Evaluar Conozca los pros y contras de las tecnologías, productos y proyectos que está considerando.

Panorama del uso del ERP empresarial en América Latina

Las antiguas soluciones monolíticas de ERP han evolucionado para mantenerse al día con los tiempos. Expertos chilenos nos cuentan cómo ha sido este cambio y ofrecen algunos consejos para sacarle provecho a su ERP.

Los sistemas de ERP o de planificación de recursos empresariales están en el centro de la operación de las compañías modernas. En el mercado existen soluciones de distintos proveedores, que permiten elegir tres tipos diferentes de implementaciones de ERP: en la nube, local o híbrida. Además, hay múltiples opciones de complejidad y costos según el tamaño de la empresa.

Roberto Alfaro, SCM Chile.

Según un reporte 2020 de Statista, se estima que el tamaño del negocio ERP será de unos 86 mil millones de dólares para el año 2022. “Qué duda cabe que los sistemas ERP son el súper nicho de negocios. Todas las empresas del mundo necesitan uno, mejor o peor, pero necesitan uno a riesgo de que puedan quedar varadas en el camino por ineficiencias, derivadas de prescindir de uno u optar por procesos manuales. En Chile y la región latinoamericana esto no es muy diferente, solo el tamaño del negocio es proporcional al tamaño de la región, pero la singularidad está en que la oferta está fuertemente diversificada, respondiendo a los tamaños de empresas”, enfatiza Roberto Alfaro, gerente general de SCM Chile.

Mauricio Le Feuvre, TOC Biometrics.

De acuerdo con Mauricio Le Feuvre, consultor en TOC Biometrics: “Desde hace un buen tiempo, las soluciones ERP empresariales eran un must en las grandes compañías en la búsqueda de mayores eficiencias y con una penetración más baja en las medianas y pequeñas. Hoy, la eficiencia sigue siendo un factor clave que, junto con la masificación del cloud computing, las mejoras en seguridad, la disminución de precios al pagar por lo que se usa y la movilidad de los clientes, han provocado un aumento sustancial en el uso de estos sistemas integrados a empresas medianas y pequeñas”.

Jonathan Namuncura, IDC Chile.

En el caso puntual de Chile, se debe señalar que el segmento de grandes compañías es donde estas soluciones tienen la mayor penetración. “Toda esta categoría de empresas son usuarios de ERP. Si observamos los otros segmentos de empresas, las medianas también las utilizan, aunque no son tan robustos o completos debido a que las necesidades del negocio son diferentes. Existe cierta penetración, pero no tanto como en la categoría anterior. Finalmente, en las pequeñas empresas o individuales, el uso de ERP es más escaso. Por lo general, esta categoría tiende a externalizar el proceso de contabilidad, y muchas veces son sus contadores quienes terminan contratando un ERP o algunas soluciones de contabilidad o temas financieros”, sostiene Jonathan Namuncura, analista de soluciones empresariales de IDC Chile.

Desde hace muchos años, Chile ha estado en la vanguardia en la región en capacidades de infraestructura tecnológica, con disponibilidad de hardware, alfabetización digital de las empresas, servicios de conectividad y un contexto empresarial y económico en permanente crecimiento. Todo lo anterior ha generado un escenario muy fértil para una variada oferta y la generalizada adopción de diversos tipos de tecnologías y soluciones de tipo ERP, no solo para el segmento de empresas grandes, sino para una importante proporción de empresas medianas, e incluso algunas pequeñas.

“En los últimos años, los grandes proveedores internacionales de tecnologías ERP han innovado con importantes inversiones en cambios tecnológicos orientados a servicios en la nube, en Chile y toda la región, aprovechando los muy notables avances en infraestructuras y servicios en este sector que crecían a tasas superiores a dos dígitos. Todo lo anterior, en conjunto con el fortalecimiento de marcas y proveedores nacionales tradicionales –algunos con presencia de más de dos décadas– y con la irrupción de nuevos sistemas con tecnologías de punta, con oferta muy variada. En este último grupo se incorporan también, muy fuertemente, herramientas con licenciamientos y formatos del mundo open source y toda la comunidad que se genera típicamente con este tipo de filosofías (…)”, explica Francisco Savignone Troncoso, docente de la carrera de Ingeniería en Informática de la sede Padre Alonso de Ovalle de Duoc UC.

