WavebreakmediaMicro - Fotolia

Lo básico Póngase al día con nuestro contenido introductorio.

Ocho tendencias emergentes de centros de datos a seguir en el 2016

Las instalaciones de centros de datos están experimentando un cambio tremendo, con tendencias que se afianzan como los estándares abiertos y DCIM, y tecnologías emergentes que empujan los límites de la densidad y la potencia.

La mayoría de los centros de datos será capaz de reducir el espacio físico al menos un 30% en los próximos cinco años, lo que será una de las varias tendencias emergentes del centro de datos de aquí al 2020.

El aumento de la densidad, la virtualización, el traslado a las instalaciones de colocación y la computación en nube, todo ello impacta las operaciones al interior del centro de datos, de acuerdo con Henrique Cecci, director de investigación de Gartner Inc., con sede en Stamford, Connecticut.

Los administradores de centros de datos deben dar un paso fuera de su zona de confort y pensar en una mayor densidad y su impacto en la energía, refrigeración y el espacio –y siempre pensar en la seguridad.

Esos mismos gerentes deben tener mejores planes de infraestructura, entender la influencia potencial de la Internet de las Cosas (IoT), y estar listos y preparados para su adopción generalizada.

Incluso con todos los cambios, "las instalaciones del centro de datos seguirán existiendo durante muchos, muchos años", dijo Cecci en la conferencia de Gartner sobre Centros de Datos, Infraestructura y Gestión de Operaciones, realizada recientemente en Las Vegas. Con esto en mente, él delineó ocho tendencias emergentes que afectarán a las instalaciones de los centro de datos.

1. Diseño de centros de datos de próxima generación

Los centros de datos hoy en día utilizan más kilovatios (kW) por bastidores o por pie cuadrado que nunca antes. Por ejemplo, hace unos años, los centros de datos fueron diseñados para soportar 4 a 5 kW por rack y ahora por lo general pueden obtener hasta 8 a 12 kW por rack o más.

"Tenemos más capacidad de cómputo por pie cuadrado", dijo Cecci.

Las nuevas tecnologías, como la infraestructura hiperconvergente, microservicios y contenedores, demandan más energía por rack, lo que, a su vez, requiere nuevas configuraciones y diseños.

Desde 2011, las nuevas pautas de temperatura y humedad han ayudado a "repensar el diseño del centro de datos", por lo que se puede diseñar con diferentes límites, dijo Cecci. Eso ha dado lugar a más y más centros de datos diseñados con un enfoque modular que impide el sobredimensionamiento.

"Creamos datacenters de múltiples zonas", dijo, con diversos niveles de demanda dentro de un centro de datos empresarial.

Esta es la tendencia que más influencia el trabajo de Jeff Dittmer. Como director de TI en un proveedor de TI del sector salud en Estados Unidos, su organización cuenta con 12 centros de datos con una mayor densidad y necesita energía adicional en cada rack.

"Ahora que nos estamos moviendo más hacia big data y el análisis de datos, y algunas de las nuevas tecnologías –como la infraestructura convergente y los sistemas integrados– estamos empezando a quedarnos sin energía antes de que nos falte espacio en el piso, y eso no es una cosa fácil de arreglar", dijo.

Ese es su mayor reto, "por el momento". Algunos de los bastidores en sus centros de datos están muy por encima de la media a los 17 kW por rack, dijo.

"Tratamos de utilizar cada bit de los servidores que ponemos allí", dijo Dittmer.

El personal en las instalaciones se queja de que su equipo está "matando el poder", y otros dicen que están haciendo un gran trabajo.

Cecci de Gartner dijo que una mejor planificación puede ayudar a evitar las limitaciones de potencia. Lleva casi un año construir un nuevo centro de datos, lo que a veces puede hacer que la planificación para la energía futuro requiera de un desafío.

2. Retos de seguridad

Internet de las cosas (IoT), el cómputo de nube y la infraestructura definida por software están aumentando la preocupación por la seguridad, dijo Cecci.

Tanto la industria como el gobierno están levantando la barrera con regulaciones y creciente escrutinio, especialmente las empresas de banca y finanzas.

"No podemos proteger solamente la frontera, hay nuevos tipos de amenazas a la seguridad", dijo.

La seguridad debe ser integrada en todo el proceso, con términos tales como DevSecOps reemplazando a otros como DevOps para hacer que la seguridad sea parte de todo el proceso, dijo Cecci.

3. Internet de las Cosas

Los impactos externos de la IoT están creando nuevas demandas para el centro de datos. Para el 2020, Gartner predice que unos 25 millones de dispositivos estarán conectados a internet, creando una mayor demanda externa de almacenamiento y comunicación con el centro de datos.

