Gorodenkoff - stock.adobe.com

Noticias Manténgase informado sobre las más recientes actualizaciones de productos y noticias de tecnología empresarial.

Nube híbrida, computación perimetral y DevOps: Estrellas de la industria tecnológica en 2021

Este año, las empresas seguirán explorando las tendencias tecnológicas que les permitan aumentar su productividad, llegar a sus mercados, mantener esquemas flexibles y reducir costos. La nube híbrida, el perímetro y DevOps entre ellas.

El año pasado, la tecnología fue una aliada estratégica para las empresas, en tanto que no solo las acompañó, sino que también fue parte esencial del camino en la adaptación hacia la nueva normalidad.

La transformación digital se convirtió en una necesidad impostergable, tanto para el sector privado, como para el sector público. De esta manera, tendencias como la nube híbrida, la computación perimetral y DevOps serán la prioridad en materia tecnológica de estos actores para 2021.

Nube híbrida

Nube híbrida abierta 

Una de las principales revelaciones en el sector de tecnología es la nube híbrida abierta. Durante 2020, esta solución fue la elegida de muchas organizaciones que deseaban actualizarse y trasladarse de un entorno tradicional a uno digital. La tecnología de nube híbrida abierta les permitió obtener mayor escalabilidad y agilidad y, de esta manera, responder a los cambios rápidamente, aspecto que fue esencial durante la pandemia para satisfacer las demandas de los clientes.

Según un informe de Red Hat, el 63 % de los líderes de TI poseen una infraestructura de este estilo, y el 54 % de los que no poseen una, planea hacerlo dentro de los próximos 24 meses. «En un año desafiante, en el que la tecnología acudió en nuestra ayuda de diferentes maneras, la nube híbrida abierta demostró ser una gran aliada para nuestros clientes, con un enorme potencial a futuro gracias a su capacidad de flexibilidad y adaptación al entorno cambiante», indica Javier Carrique, director comercial de Red Hat.

Más foco en la seguridad

Para migrar cada vez más hacia nubes híbridas, las empresas deben tomar medidas de seguridad que mejoren el aislamiento, garanticen la integridad del sistema y de los datos e implementen estrategias de confianza cero, mientras cumplen con las regulaciones de privacidad de datos y se protegen frente a amenazas.

Los sistemas de hardware que brindan estas capacidades de seguridad se adoptarán ampliamente para proteger las cargas de trabajo de forma local y en la nube pública. «Veremos que los proveedores continúan invirtiendo en innovación de seguridad a medida que las empresas buscan adoptar tecnologías, incluida confidencial computing en sus entornos de nube híbrida, como una forma de proteger los datos durante el procesamiento y en reposo. Esta tecnología, combinada con el encriptado de datos en reposo y en tránsito, con control exclusivo de claves, protege conjuntos de datos sensibles y altamente regulados y cargas de trabajo de aplicaciones», explican desde IBM Systems Research.

De manera similar, cada vez más empresas comenzarán a experimentar con el cifrado totalmente homomórfico (Fully Homomorphic Encryption o FHE) para proteger sus datos. FHE permite que los datos permanezcan encriptados incluso durante el cálculo. Por ejemplo, las compañías de seguros pueden realizar análisis de los datos de atención médica de los pacientes, sin que la aseguradora pueda ver información de identificación personal.

IA y automatización

Emplear IA en el código de las máquinas acelerará significativamente el traslado de aplicaciones a la nube y su posterior capacidad de administración. Estas técnicas de IA ofrecen razonamientos sobre el comportamiento de las aplicaciones y su estructura para recomendar y automatizar la generación de candidatos a microservicios identificados.

«Este enfoque va más allá del proceso ‹tradicional› de contenedorización. La automatización es necesaria al migrar cargas de trabajo de misión crítica a entornos de nube. A menudo, las empresas primero deben determinar exactamente dónde se ejecutan sus aplicaciones de misión crítica. Una vez hecho esto, hay mucho involucrado en el traslado de esas aplicaciones y datos, que han estado operando en las instalaciones durante años, a entornos de nube híbrida, parte de las cuales esas empresas pueden no controlar directamente», apuntan desde IBM Research.