Marco Terán, Fundación País Digital.

En el contexto mundial de la actual pandemia, Marco Terán, director de desarrollo digital de Fundación País Digital, sostiene que las PyMEs han tenido que adaptarse a la incorporación de nuevas tecnologías. “Aun cuando se observan muchos beneficios en este proceso de implementación, según la última Encuesta Longitudinal de Empresas (ELE-5) del Ministerio de Economía, en su sección TIC, se evidencia que más del 80 % de las empresas tienen computadores o dispositivos móviles y más del 90 % usa internet, pero solo el 10 % tienen sistemas contables, de ventas o de almacenamiento de información en la nube. Es decir, la adopción de soluciones ERP en Chile es muy baja”.

Según IDC, se prevé que a los países en América Latina les tome de 6 a 11 meses realinearse ante los efectos del covid-19. Se podría tener una “nueva normalidad”, en términos económicos y de proyectos de TI, a partir del primer trimestre del 2021. “La crisis sanitaria ha provocado una disminución de alrededor de un 50 % en las inversiones en TI en América Latina. Chile, no es la excepción. Eso sí, el segmento de los ERP –principalmente SaaS y en la nube– se ha visto favorecido, debido a la imperiosa necesidad de las empresas de mantener sus operaciones durante la cuarentena y hacer frente a los desafíos que surgen con la pandemia. En ese sentido, más de un 50 % de las empresas pueden dirigir y administrar sus negocios desde cualquier lugar, en todo momento y conectar a sus colaboradores entre sí para continuar trabajando, sin importar su lugar geográfico, de manera fácil, rápida y segura. Así, las herramientas colaborativas y las soluciones para escritorios virtuales están teniendo un crecimiento importante”, dice Diego González, gerente general de Defontana

Qué hay de nuevo en las soluciones de hoy

Entre las novedades que se ha visto en las soluciones de ERP en los últimos años, es que comienzan a tener sinergia con otros módulos de las empresas, afirma Namuncura, de IDC Chile.“ Por ejemplo, cómo el ERP interactúa de manera virtuosa con el CRM o la administración del comportamiento del consumidor, la generación de campañas, o temas de logística y abastecimiento, entrega, entre otros. Esto ocurre ya que el mismo uso de los datos que generan las empresas les permite generar acciones predictivas de mantenimiento, de compra, entre otros. Es una retroalimentación constante, ya que cada vez los ERP se integran más a diferentes módulos tecnológicos de las compañías y comienzan a generar sinergias internas”.

Diego González, Defontana.

Para González, de Defontana, la inteligencia artificial aplicada a los ERP es una de las tendencias más importantes e innovadoras en esta área. “Los ERP serán más inteligentes e intuitivos, incluso, predictivos. Entre sus principales ventajas podremos apreciar una mejora de los procesos de toma de decisiones, mayor automatización de procesos y entrada de datos, aceleración de los procesos empresariales, nueva visión del entorno y capacidad de predicción y mejores resultados comerciales”, anticipa.

Además, los ERP están tendiendo a ser mucho más cercanos y amigables con los usuarios, incluso adoptando mejores prácticas y preocupación en la experiencia de uso. Esto los valida internamente en las mismas compañías que los emplean como una alternativa para implementación de comercio electrónico y otros tipos de funcionalidades que antiguamente no eran parte de estas suites.

Ciertamente, están migrando a espacios que los vuelven más flexibles, como la nube, explica Savignone, de Duoc UC. “Esto es coincidente con que las necesidades de las industrias han incrementado su adaptación a este tipo de plataformas, cada vez más enfocadas en formatos en la nube. Todo esto apalancándose en las funcionalidades tradicionales que soporten ciclos de negocios comerciales y administrativos estándares, como ventas, facturación y contabilidad. Por otro lado, la pandemia ha enfocado los esfuerzos en fortalecer herramientas integradas que reflejen la nueva forma de trabajar de las empresas. Entre ellas las videoconferencias, gestión de la documentación y asignación de tareas vía módulos colaborativos”, detalla.

Consejos de implementación al adquirir o renovar sistemas ERP

Cristóbal Vergara, SAP Chile.

