BACKGROUND IMAGE: iSTOCK/GETTY IMAGES

Gestionar Aprenda a aplicar las mejores prácticas y optimizar sus operaciones.

Por qué importa la virtualización de funciones de red

La red corporativa se encuentra bajo tensión conforme los empleados llevan sus propios dispositivos al lugar de trabajo y las empresas hacen un mayor uso de los servicios de nube.

Las redes que fueron diseñadas para un entorno de TI conocido, con un número fijo de dispositivos de punto final y un conjunto de aplicaciones corporativas, ya no encajan con las expectativas de negocio para una mayor flexibilidad y el paso a la digitalización.

Para apoyar una mayor flexibilidad de la red, los principales proveedores de servicios de comunicaciones están desarrollando servicios de virtualización de funciones de red (NFV). En julio, los proveedores de red AT&T y Verizon liberaron servicios NFV a la carta.

De acuerdo con la firma de análisis IDC, la red es fundamental para el éxito digital. En el documento de IDC, Obstáculos para la transformación digital y cómo superarlos, patrocinado por Verizon, la consultora predijo que la transformación digital impulsaría los niveles de conectividad hasta 50% en todos los sectores industriales, solo en 2016.

"De forma alentadora, nuestro estudio apunta a planes amplios para invertir en mejoras de red de última generación, tales como redes definidas por software (SDN) y la virtualización de funciones de red (NFV)”, dijo el documento.

John Jackson, de IDC, escribió: "El liderazgo digital requiere orquestación de datos avanzada basada en software, y políticas y SLA que la rodean, con el enrutamiento optimizado a través de las redes. Las múltiples plataformas de nube deben integrarse con los servicios en las instalaciones y de co-locación para crear un entorno empresarial unificado”.

"Los recursos de seguridad y de computación de la red deben ser provisionados casi en tiempo real a través de portales de autoservicio, y los recursos deben reasignarse dinámicamente o incluso de forma automática, con base en reglas de negocio predefinidas. Todo esto debe ocurrir con rendimiento y seguridad que inspire confianza entre extraordinariamente nuevos niveles de complejidad”.

Paisaje cambiante de TI

Los operadores de red están buscando adaptarse a un cambiante paisaje de TI. Peter Konings, director de productos de Verizon, dijo: "Hace diez años, una organización tenía a todos sus empleados trabajando en una de sus oficinas”.

“El personal consumía aplicaciones empresariales alojadas en el centro de datos corporativo, y utilizaban dispositivos proporcionados por la empresa, protegidos por un firewall corporativo. La realidad de hoy es que los empleados necesitan flexibilidad y trabajan con múltiples dispositivos y algunas de las aplicaciones que utilizan son de una nube pública”.

Y el panorama de TI corporativo sigue cambiando. Por ejemplo, Konings dijo que una unidad de negocios puede decidir que requiere una nueva solicitud y la comprará con la tarjeta de crédito corporativa sin informar al departamento de TI.

“Muchas de las formas en que las redes han sido diseñadas han permanecido estáticas”, dijo. “Un enfoque radial de la red es bastante robusta, pero este método es estático y este tipo de redes ya no son capaces de soportar verdaderamente los cambios continuos en los negocios ágiles”.

Con la virtualización de funciones de red, los servicios que se ejecutaban en el hardware en el centro de datos, tales como enrutamiento, optimización de WAN y firewalls, ahora se pueden entregar en el software.

Los servicios de red virtualizada de Verizon ofrecen lo que la compañía describe como red como servicio, a través de una plataforma abierta. El servicio de Verizon es compatible con Cisco, Juniper y Palo Alto.

Mover aplicaciones a la nube cambia en gran medida la forma en que las cargas de trabajo se enrutan, dijo Konings. Hace algunos años, los proveedores de nube comenzaron a ofrecer la interconexión segura entre los centros de datos internos y los servicios basados ​​en la nube. Pero esto tiene sus limitaciones, porque no todas las aplicaciones tienen los mismos requisitos de red, añadió.

NFV ofrece a los departamentos de TI una forma de optimizar la red dinámicamente, en función de los requisitos de las aplicaciones que se ejecutan en la parte superior de la misma.

“Le damos al cliente algunas opciones simples, ya sea una red enrutada tradicional o una red definida por software”, dijo Konings.

De acuerdo con Konings, la red SDN de Verizon está diseñada para asegurar que una aplicación siempre tome la ruta más adecuada. El servicio se entrega ya sea como un aparato en las instalaciones o como un servicio en la nube. El aparato es, efectivamente, un servidor blade basado en Intel que ofrece enrutamiento simple, en el que se puede ejecutar servicios de red adicionales.