La IA también mejorará la experiencia de los desarrolladores de la nube y los ingenieros de confiabilidad; desde automatizar la modernización y la implementación de aplicaciones en nuevos entornos, hasta ayudar con la gestión diaria de aplicaciones.

Herramientas y unificación

Los desarrolladores requieren acceso no solo a una plataforma de nube híbrida, sino también a herramientas y frameworks que les permitan resolver problemas y ser productivos. Sin embargo, a los desarrolladores y científicos de datos sin años de experiencia les resulta muy difícil programar en entornos de nube híbrida.

En el próximo año, las herramientas de código abierto ayudarán a integrar muchas nubes y sistemas locales en una única plataforma híbrida sin fisuras, al acortar la curva de aprendizaje para programadores y no programadores. «Las empresas adoptarán un modelo de implementación de aplicaciones que sea más fácil de programar y usar para quienes no tienen mucha experiencia en la nube híbrida. Este avance liberará a los programadores con experiencia para trabajar en proyectos de mayor valor», señalan en IBM Research.

Computación perimetral

En un mundo donde todo es digital y los entornos tradicionales fueron desapareciendo, este tipo de tecnología se ha transformado en una prioridad para los gerentes de TI. Gracias a la computación perimetral (edge computing), las empresas pueden resolver problemas clave como el ancho de banda, optimizar velocidades e incrementar la calidad en la transmisión y procesamiento de datos, al tiempo que se reducen los riesgos ante potenciales ciberataques y se disminuye la latencia. 

«Con esta solución, se inaugura un nuevo paradigma en el cual se brindan servicios de procesamiento cercanos a la fuente, de forma tal que los datos producidos sean procesados allí donde se generan. Al acercar los servicios informáticos de análisis y procesamiento de datos al consumidor o a las fuentes de información, el edge computing acelera la toma de decisiones y el procesamiento de información en tiempo real. De esta manera, se elimina el factor tiempo que en algunos casos es crucial, y en muchos otros es, al menos, un costo extra», comenta Carrique.

De acuerdo con un estudio de Gartner, la expectativa es que para el año 2025, el 75 % del total de los datos creados por las empresas serán gestionados por sistemas basados en este tipo de arquitectura. No es de extrañar, entonces, que la computación perimetral sea la ventaja competitiva clave y el elemento decisivo para la sostenibilidad de los negocios. 

Boom de DevOps

Este cambio, que se produce en el interior de las empresas, tiene sus cimientos en la transformación de la cultura corporativa y la adopción de nuevas metodologías de trabajo, mucho más colaborativas y transparentes. Se trata de un elemento clave en la implementación de nuevas tecnologías, ya que hace posible la innovación y genera un esquema de trabajo en pos de la mejora continua. 

En este sentido, DevOps es una metodología de vital importancia para la transformación cultural, ya que describe los enfoques para agilizar los procesos con los que una idea pasa del desarrollo a la implementación, en un entorno de producción en que puede generar valor para el usuario.

«DevOps requiere de realizar los desarrollos de forma nativa en la nube y de la posibilidad de automatizar grandes cargas de trabajo. Dentro de este enfoque, Kubernetes es la plataforma ideal para gestionar y automatizar todo tipo de operaciones y desarrollo de software basado en contenedores, pudiendo administrar y aumentar la carga de trabajo al tiempo que se eliminan pasos que se realizaban manualmente», apunta el informe de Red Hat.

En este sentido, el diferencial en toda empresa de tecnología o departamento de TI radica en esta combinación entre un enfoque centrado en el desarrollo e implementación como DevOps, y la utilización de un orquestador como Kubernetes, que permite gestionar múltiples cargas de trabajo y automatizar procesos. De esta manera, gracias a su eficiencia y flujo de trabajo, DevOps se convierte en la metodología elegida para los futuros proyectos en materia de TI.

Investigue más sobre Cloud computing (Computación en la nube)

Close