jamesteohart - stock.adobe.com

Evaluar Conozca los pros y contras de las tecnologías, productos y proyectos que está considerando.

Nuevas tecnologías inalámbricas para las empresas

Las comunicaciones inalámbricas están en la base de los procesos de producción y gestión empresarial, pero también sustentan la relación entre empleados, oficinas y equipos de trabajo.

Las comunicaciones inalámbricas están hoy en la base de los procesos de producción y gestión empresarial. Y sustentan la relación entre empleados, oficinas y equipos de trabajo. A grandes rasgos, se pueden diferenciar a aquellas basadas en tecnologías corporativas y las destinadas a la comunicación e interacción entre las personas. No obstante, la convergencia se ha convertido en la tendencia actual aplicada al mundo de los negocios. A continuación, vamos a revisar diversas tecnologías inalámbricas que son y serán útiles en la operación y comunicación de las empresas.

Diego Anesini, IDC Latinoamérica.

Diego Anesini, director de investigación en IDC Latinoamérica, explica que existen muchas tecnologías, pero la elección de una depende de cómo, dónde y para qué se la quiera usar. El ejecutivo señala que, para comunicaciones dentro de un área delimitada, como puede ser una fábrica, se suelen utilizar, además de WiFi, tecnologías como RFID, Bluetooth, LTE privado y recientemente 5G privado. Para áreas más extensas, existen las LPWAN (redes de área ampliada de bajo consumo energético) que incluye tecnologías como NB-IoT, LTE-MTC, ECGSM-IoT y otras que operan en espectro no licenciado como Sigfox, LoRa, 6LoPWAN, entre otras.

Un hecho relevante de destacar es que, durante esta pandemia, las soluciones de redes inalámbricas han jugado un papel cada vez más importante en las compañías. “Una solución de conectividad segura e inalámbrica es la basada en la tecnología LoRaWAN (Long Range Wide Area Network). Uno de los puntos positivos de LoRaWAN es su capacidad de penetración única; además, es relativamente rápida y fácil de instalar: esta red puede implementarse en un edificio o una torre y puede conectarse a sensores a más de 15 kilómetros de distancia o a sensores de minería profundos bajo tierra. LoRaWAN permite conectar de forma inalámbrica dispositivos que funcionan con IoT, proporcionando conectividad global de extremo a extremo entre objetos inteligentes y una plataforma de gestión de datos segura. Recopila y extrae datos clave, utilizándolos para aumentar la eficiencia operativa del negocio, ya que transforma estos datos en indicadores operacionales para optimizar el flujo de trabajo, mejorar la eficiencia y reducir los costos”, señala Leandro Laporta, director de arquitectos de Soluciones y Alianzas para América Latina de Orange Business Services.

Leandro Laporta, Orange Business Services.

En el segmento de consumidores, los expertos señalan que los servicios de voz tienen un futuro promisorio en servicios celulares al estar migrando a infraestructuras IP con niveles de confiabilidad más altos que los ofrecidos por tecnologías anteriores. Por otro lado, los servicios emergentes de VoLTE (Voice over LTE) y VoNR (Voice over New Radio/5G) totalmente paquetizados tienen incluso la capacidad de garantizar llamadas de emergencia de persona a persona y de difusión de las autoridades hacia los consumidores. 

Para el caso in-building, que es el ambiente donde existe el mayor consumo de datos, WiFi y su evolución a WiFi 6 seguirá siendo la tecnología de mayor consumo por usuarios móviles gracias a su facilidad de uso y a las velocidades de datos que puede proveer. En este sentido, Cisco, a través de su Annual Internet Report 2018-2023, pronostica un 30% de crecimiento anual de hotspots públicos hacia 2023.

En el caso del segmento empresarial, la industria está en un momento clave en las decisiones de adopción de tecnología como parte de la transformación digital. “Tradicionalmente, las arquitecturas inalámbricas empresariales han estado enfocadas a proveer cobertura y acceso seguro a aplicaciones de TI para su fuerza de trabajo, incluyendo empleados, socios de negocio y visitantes, que normalmente se clasificaban en grupos virtuales o VLANs con diferentes niveles de servicio. El día de hoy, las empresas empiezan a ver la transformación digital como un requerimiento estratégico en el negocio, y eso incluye extender la cobertura inalámbrica desde su entorno corporativo hacia su entorno de operación; integrar a la red las líneas de producción, sistemas de medición, controles de distribución, cadenas de suministro y logística, etcétera. Esto implica una integración entre los mundos IT y OT (operation technology) a través de las comunicaciones M2M (machine-to-machine). En este sentido, ha surgido una cantidad importante de tecnologías inalámbricas que ofrecen alternativas para cada caso de uso”, sostiene Mauricio Carrillo, director de Proveedores de Servicio para América Latina de Cisco.

