BACKGROUND IMAGE: iSTOCK/GETTY IMAGES

???eHandbook.E-Handbook???

Convergencia y HCI en la empresa

Lo básico Póngase al día con nuestro contenido introductorio.
Este artículo es parte de nuestra guía: Guía esencial: Qué es la hiperconvergencia y cómo aprovecharla

Opciones convergentes vs. híper-convergentes: Inicie la búsqueda

El analista George Crump describe las ventajas y desventajas de las arquitecturas convergentes e híper-convergentes para ayudar a los compradores de primera vez a seleccionar el sistema más eficaz.

La convergencia es el pre-empaquetamiento o el colapso de múltiples niveles dentro del centro de datos –normalmente, el cómputo, las redes y el almacenamiento– dentro de una sola unidad. El objetivo de una arquitectura convergente es simplificar TI y mejorar el tiempo de valoración, lo que resulta atractivo para los centros de datos con exceso de trabajo y con poco personal.

Sin embargo, parte del desafío con la adopción de un sistema convergente frente a uno híper-convergente está llegando al momento oportuno. Con la excepción del modelo de software único, una organización necesita reemplazar o añadir de manera significativa a su población de servidor para lograr la convergencia. El primer paso hacia la convergencia también podría ser un nuevo proyecto, donde la naturaleza llave en mano de la plataforma permite un tiempo más rápido para valorar.

El mercado convergente e híper-convergente no existía hace cinco años. Ahora bien, a menudo abruma a los profesionales con opciones. Seleccionar un sistema a partir de la categoría correcta es fundamental para los planificadores de TI, para que puedan complementar las inversiones de TI existentes y cumplir con los objetivos a largo plazo de la organización.

Pros y contras de los sistemas convergentes

El primer paso es decidir si una infraestructura convergente frente a una híper-convergente funciona mejor para su entorno. Las arquitecturas convergentes pre-empaquetan los tres niveles, pero utilizan componentes discretos que son típicamente de fabricantes distintos. Estos productos son por lo general pre-integrados y, en teoría, todo lo que un administrador de TI tiene que hacer es conectarlos y comenzar la instalación de aplicaciones o la creación de máquinas virtuales (VM).

Operacionalmente, los sistemas convergentes son idénticos a un ambiente en el que los componentes se compran por separado. Hay dos ventajas principales de este enfoque:

• Un sistema convergente es muy complementario a una arquitectura existente. Es, después de todo, construido con piezas similares, si no idénticas.

• Estos productos se pueden ajustar de forma más granular ya que cada nivel es todavía un componente separado. Si es necesario un mayor rendimiento o capacidad de almacenamiento, un administrador puede agregarlo sin actualizar el rendimiento de la CPU, como a menudo se requiere con los sistemas híper-convergentes.

Hay varias arquitecturas convergentes que no estén previamente embalados. Estas son las arquitecturas de referencia que un profesional de TI o distribuidor designado usa para implementar el sistema. Estos sistemas proporcionan una mayor flexibilidad en términos de mezclar y combinar hardware, pero reintroducen la dificultad de instalación. Los proveedores de arquitectura de referencia se caracterizan por ofrecer una guía de instalación que debería hacerlo más fácil de implementar. También han acordado proporcionar apoyo técnico sin fisuras entre los componentes, lo que debería reducir cualquier discusión entre vendedores y clientes en cuanto a quién es el culpable de un posible fallo durante la instalación.

Los sistemas convergentes y arquitecturas de referencia convergentes vienen en una variedad de configuraciones. Algunos son todo-flash, otros toman un enfoque híbrido tanto con disco duro como con flash. Debido a que la capa de almacenamiento es todavía un nivel separado, no hay diferencia entre la evaluación de un sistema de almacenamiento destinado a una arquitectura convergente y una que no es convergente. Los pros y los contras de un híbrido en comparación con un sistema todo-flash son los mismos en un entorno de convergencia tanto como en un centro de datos tradicional.

Pros y contras del sistema híper-convergente

La otra opción es una arquitectura híper-convergente. En lugar de incorporar tres componentes claramente diferentes, las capas del cómputo, el almacenamiento y la red convergen dentro del hipervisor. Esto significa que el software de almacenamiento, puede correr a lo largo o está integrado en el hipervisor. Los sistemas híper-convergentes se venden y se ejecutan en nodos que albergan todos estos componentes. Por lo general, el software de almacenamiento agregará el almacenamiento de cada nodo del clúster. Estos sistemas ofrecen varias ventajas sobre las arquitecturas convergentes:

• Las arquitecturas híper-convergentes son a menudo menos costosas y menos complejas de implementar.

• Al sopesar la ecuación de lo convergente vs. lo híper-convergente, los sistemas híper-convergentes son más fáciles de operar ya que el almacenamiento, el cómputo y la gestión de la red están integrados.

• Los sistemas híper-convergentes son fácilmente escalables. Cuando se necesita desempeño de cómputo o almacenamiento adicional, todo lo que un profesional de TI tiene que hacer es instalar otro nodo para añadir recursos a la agrupación.