No sólo habrá demandas externas, dijo Cecci, sino que la IoT también será cada vez más parte de las operaciones dentro el centro de datos para cosas tales como la gestión de activos por medio de sensores para controlar la temperatura y la seguridad física.

"Esta es una tendencia cada vez mayor dentro del centro de datos, y cada vez vemos más y más de esto", dijo Cecci.

4. Estándares abiertos

El Proyecto de Cómputo Abierto (OCP, por sus siglas en inglés) fue desarrollado por Facebook y se ha desplegado en los centros de datos hiperescala para reducir los costos operacionales. Estas son tecnologías innovadoras que comenzarán a tener un lugar en un número creciente de centros de datos, dijo Cecci.

"En el centro de datos, somos muy conservadores; tendemos a usar las mismas cosas", dijo Cecci, señalando que OCP ha comenzado a afectar las normas ahora. Existe una creciente adopción de OCP por los centros de datos empresariales para reducir costes operativos, dijo.

"Estamos viendo más movimiento en esta área", dijo, señalando el mercado original de servidores de fabricantes de diseño tenía una cuota de mercado del 0% hace unos años, y ahora ha llegado de un 6% a un 7%.

Los estándares abiertos para la creación de redes y el almacenamiento también cambiarán la forma en que los profesionales de TI piensan sobre las instalaciones de los centros de datos en el futuro, dijo Cecci, incluso si al final no se trata más que de un estándar abierto individual.

5. Métricas avanzadas

La mayoría de los centros de datos se centran sólo en indicadores simples, tales como eficacia el uso de energía (PUE), pero el PUE no es suficiente.

"Se necesitan métricas más holísticas para mejorar la eficiencia del centro de datos", dijo Cecci.

La mayoría de los administradores de centros de datos con los que Cecci habla no conocen su consumo de kWh durante el último mes. Eso puede ser debido a que la información la tiene el departamento de instalaciones, o a que el centro de datos está compartiendo mediciones de energía con zonas de oficinas.

Los profesionales de TI tienen que medir más que solamente la electricidad, y ampliar sus mediciones al consumo de agua y a la cantidad de calor que se direcciona desde el pasillo caliente a las áreas de oficina.

"Tenemos que empezar a utilizar mejores métricas –y no solo el PUE", dijo Cecci. "A los ejecutivos de marketing les gusta hablar de PUE, pero hay grandes centros de datos con excelente PUE que no hacen nada."

6. Energía renovable

Las cuestiones ambientales continuarán importando en el centro de datos y a menudo se destacan en los informes del grupo ambientalista Greenpeace. La mayoría de los centros de datos de hiperescala tienen un compromiso con las iniciativas verdes y centros de datos empresariales están invirtiendo cada vez más en energías renovables para satisfacer los requisitos de cumplimiento o combatir la percepción pública de que la empresa no es "verde".

"Todos los grandes corporativos están invirtiendo mucho dinero en energía renovable", dijo Cecci.

7. Refrigeración líquida

Hace mucho tiempo que se habla de refrigeración líquida, comenzando por el enfriamiento de los mainframes hace muchos años. Ahora, las nuevas tecnologías pueden poner 250 kW en un solo rack, utilizando la refrigeración de inmersión líquida como un jugador importante para ciertos sistemas, como la computación de alto rendimiento, dijo Cecci.

Las ventajas de la refrigeración líquida incluyen la posibilidad de implementarla en áreas específicas –por fila y estante– y es muy tranquila y segura, con pocas piezas móviles. A pesar de sus beneficios, la refrigeración líquida no se encuentra en muchos centros de datos de hoy, dijo.

"La mayoría de estas tecnologías las veremos en los próximos dos a tres años", dijo Cecci.

8. Sistemas autónomos y DCIM

El software de gestión de infraestructura del centro de datos (DCIM) es diferente de lo que era hace tan sólo unos años, dijo Cecci, ya que incluye una mayor integración con diversas áreas del centro de datos, junto con el análisis predictivo.

"Con el tiempo, será DCIM más inteligencia", dijo, señalando que la funcionalidad de DCIM existirá, pero en diferentes productos con un nuevo nivel de inteligencia y automatización sofisticada.

Al final, esto probablemente dará lugar a la necesidad de un menor número de personas en el interior del centro de datos.

Este artículo se actualizó por última vez en diciembre 2015

Profundice más

Inicie la conversación

Envíenme notificaciones cuando otros miembros comenten sobre este artículo.

Por favor cree un Nombre de usuario para poder comentar.

- ANUNCIOS POR GOOGLE

Close