La industria móvil, a través de los organismos de estandarización como 3GPP, ha desarrollado arquitecturas C-IoT (Cellular-Internet of Things) que aprovechan la infraestructura existente para habilitar servicios M2M. Como ejemplos están NB-IoT (Narrowband-IoT) y LTE-M (Long Term Evolution, Category M), que buscan satisfacer el segmento empresarial con necesidades de cobertura amplia en zonas en donde exista infraestructura 4G celular, y con requerimientos de uso de datos relativamente bajos (20-60 kbps por dispositivo). Los proveedores de servicios móviles pueden cubrir estas necesidades a través de servicios administrados y aplicaciones de valor agregado.

Mauricio Carrillo, Cisco.

Carrillo, de Cisco, agrega que, en paralelo, desde los ecosistemas no-celulares han surgido tecnologías que utilizan espectro compartido y que han ganado relevancia en despliegues privados. “El estándar LoRa-WAN (Long Range Wide-Area Network), a través del LoRA Alliance, tiene como objetivo proveer cobertura inalámbrica de rango amplio con foco especial a despliegues M2M de baja capacidad (hasta 20 kbps por dispositivo). Uno de los beneficios principales de LoRa es poder utilizar la gran cantidad de datos generados por las redes de sensores de forma bien estructurada, para ser interpretados por aplicaciones en la nube y generar reportes que sumen valor de negocio a las empresas. Más recientemente, la tecnología Wi-SUN (Wireless-Smart Utility Network), haciendo uso de los estándares 802.15 de IEEE, surge como alternativa de espectro compartido con foco en empresas de distribución eléctrica o utilities con el objetivo de implementar soluciones de smart grid comunicando las redes de monitoreo y gestión para capacidad baja y media (hasta 300 Kbps por dispositivo)”, detalla.

Respecto de la tecnología 5G, esta es probablemente la que será más transformacional para el segmento empresarial. Los especialistas advierten que la industria visualiza a 5G como una plataforma de servicios, más que como una nueva generación de redes inalámbricas. “Parte de los objetivos de 5G es poder integrar tecnologías existentes que tienen un camino claro de evolución (por ejemplo, Wi-Fi6 en 6GHz, LTE-Advanced con MU-MIMO, o enlaces satelitales) con tecnologías emergentes, todo en un mismo ecosistema. Parte de estas tecnologías emergentes en 5G son el uso de radiobases operando en frecuencias del rango milimétrico (arriba de los 24 GHz), mecanismos de beamforming más eficientes; o el network slicing, que es la capacidad de virtualizar elementos de infraestructura para dedicarlos a servicios con ciertas garantías de calidad y disponibilidad como vehículos autónomos, telemedicina y realidad virtual. Es clave entender que este ecosistema implica una integración total de tecnologías basadas en software como SDN, herramientas de automatización y soluciones de ciberseguridad para habilitar la gran cantidad de aplicaciones críticas para el negocio que requieren las diferentes verticales empresariales”, destaca Carrillo.

Qué se espera para el futuro de las tecnologías inalámbricas

Claudio Torres, D-Link.

Existe consenso de que, a futuro, las tecnologías inalámbricas serán fundamentales para la vida diaria de los usuarios y las compañías. En este sentido, Claudio Torres, gerente regional de D-Link, indica que: “Actualmente, nadie niega lo importante que son para conectar a las personas y mejorar la vida diaria. Las tecnologías inalámbricas simplemente serán más distribuidas, con mayor alcance o cobertura, y [tendrán un] mejor rendimiento que el actual, por supuesto. En definitiva, las tecnologías inalámbricas vendrán a mejorar la existencia de las personas”.

Además, las tecnologías inalámbricas ganarán cada vez más terreno por el auge de los dispositivos de internet de las cosas y la acelerada transformación digital que estamos viviendo a nivel mundial.