A juicio de los expertos, las actuales condiciones mundiales están creando una presión sin precedentes para que las empresas se muevan más rápido y cambien en respuesta a nuevas amenazas y oportunidades. “Se requieren entornos seguros, accesibles y controlados para asegurar que las empresas sigan funcionando mientras se adaptan a las actuales necesidades. Para tener éxito, las empresas deben adoptar un nuevo enfoque basado en Intelligent Cloud ERP. Las compañías que construyan una base sobre tecnología inteligente en la nube obtendrán valiosas ventajas, como aumentar las ganancias, crecer más rápido e ingresar a nuevos mercados”, destaca Cristóbal Vergara, gerente general de SAP Chile.

En ese sentido, Namuncura, de IDC Chile, advierte que para poder tomar cualquier determinación sobre la adquisición o renovación de sistemas ERP, se debe tener claro cuál es la necesidad del negocio y la magnitud de la empresa: “Hoy en el mercado existe una solución tecnológica acorde a cada necesidad. Otro elemento para considerar es conocer si se requiere implementar en un servidor, en la nube o en una modalidad mixta. Este es un factor que siempre debe tener una revisión, ya que influye en los costos de la solución. Por ejemplo, si estamos hablando de modernizar la plataforma de una compañía de mediano tamaño, donde lo que se requiere es planificar recursos no tan complejos –como el envío de productos, órdenes de compra, facturación o módulos contables– esta necesidad debe tener relación con lo que se va a adquirir como solución. Esto implica contratar una solución que permita resolver esa necesidad en específico. Muchas veces se sobredimensiona un producto tecnológico en relación con lo que efectivamente se requiere en las compañías, pero esto, en vez de ayudar, termina siendo perjudicial ya que hace que esta nueva herramienta se termine transformando en un proceso más complejo, complicando el funcionamiento interno de la compañía”.

González, de Defontana, coincide con esto, pues señala que las empresas deben saber qué quieren y qué buscan cuando adquieren o renuevan un ERP. “Si eso implica reducir costos, mayor eficiencia, estar a la vanguardia tecnológica u optimizar la gestión, lo mejor es optar por una solución 100 % web reconocida, que tenga respaldo acreditado, que sea cibersegura, escalable, flexible, fácil de usar, y que no necesite invertir en infraestructura. Informarse, buscar referidos, conocer la experiencia y trayectoria de la compañía que va a ser, en definitiva, un socio de negocios. También es importante el presupuesto. Muchos creen que un ERP puede ser caro o engorroso de implementar, pero no es así; tampoco lo es migrar de uno a otro. Hoy, eso puede hacerse en un tiempo muy acotado y a costos muy accesibles. Incluso existen opciones a costo inicial cero para quienes están comenzando y escalables para ir creciendo en conjunto”, recalca.

Los especialistas consideran clave que las empresas enfoquen sus esfuerzos en la búsqueda y selección de soluciones integradas y con flexibilidad para los cambiantes entornos de negocio. Como lo señala Savignone, de Duoc UC, no es casualidad que las soluciones tengan cada vez más herramientas para integración de datos y utilización vía teléfonos móviles. “Las soluciones ERP que más aportan valor son aquellas que pueden reducir los costos de inversión, no solo con decisiones financieras relacionadas con formatos de arriendo, con infraestructura externalizada, sino también por la facilidad de adopción de los usuarios internos, y por las economías de ‘red’, en que es más valioso contar con herramientas más usadas para disminuir riesgos y brechas para casos ya probados”, concluye.

Tips de implementación de soluciones ERP

Marco Terán, director de desarrollo digital de Fundación País Digital, explica qué debe considerar al elegir y adoptar una solución ERP empresarial:

  1. Costos de instalación y adaptación: Considerar los costos iniciales y mensuales, junto con la configuración de los atributos propios del negocio.
  2. Plazos de instalación: Tiempo en que la herramienta está 100 % operativa para ser utilizada.
  3. Infraestructura y ciberseguridad: Si es un nuevo software, podría requerir computadores y otros dispositivos con software actualizados. En temas de ciberseguridad, considera que el software de clase mundial tiene menos vulnerabilidades.
  4. Capacidades de integración con sistemas: No olvidar el intercambio de información entre distintos sistemas informáticos.

Investigue más sobre La selección y actualización del software ERP

Close