James Thew - Fotolia

Evaluar Conozca los pros y contras de las tecnologías, productos y proyectos que está considerando.

Por qué Leonardo depende de una metodología de pensamiento de diseño

En esta sesión de preguntas y respuestas, Mike Flannagan de SAP explica la naturaleza cambiante de SAP Leonardo y cómo un proceso de pensamiento de diseño puede ayudar a las empresas a implementar las tecnologías de Leonardo más rápidamente.

Desde que SAP presentó SAP Leonardo, se hicieron preguntas sobre lo que realmente es. Al principio, se describió como una plataforma para aplicaciones relacionadas con IoT, pero pronto incluyó una serie de tecnologías de próxima generación como aprendizaje automático, inteligencia artificial, big data y fabricación aditiva. Sin embargo, SAP sostiene que SAP Leonardo es más que la suma de varias tecnologías, y es un sistema de innovación que puede ayudar a las empresas a impulsar proyectos de transformación digital.

En esta entrevista, realizada en SAP TechEd 2017, Mike Flannagan, vicepresidente senior de SAP Analytics y SAP Leonardo, analiza SAP Leonardo y cómo la metodología de pensamiento de diseño lo impulsa como un vehículo para la innovación y la transformación del negocio digital.

SAP Leonardo parece estar evolucionando mientras hablamos. ¿Cómo describe Leonardo a los clientes ahora?

Mike Flannagan: La forma en que estamos explicando qué debe lograr Leonardo está evolucionando, y la metodología de pensamiento de diseño está en el centro de la conversación.

Se trata de cómo interactúas de manera diferente con un cliente para ayudar a identificar problemas de gran valor que realmente valen la pena resolver. Cómo se lleva a cabo el proceso de pensamiento de diseño y el proceso de hacer diseño para crear prototipos para iterar rápidamente sobre esas ideas para resolver un problema. Se trata de tener un mapa de integración para que realmente comprenda cómo aprovechar esa innovación y volver a conectarla a los sistemas que ejecutan su negocio principal, de modo que pueda escalarlos y obtener el máximo beneficio, y luego incorporar todo eso en un caso de negocios para asegurarse que es realmente un buen retorno de la inversión antes de comenzar.

Esa idea es que, si es una gran idea, hagámoslo a escala. Pero si resulta que no es una gran idea, fallemos rápido antes de gastar un montón de dinero. Entonces esa metodología se encuentra en el corazón de Leonardo, mucho más que las tecnologías.

¿Cree que la gente está comprendiendo la descripción de la metodología de Leonardo?

Flannagan: Sí, eso creo. Las tecnologías subyacentes están disponibles a partir de muchas personas diferentes, por lo que en realidad se trata más de cómo esas tecnologías se combinan en torno a un problema de ngocios. Y, creo, que como tenemos más aceleradores de la industria que están disponibles con elementos de solución preintegrados, podemos demostrar de una manera muy tangible la reducción en el tiempo de implementación, luego se vuelve un poco más real para las personas.

Muchos de los elementos de Leonardo han estado en nuestra cartera de productos por un tiempo, por lo que el producto de Leonardo es cómo preintegrarlos en torno a un problema de negocios muy específico para implementarlo rápidamente y valorizarlo rápidamente.

Entonces, ¿el foco no está solo en las tecnologías, sino en la parte de diseño y resolución de problemas?

Flannagan: Sí, porque creo que la mayor preocupación que tienen muchos de nuestros clientes es que la transformación digital, o la transformación del negocio, es este tipo de concepto de gran dimensión. Se preocupan de que van a gastar millones de dólares haciendo algo y luego se dan cuenta de que tienen muy poco que mostrar. La metodología y el enfoque del pensamiento de diseño quita gran parte de ese riesgo.

¿Cómo funciona ese proceso de pensamiento de diseño?

Flannagan: Comienza con esos talleres de exploradores que hacemos para comenzar ese proceso de pensamiento de diseño para ayudar a identificar un problema que realmente es de gran valor.

Contamos con expertos en metodología de pensamiento de diseño y personas expertas en los componentes tecnológicos subyacentes y en la arquitectura empresarial general para garantizar que, cuando un cliente identifique un problema que valga la pena resolver, haya alguien allí que pueda ayudar a construir la arquitectura correcta. Luego usted construye ese mapa de integración [para que] lo que está innovando se conecte con todas las cosas que ya tiene.