Laporta, de Orange Business Services, expresa que “la agricultura, la salud, el transporte o el retail pueden estar aprovechando más tecnologías de corto alcance como WiFi, Bluetooth o RFID en este momento. Pero todos ellos necesitarán, en algún momento, implementar una solución de largo alcance que proporcione un bajo consumo de energía y una ventajosa relación precio/ancho de banda que aumente la eficiencia y las capacidades organizativas en una gran área, a la vez que maximice los recursos y asegure la fiabilidad”.

Para Anesini, de IDC Latinoamérica, se espera que “el desarrollo de la conectividad se dé acorde al caso de uso que se trate: en los casos en los que la conectividad se da en un área delimitada como un campus, una fábrica, un hotel o una sede de espectáculos se desarrollarán más las tecnologías como WiFi 6, LTE o 5G (privado u operado por una telco). Ya en casos en los que se trate de cosas en movimiento o en grandes áreas geográficas, LPWAN, LTE y 5G tendrán más asidero”.

Por su parte, Carrillo, de Cisco, sostiene que es posible concluir que el futuro de las tecnologías inalámbricas puede visualizarse en dos sentidos. “Por un lado, la evolución propia de las tecnologías celulares y las de espectro compartido; por otro lado, la integración de todas estas tecnologías en un mismo ecosistema. Ese ecosistema está habilitado por pilares indispensables que son la nube, las tecnologías SDN, la automatización y la ciberseguridad, que en conjunto conforman la plataforma de 5G. Es evidente que los retos vayan surgiendo en 5G, y en este camino de integración para la transformación digital se tendrán que considerar para la creación del 6G y ecosistemas venideros”.

Tomás Castañeda, TOC Biometrics.

Finalmente, Tomás Castañeda, gerente de innovación de TOC Biometrics, aporta una visión más futurista respecto a la conectividad del futuro. “El proyecto Starlink de la compañía SpaceX planifica entregar internet satelital de alta velocidad y baja latencia con cobertura mundial, además de a un bajo costo. Incluso es interesante estar atento a qué pasará con la compañía Neuralink, también de Elon Musk, que promete el desarrollo de una interfaz cerebro-máquina para llevar nuestra conectividad con las redes y la inteligencia artificial a fronteras nunca antes vistas”.

Otras tendencias que considerar

Adicionalmente, existen otras tendencias de tecnologías inalámbricas que pueden resultar útiles en las empresas, de acuerdo con Luis Paredes, subgerente de preventa OTIC en Adexus, son:

Redes LPW (Área amplia de bajo consumo). Este tipo de comunicación se diseñó para redes de IoT (sensores, iluminación inteligente, etc.) de forma que permita proporcionar conectividad de bajo ancho de banda para aplicaciones y objetos bajo el objetivo de la “internet de las cosas”. Requieren una batería de larga duración y bajo consumo, lo que se transforma en una ventaja para los fabricantes de este tipo de tecnología dado su uso cada día más extendido.

Wireless Sensing. Cada día se extiende más el uso de tecnología de drones, así como de robótica. Esta tecnología de detección inalámbrica busca su utilización como un sistema de radar de estas tecnologías, extendiendo su aplicabilidad hacia asistentes virtuales.

V2X (Vehicle to Everything). Este tipo de conexión inalámbrica basará su capacidad en la comunicación entre vehículos autónomos y convencionales, buscando tener información incluso con la infraestructura vial y permitiendo conocer de la situación en la vía por la que se transita en tiempo real. Esta solución será útil para varios tipos de servicios, desde seguridad hasta info-entretenimiento. La aplicación de redes 5G permitiría el uso de esta tecnología, dado que se estudia agregar como requisito legal integrar los protocolos a los nuevos vehículos que salgan al mercado.

Seguimiento de ubicación inalámbrico mejorado. Cada vez más se requiere de un seguimiento útil de la cadena de suministro en IoT, así como capacidades de marketing con foco principal en retail. Se busca que este monitoreo se integre en el estándar de la IEEE 802.11az de nueva generación y además que se agregue al protocolo 5G.

Redes de retrodispersión. Se busca la aplicación de esta tecnología por sistemas inalámbricos como WiFi y 5G en comunicaciones de corto alcance y gran ancho de banda. Esto dado por la extensión en transmisión inalámbrica para video con capacidad de 4K y 8K.

 

Investigue más sobre Red inalámbrica LAN

Inicie la conversación

Envíenme notificaciones cuando otros miembros comenten sobre este artículo.

Por favor cree un Nombre de usuario para poder comentar.

Close