para mejorar su visibilidad en el equipo.

Como extra, usted se convertirá en asesor valorado por el equipo más grande de ingeniería de infraestructura. Ahora que está armado con planes estratégicos con suficiente antelación, su porción de los tickets de cambio resultantes siempre será completada primero, como por arte de magia. Lo mejor de todo, no estará jugando a ponerse al día. Tendrá la oportunidad de hacer su ingeniería de manera correcta la primera vez, en lugar de quedar atrapado con convenientes implementaciones reaccionarias, llenas de defectos. ¿Y con qué frecuencia deben ser remediadas estas deficiencias en la posproducción? Las correcciones nunca ocurren durante horas de oficina, solo durante cortes planeados a las dos de la mañana del domingo.

Este artículo se actualizó por última vez en febrero 2014

Profundice más

Inicie la conversación

Envíenme notificaciones cuando otros miembros comenten sobre este artículo.

Por favor cree un Nombre de usuario para poder comentar.

- ANUNCIOS POR GOOGLE

Close