También traemos una combinación de personas internas y externas, que son expertos en Leonardo, en torno al desarrollo de casos de negocios para asegurarnos de que nos relacionamos claramente con el retorno empresarial estimado en función de las aportaciones de nosotros y del cliente. Entonces, reunir esos recursos y realizar esa inversión es un tipo de inversión previa a la venta, y no es hasta que el cliente dice: 'Sí, ese es un prototipo que mis usuarios pueden respaldar, y un caso de negocios que mi junta puede respaldar' que comienza a convertirse en un compromiso totalmente pagado.

¿Cómo funcionan los aceleradores de la industria?

Flannagan: Hoy en día, hay unos 15 aceleradores de la industria que hemos construido. Tendremos un arquitecto en la sala que comprenda cómo armar lo que podríamos construir con lo que ya tiene, y queremos que entiendan el por qué. ¿Qué estás tratando de resolver? ¿Por qué es importante para ti? Por lo tanto, no se trata solo de una arquitectura como un elemento abstraído, sino que queremos asegurarnos de que se relaciona con los objetivos comerciales.

También tendremos un experto de la industria en la sala; por ejemplo, si usted está en venta minorista, tendremos un experto en venta minorista en la sala. Ellos entienden su área de negocios y los problemas específicos que tiene, y realmente entendemos los elementos de la cartera de SAP, como las partes de integración técnica. La intersección de eso es una muy buena comprensión de cuál es el problema que realmente vale la pena resolver, y qué problemas son repetibles entre los clientes donde podríamos querer construir un acelerador, frente a los problemas que son muy específicos para usted como cliente, donde puede necesitar una solución más abierta o personalizada.

¿Qué preguntan los clientes sobre los costos, y se incorpora eso al pensamiento de diseño?

Flannagan: Por supuesto, todos quieren saber cuánto costará, pero el elemento de cuánto cuesta si es un gran éxito no es tan relevante. La pregunta es cuánto me va a costar si trato de hacer esto y no funciona.

Entonces, los aceleradores son importantes porque los clientes deben tener costos fijos. No pueden entrar y preguntar cuánto costaría esto [porque] diríamos: ‘No estamos realmente seguros, dependerá de esto o aquello’. Los aceleradores tienen una etiqueta de precio fija, que incluye todos los servicios comprometidos. Entonces, construir un prototipo funcional para su entorno se incluye a un precio fijo.

¿Qué tan colaborativo es el proceso de pensamiento de diseño?

Flannagan: El caso de negocios es definitivamente la intersección de los datos que brindamos y los datos que deben proporcionar. Entonces podemos hablar sobre cuál será el costo real de integración para esta innovación con sus sistemas centrales. Nuestros arquitectos entienden cuáles son esas integraciones: la complejidad, el esfuerzo involucrado, la cantidad de horas que creemos que requeriría. Entonces, eso es un aporte de costos que SAP puede proporcionar.

Una de las cosas que los clientes tienen que proporcionar es su inteligencia para ayudarnos a comprender cuánto eso mejoraría realmente sus ventas. Hay algunas cosas que podemos hacer para ayudar a facilitar el proceso de llegar a eso, pero algunos datos tienen que venir del cliente, de modo que el caso de negocio se convierte en una construcción conjunta entre nosotros y el cliente para que todos se sientan realmente satisfechos al final.

¿Cuánto tiempo suele durar un proceso de pensamiento de diseño?

Flannagan: Comienza con un taller de exploración, que suele ser una hora o dos. Ese taller de exploración se convierte en un taller de pensamiento de diseño, que suele ser un día, pero podría ser de dos días.

A partir de ahí, si el cliente dice, 'aprobado, vamos', generalmente son de seis a ocho semanas hasta que tenga un prototipo funcional. Entonces, de principio a fin, estás hablando de seis a ocho semanas, más o menos.

Entonces, realmente, respecto a la parte que falla rápidamente, si eso no funciona uno sale relativamente rápido.

Flannagan: Esa es la idea. Usted sabe por adelantado que me va a costar X averiguar si se trata de un jonrón, un hit de base o una falta.

Este artículo se actualizó por última vez en febrero 2018

Profundice más

Inicie la conversación

Envíenme notificaciones cuando otros miembros comenten sobre este artículo.

Por favor cree un Nombre de usuario para poder comentar.

- ANUNCIOS POR GOOGLE

Close