Hay dos aspectos negativos de una arquitectura híper-convergente:

• Puede ser más restrictiva en cuanto a la selección de hardware. A diferencia de las típicas arquitecturas convergentes, algunos sistemas híper-convergentes requieren que una organización compre todo el hardware y el software juntos y se espera que los nodos dentro de ese grupo sean idénticos. Esto limita la flexibilidad del sistema durante una actualización o expansión. También puede ser difícil de escalar simplemente uno de los componentes de la arquitectura híper-convergente, ya que un nodo viene con cómputo, almacenamiento y redes adicionales.

• A veces es difícil garantizar niveles precisos de rendimiento para aplicaciones específicas. La dificultad de asegurar la calidad del servicio se debe a la realidad de que las arquitecturas híper-convergentes son entornos "en los que se comparte todo". El mismo cómputo que alimenta el hipervisor también impulsa la aplicación en la que se ejecuta el hipervisor, así como los servicios de software de almacenamiento que pueden ser exigentes en su propio derecho.

A diferencia de los sistemas convergentes, los sistemas híper-convergentes cambian la forma en que se gestiona el almacenamiento. Uno de los requisitos básicos de cualquier infraestructura de almacenamiento que soporta un entorno virtual es que necesita proporcionar acceso compartido al almacén de datos de una máquina virtual. Esto es necesario para que la máquina virtual migre entre los hosts. Los sistemas híper-convergentes hacen esto al adicionar almacenamiento dentro de los hosts, creando un volumen virtual. El volumen virtual normalmente aprovecha algún tipo de replicación o de protección basada ​​en la paridad para proteger los datos de un fallo de la unidad o nodo. El almacenamiento en el huésped puede ser flash o discos duros.

Algunos sistemas híper-convergentes apalancan el flash para crear dos niveles de almacenamiento. El flash en el host almacena datos de VM actualmente activos en ese host, y luego se hace una copia en un nivel de disco duro (HDD) agregado (volumen virtual) para la movilidad y la protección de datos VM. La ventaja de este enfoque es que el rendimiento del almacenamiento VM es a velocidades de flash y ofrece una menor latencia de red, ya que la mayoría de los datos son locales a ese host.

Sistemas híper-convergentes: Appliance frente a sólo software

Todos los sistemas híper-convergentes son, en su núcleo, basados en software. En la mayoría de los casos, el vendedor híper-convergente se centra en el desarrollo de software de almacenamiento que es escalable a través de nodos de hardware y, a diferencia de un sistema de almacenamiento tradicional de escalabilidad horizontal, se ejecuta como una máquina virtual dentro de un grupo híper-convergente. Para los vendedores de este software, hay dos rutas hacia el mercado:

• El enfoque del appliance: Todo el sistema, hardware y software, se entrega como una sola unidad. La agrupación puede ser simplemente una cuestión de conveniencia para el cliente y el proveedor, simplificando el apoyo y facilitando la aplicación. También puede ser un requisito. El diseño del fabricante podrá requerir que todos los nodos del clúster sean idénticos, por lo que sólo tiene sentido para ellos para entregar los nodos.

• Solo software: El proveedor entrega el software y permite al cliente seleccionar el hardware del servidor de su elección. Esta opción ofrece la mayor flexibilidad en cuanto a la selección de hardware. También por lo general es el menos caro porque las organizaciones pueden aprovechar el hardware existente o comprar nuevo hardware de fuentes competitivas. En el lado negativo, el diseño de solo software requiere una planificación más adelantada y, potencialmente, un proceso de implementación más largo.

Flexibilidad del hipervisor en sistemas convergentes frente a los híper-convergentes

La flexibilidad del hipervisor también debe ser considerada en la evaluación de potenciales plataformas convergentes e híper-convergentes.

La mayoría de los sistemas convergentes, ya que son software con hardware previamente empaquetado, pueden funcionar con una variedad de hipervisores. Pero, de nuevo, debido a que una infraestructura convergente intenta acelerar la ejecución, a menudo pre-implementa el hipervisor con el hardware. El resultado es un sistema convergente que puede no ser tan flexible como parece.

Los aparatos híper-convergentes son similares en este sentido. La mayoría de los vendedores de híper-convergencia escriben su software para soportar una variedad de hipervisores. Pero debido a que el hipervisor es a menudo pre-implementado con el hardware, un cliente necesita hacer su selección por adelantado. Los proveedores de software híper-convergente también soportarán múltiples hipervisores, pero ya que no hay pre-integración con el hardware, un cliente tiene una mayor flexibilidad.

Sistemas convergentes con un hipervisor personalizado

También hay vendedores de híper convergencia que no aprovechan un hipervisor de mayor venta. En su lugar, utilizan un hipervisor de código abierto menos costoso –por lo general basado en Linux.

Aunque a menudo no es tan rica en características, estos hipervisores son fiables. La ventaja es que un proveedor de híper-convergencia tiene ahora un mayor control sobre cómo el hipervisor se integra con su hardware y no tiene que pagar la cuota de licencia requerida por los proveedores de software de hipervisor de primer nivel. El resultado debe ser un sistema más personalizado, menos costoso.

Mientras que los sistemas de hipervisores híper-convergentes pueden no tener el soporte de terceros para los hipervisores de primer nivel, pueden ser ideales para las pequeñas y medianas empresas que no tienen una gran inversión en un hipervisor de virtualización en particular.

Inicie la conversación

Envíenme notificaciones cuando otros miembros comenten sobre este artículo.

Por favor cree un Nombre de usuario para poder comentar.

- ANUNCIOS POR GOOGLE

Close