zhu difeng - Fotolia

Lo básico Póngase al día con nuestro contenido introductorio.

¿On premise, Colo o Cloud? Seis aspectos a considerar para decidir

Hoy en día existen diferentes opciones para alojar la infraestructura de TI. Aquí se analizan cuáles son las más recomendables por tipo de negocio; así como las ventajas y desventajas que cada una representa, entre otros factores claves para tomar una decisión.

Santiago Suinaga, director de la Unidad de Negocios de Centros de Datos de KIO Networks abordó, en su ponencia dentro de Expo DataCenter 2017, los seis aspectos a considerar para elegir entre centros de datos on premise, en esquema de colocación o en la nube.

Estos seis aspectos se desglosan a continuación:

1.- Gasto vs. Retorno de inversión. Por cada peso o dólar que se invierte en TI se debe generar un valor al negocio. Esto es más complicado con CapEX (inversión en bienes) porque son montos más grandes, que van a demandar un mayor retorno. Además, en este modelo de propiedad, se invierte en un activo que se va a depreciar.

En el modelo de OpEX (pago de cuotas por alquiler) se paga conforme la tecnología se va utilizando. No es una inversión enorme. Además, sí se tiene control sobre ella, aunque el activo no sea de la empresa, porque se le puede exigir al proveedor de servicios un cierto nivel de desempeño y si no, se le aplica una penalización. Algo muy importante a considerar aquí es que entre más se base la empresa en el modelo on premise (en casa), se va a necesitar más CapEX.

2.- Ubicación. Esto es importante por el tema de la latencia (el tiempo que tarda un dato en viajar). Para operaciones como las bursátiles esto es esencial. Por ejemplo, las casas de bolsa deben estar más cerca de las bolsas de valores, porque al tener una menor distancia física, tienen una ventaja en la latencia.  Dependiendo de cada negocio y cada operación, hay que evaluar que tan crítico es esto.

3.- Costos. La energía, por ejemplo, en Estados Unidos es más cara en las costas. En México todavía no se ve eso, pero ahora con la desregulación que va a haber, en unos años el costo de la energía va a variar dependiendo de la ubicación. Si la empresa está asentada al lado de un parque eólico, los costos de distribución de energía serán más bajos, así que debe costar menos. Igual las telecomunicaciones, la mano de obra y la construcción pueden variar mucho en tarifas entre países, pero también por estados. Todo eso hay que considerarlo en el tema de costos.

4.- Riesgos. Hay que tomar en cuenta los desastres naturales, terremotos, huracanes, incendios forestales, inundaciones, al poner un centro de datos para no correr riesgos.

5.- Acceso a energías renovables. El tema verde tiene incentivos fiscales y sin duda es algo que está en boga. Hay que considerar si donde se va a poner un centro de datos hay proveedores que puedan ofrecer energía eólica, solar, geotérmica, etcétera. Y, por supuesto, verificar la regulación del lugar y las certificaciones requeridas.  

6.- Capacidad. Uno de los principales retos de un data center on premise es la capacidad. Muchas veces, una empresa se queda corta al planearlo, lo cual limita el crecimiento, y las expansiones de esto pueden tomar tiempo. Aunque una empresa tenga recursos para poner su propio data center, lo más difícil es estimar la capacidad. El negocio crece y el centro de datos no aguanta ese desarrollo, hay que pedir autorización para crecer el centro de cómputo, y eso tarda. Se cae en el escenario de que la empresa quiere crecer y TI no la deja.

Puede pasar entonces que dada esa experiencia anterior en un negocio, el próximo datacenter se planee con una mayor capacidad y resulta que algunas aplicaciones se van virtualizando y el centro de datos se queda a la mitad y el de finanzas preguntará: ¿qué pasa con este costo ocioso?

¿Qué opción es mejor para su empresa?

Ante todo lo anterior, es evidente que no hay opción única que sea mejor, lo más aconsejable es elegir una solución híbrida. “Se podrían dejar on premise cosas que dependan de su ubicación, como el control de acceso y quizá el tema de la video vigilancia, de las cámaras en la instalación, o el tema de red para darle servicios a la gente, con un ruteador donde aterricen los enlaces dedicados y también la parte de automatización, si se está en una industria que requiere automatización en el edificio”, dice Suinaga.

En el tema de Colo (colocation, o renta de espacio para servidores y otra infraestructura de cómputo), lo adecuado sería usarlo para las aplicaciones core del negocio, para una que no sea muy comercial, que se desarrolló internamente (ya se tiene el hardware, el software y la gente que la maneja).

En cuanto a la nube, el ejecutivo explica que se pueden poner plataformas y aplicaciones bajo demanda, que tengan picos, dependiendo del negocio: como los analíticos o el correo electrónico. Por ejemplo, para el eMail no es trascendental el tema de la latencia, no es como un robot que esté fabricando piezas y que si baja la latencia fabrica 4 mil 800 piezas en lugar de cinco mil, lo cual implica mucho costo.

De manera que lo mejor, aconseja Suinaga, es hacer una mezcla adecuada que sea eficiente en términos de costo–beneficio, y eso depende de cada negocio. 

Profundice más

Inicie la conversación

Envíenme notificaciones cuando otros miembros comenten sobre este artículo.

Por favor cree un Nombre de usuario para poder comentar.

- ANUNCIOS POR GOOGLE

Close