Verizon también está lanzando una plataforma de nube virtual, que Konings dijo sería lanzada en 30 mercados globales para el final del año.

En términos de licenciamiento, Verizon cobra una sola tarifa mensual, dijo. El costo real varía, dependiendo de la ejecución de los servicios, que pueden estar basados ​​en el ancho de banda consumido o en el número de conexiones.

Administrar NFV

De acuerdo con la firma de análisis de Gartner, conforme los elementos se vuelven virtualizados, se espera que los proveedores de red agreguen monitoreo en tiempo real y automatización, así como capacidades de monitoreo del rendimiento por demanda. A medida que más y más elementos de red son virtualizados, el monitoreo de la capacidad a través de redes físicas y virtualizadas será crítica, escribió el analista de Gartner, Amresh Nandan, en el informe SDN/NFV requiere una nueva arquitectura de TI en los CSP.

Por ejemplo, Nandan dijo que los sistemas de gestión de fallos se han utilizado principalmente para la garantía de servicio. De cara al futuro, él sugirió que estos sistemas podrían utilizarse también como retroalimentación para soportar las actividades de gestión de la capacidad.

“Esto se debe a que, en el caso de los recursos virtualizados, será fácil implementar componentes adicionales en caso de un escenario de conmutación por error a través de respectivos sistemas de virtualización”, escribió.

Las redes de los clientes están evolucionando, soportando crecimientos elevados de datos y múltiples ubicaciones.

Según Roman Pacewicz, vicepresidente senior de gestión de la oferta e integración de servicios de AT&T Business Solutions, desde 2007 a 2015, la red de datos móviles de AT&T creció en 150,000%. "El modelo de aparatos tradicionales no crece de acuerdo a la ley de Moore", dijo, haciendo el costo de las redes prohibitivo.

La compañía ha estado llevando a cabo inversiones fundamentales en los últimos cinco años, pasando de una red centrada en hardware a una centrada en software.

"Estamos moviendo toda nuestra red a un modelo de software", dijo Pacewicz. Para finales de este año, 30% de la red de AT&T será una red definida por software construida en torno a su motor de políticas de gestión de orquestación mejorada del control, EComp.

Las funciones de red se proporcionan a través del entorno de nube distribuida OpenStack de AT&T, disponible en varias ubicaciones a nivel mundial.

Al igual que la NFV de Verizon, AT&T utiliza un aparato en las instalaciones para virtualizar los servicios de red en el lugar, en las oficinas de los clientes, proporcionando una puerta de entrada a su nube distribuida. Este aparato virtualiza cuatro máquinas virtuales para las funciones de red, y se conecta a una red existente con una interfaz gigabit. AT&T proporciona un enlace LTE, que ofrece conectividad móvil a la caja, incluso si el enlace primario se cae.

Por último, hay una biblioteca de funciones de red virtualizadas.

Reducir el costo

El director de investigación de Gartner, Amresh Nandan, dijo que las redes han sido tradicionalmente construidas para ejecutar servicios específicos, pero dada la forma en que internet está siendo utilizada en la sociedad, esta forma de construir servicios de red ya no es apropiado. "No es suficiente para proporcionar ancho de banda", dijo. "Ahora, la gente necesita ancho de banda que pueda crecer y reducirse según la demanda, lo cual no es posible con la tecnología de hoy en día".

NFV cambia las arquitecturas de red desde el hardware físico al software que se ejecuta en los aparatos de uso general. "Esto proporciona importantes ahorros de costos", dijo Nandan. "El hardware también puede ser manejado por TI".

Con TI ejecutando los servicios NFV, la red se vuelve más ágil y flexible, dice Nandan.

Pasar de hardware de red dedicado a un modelo virtualizado basado en la nube también reduce el costo de propiedad. "Si la red de un cliente tiene que cambiar, se puede cambiar a través del software", dijo Pacewicz de AT&T.

La administración remota, como en Ecomp de AT&T, permite a los administradores de TI  desplegar parches y nuevas configuraciones a las sucursales mucho más fácilmente de lo que era posible cuando la red se basaba exclusivamente en el equipo físico.

Nandan de Gartner dijo que TI también trae DevOps a las redes, lo que permite que la red se vuelva programática, dando a las aplicaciones la capacidad de solicitar servicios de red de manera dinámica y proporcionando actualizaciones continuas.

Podría decirse que, como ha sido el caso con el cambio a la computación en nube, virtualizar las funciones de red existentes es el primer paso. Con el tiempo, aplicaciones nuevas e innovadoras podrían surgir.

Inicie la conversación

Envíenme notificaciones cuando otros miembros comenten sobre este artículo.

Por favor cree un Nombre de usuario para poder comentar.

- ANUNCIOS POR GOOGLE

Close